Policiales, Región

Revuelo en el norte santafesino

Imputaron al abogado y ex diputado radical Hernán Agú y a su hijo por el “abigeato del siglo”

Junto a un empleado de confianza los detuvieron el domingo tras una denuncia por el robo de dos mil cabezas. En sus campos encontraron vacunos con la marca adulterada. La magnitud del delito sorprende


Detención del ex diputado Agú, el domingo último. También apresaron a su hijo y a uno de sus empleados.

Hernán Agú tiene 66 años, es abogado, productor ganadero y ejerció como diputado provincial por la Unión Cívica Radical, partido en el cual se instaló como dirigente en el Departamento Vera. Lo detuvieron el domingo último junto a su hijo Emilio, contador, y uno de sus empleados de confianza, Leonardo Balsaretti. Este miércoles, imputaron a los tres por los delitos de abigeato triplemente agravado por la participación de tres o más personas, por la adulteración de marcas y señales en los bovinos y por la experiencia en la actividad ganadera de dos de ellos.

Los tres aparecen involucrados en el robo de al menos 2.000 animales, según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA). El fiscal Nicolás Maglier explicó que a los tres se los considera integrantes de una organización que funcionó durante un año en inmediaciones de Golondrina, unos 100 kilómetros al norte de la ciudad de Vera, cabecera del departamento del mismo nombre. Hay pruebas del apoderamiento ilegal de 369 vacas y 120 crías que pertenecían al establecimiento rural “Las Gamitas”. Pero las denuncias son muchas más.

“Una vez que tenían la hacienda en su poder, procedían a alterar o adulterar las marcas y señales con las que había sido identificado el ganado”, explicó el fiscal que comanda la investigación junto a su colega Rubén Martínez. Los animales eran llevados luego a “La Nochera”, un campo lindero perteneciente a Agú. También utilizaban la estancia “El Lío”, propiedad de su hijo Emilio, de 32 años, quien la llama “La Resilencia”.

El tercer imputado como presunto jefe de la organización es Balsaretti. Tiene 28 años y en la reconstrucción fiscal de los hechos ocupa el rol de nexo para el traslado del ganado robado a otras zonas rurales alternativas. Entre ellas, el establecimiento “María Angélica”, que explotaba.

La Fiscalía estima que la maniobra requirió la intervención de al menos seis integrantes. Este jueves por la tarde, el juez penal Gonzalo Basualdo debe responder al pedido de prisión preventiva para los tres.

El robo del siglo
Allanamiento del campo de Agú padre, tras la denuncia del ganadero italiano sobre el faltante de dos mil cabezas.

 

La magnitud del abigeato que se investiga sorprende. Sólo la empresa del italiano Domingo Iannozzi, uno de los mayores productores de ganado del país, denunció que le faltan “casi 2.000 vacunos”. En el campo de Agú también encontraron hacienda de la Sucesión Flores, empresa de una familia chaqueña que produce carne en el norte santafesino.

La denuncia fue radicada el 19 de febrero de 2021 en la sede Reconquista del Centro Territorial de Denuncias. La causa por el robo de casi 200 millones de pesos en ganado vacuno es considerada una de las investigaciones de abigeato más grande de la historia de Santa Fe.

La investigación se originó por la presentación del administrador de los campos de Iannozzi sobre el robo de dos mil cabezas de hacienda a lo largo del tiempo. Hubo dos allanamientos del personal de la Guardia Rural “Los Pumas” en propiedades de los Agú, y allí encontraron 152 animales con la marca del productor italiano adulterada.

La estancia Las Gamitas tiene 70.000 hectáreas y está cerca de Los Tábanos (370 kilómetros al norte de Santa Fe), un pequeño pueblo en el límite entre los Bajos Submeridionales y la Cuña Boscosa. Allí es común que los animales crucen del campo de un productor al de otro. Pero cuando los empleados de Iannozzi detectaron que faltaban novillos pidieron permiso e ingresaron a un lote vecino, el de Agú padre. Allí estaba la hacienda faltante, pero con las marcas de identificación adulteradas.

Los Agú tienen sus establecimientos agropecuarios pegados al de Iannozzi. Comparten 10 kilómetros de línea divisoria entre las dos propiedades. Tras el operativo de Los Pumas, el juez Basualdo ordenó la detención preventiva de Agú padre e hijo y del peón de confianza.

Ninguno de los Agú pudo presentar documentación de compra legal del ganado hallado en sus propiedades. En varios medios locales, afirmaron, antes de que fueran detenidos pero con la noticia del abigeato metiendo ruido, que habían sido estafados por un administrador infiel en el que habían delegado negocios y el manejo de su marca, del que sin embargo no aportaron detalles.

La causa penal también genera chisporroteos en el escenario político del norte santafesino por el protagonismo de Hernán Agú como principal referente de la Unión Cívica Radical durante años. Desde ese partido, ya dentro del Frente Progresista, ocupó una bancada en la Legislatura provincial. En los últimos tiempos, sin embargo, se había corrido hacia territorio político de Cambiemos.

 

Comentarios