Ciudad

Saavedra y Cullen

Inauguraron una biblioteca en el Irar

El nuevo espacio lleva el nombre César González, un joven que pasó por distintas instituciones de recuperación y estuvo presente en el acto


El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia, a través de la Dirección Provincial de Justicia Penal Juvenil, inauguró la biblioteca César González, en el Instituto de Recuperación del Adolescente de Rosario (IRAR), ubicado en Saavedra y Cullen.

El nuevo espacio, que se enmarca como una instancia de trabajo dentro del eje socioeducativo que es central en la institución, lleva el nombre de César González, un joven que pasó por distintos institutos de recuperación de personas en conflicto con la ley penal, y que encontró en el arte una forma de expresión y recuperación.

El nombre fue propuesto por los propios jóvenes alojados en el IRAR por considerarlo simbólico para el nuevo espacio.

César González, quien estuvo presente este miércoles en la inauguración de la biblioteca, es un joven de 29 años, poeta y director de cine. Luego de haber transitado por el Instituto de Menores Luis Agote y la cárcel de Marcos Paz, entre otros institutos, encontró en las letras y en la filosofía, la salida que buscaba para convertirlos en aprendizajes y construir un futuro.

“Creemos que la lectura es una de las principales herramientas para la reintegración social de los jóvenes que transitan por el IRAR. Estos jóvenes que se encuentran en conflicto con la ley penal frecuentemente provienen de situaciones de vulneraciones de sus derechos más básicos: a la educación, a la salud”, señaló el subdirector de Justicia Penal Juvenil, Francisco Bracalenti.

En la misma línea, resaltó que “espacios como este permiten que puedan realizarse actividades tendientes a ampliar el universo de una de las herramientas simbólicas más importantes para la expresión: la palabra. Así como donde faltan palabras para verbalizar sentimientos, angustias, pensamientos, aparece la violencia, donde se amplía el universo de palabras, se apuesta a otras dinámicas de convivencia, de integración social y de resolución de conflictos”.

“César es un ejemplo en ese sentido; que los propios jóvenes hayan elegido su nombre para esta biblioteca y que él haya podido estar presente en la inauguración es una señal de que vamos por buen camino”, señaló Bracalenti.

Por su parte, César González manifestó su agrado por la invitación y “porque fueron los mismos pibes los que eligieron” que la biblioteca lleve su nombre.

Las obras de González encuentran inspiración en autores como Foucault, Hume, Heidegger y Feinmann, en el campo de la filosofía, y Bradbury, Poe, Arlt, Walsh y Girondo, en el de las letras. Toda su producción se encuentra fuertemente impregnada por las distintas realidades que vivió en su lugar natal (la villa “Carlos Gardel”, en Morón) y durante el transcurso de su vida.

Si te gustó esta nota, compartila