Ciudad, Últimas

Estafa

Imputaron a un agente bursátil y a tres profesionales por la quiebra fraudulenta de Le Rondini

Los acusados son el agente de bolsa Claudio Brancatelli, titular de la firma Cambio Estelar, el abogado Francisco A.  Norvald B., administrador y gerente, y a Raúl A., contador de la empresa y que además fue el encargado de acercar a los inversionistas cuando la empresa estaba en problemas


El fiscal de Delitos Económicos de la Agencia de Criminalidad Organizada Miguel Moreno imputó este miércoles a un agente bursátil, un contador y un abogado por supuestas maniobras fraudulentas que llevaron a la quiebra  de la agencia de turismo Le Rondini. La imputación fue en libertad y no se pidió prisión para ninguno de los acusados.

Según la Fiscalía, la causa penal surge de la civil por la quiebra Le Rondini, donde se determinó que fue objeto de una “quiebra fraudulenta por confusión patrimonial” de “socios ocultos ”; personas que supuestamente iban a darle oxígeno financiero, pero la habrían vaciado.

Los acusados son el agente de bolsa Claudio Brancatelli, titular de la firma Cambio Estelar, el abogado Francisco A.  Norvald B., administrador y gerente, y a Raúl A., contador de la empresa y que además fue el encargado de acercar a los inversionistas cuando la empresa estaba en problemas.

La última dueña de la agencia de viajes, que estaba ubicada en Córdoba y Entre Ríos, es Adriana Todisco, quien denunció a los ahora imputados por defraudación y estafa.

Le Rondini estaba en problemas y en 2017 le decretaron a quiebra. Sin embargo, el síndico detectó un sospechoso vaciamiento por parte de los cuatro profesionales involucrados, que dos años antes se incorporaron a la sociedad, a través de un acuerdo de entendimiento, con el pretexto de sacarla del ahogo financiero.  Según explicaron desde la investigación faltaron más de 6 millones de pesos y documentación fundamental para establecer cómo llegó la empresa a la quiebra.

Además, uno de los acusados terminó comprando el inmueble por una ínfima suma de dinero.

El local de peatonal Córdoba 1281 donde funcionó durante 30 años la empresa fue comprado por Brancatelli, dueño de la agencia bursátil Cambio Estelar, por 130 mil dólares el local aunque estaba tasado diez veces más. Sesenta y tres días después, fue traspasado a dos sociedades, que están bajo la lupa, en un valor varias veces superior al de la compra.

Según publicó el sitio especializado PuntoBiz, la estafa fue más allá: el agente de bolsa se hizo transferir la casa familiar de Todisco, en Pasco 600, a cambio de asumir una deuda de 3 millones de pesos que tenía la mujer con el Colegio de Escribanos por la hipoteca. La damnificada nunca abandonó su hogar, y hoy es objeto de un juicio de desalojo con sentencia favorable en primera y segunda instancia a favor de Brancatelli.

Pero hasta que se aclare el proceso penal, alguna de las partes, Fiscalía o defensa, podrían solicitar una medida cautelar de no innovar para suspender el lanzamiento. Todisco tenía otra propiedad en el macrocentro de Rosario, también fue subastada por el Banco Meridian luego del incumplimiento de pago de créditos que los nuevos socios sacaron a nombre de ella, pero que no devolvieron a la entidad financiera.

Comentarios