Policiales

Domingo de sesión maratónica

Imputan asociación ilícita al grupo Ungaro-Funes

Seis detenidos el jueves pasado, más dos hombres que ya estaban presos, enfrentarán acusación en Tribunales


Carlos Jesús "Pelo Duro" Fernández.

Este domingo, desde las 10, seis de los sospechosos detenidos el jueves pasado que están a disposición del fuero provincial –entre ellos Jorge “Gordo” Funes y Daniela Ungaro– serán imputados en el marco de una asociación ilícita que investigan la fiscal Gisela Paolicelli. También serán acusados formalmente los considerados líderes del grupo, ya presos por causas de homicidio: René “Brujo” Ungaro y Carlos “Pelo Duro” Fernández (foto). Hubo otros tres detenidos que sólo quedaron a disposición de la Justicia federal, mientras que la propia Ungaro y Brisa Amaral –ambas a disposición de ambos fueros– serán indagadas por el magistrado Carlos Vera Barros por comercialización de drogas recién el próximo miércoles.

Para los investigadores de ambos fueros –por el federal trabaja fiscal Claudio Kishimoto–, que trabajan en coordinación con la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), las cabezas de la organización están ya tras las rejas, mientras que algunos integrantes de los escalones medios e inferiores se mantienen prófugos. En cuanto a la asociación ilícita, voceros de la Fiscalía provincial dijeron que la audiencia imputativa para Daniela Ungaro (detenida junto con su hija en una casa de Funes) y Brisa Amaral (quien fuera testigo del crimen de Jonatan Funes) y otros seis detenidos se hará en la mañana de este domingo. De acuerdo con la misma versión, serán formalmente acusados también René Ungaro, quien cumple condena a 13 años de prisión por el crimen del ex jefe del paravalanchas leproso y mandamás de barrio Municipal, Roberto “Pimpi” Caminos, ejecutado en 2010, y Carlos “Pelo Duro” Fernández, detenido a fines del año pasado bajo acusación de matar a Cristian Ferreyra el 9 de mayo de 2017 en Biedma y Colón, en barrio Tablada. También serán acusados Matías O., alias Mojarra; Omar Jeremías A.; alias Gordo Springfield y Gastón R.

La investigación por asociación ilícita que conduce la fiscal Gisela Paolicelli se originó con el operativo Los Miserables, a cargo de la Policía Federal, que en mayo de 2017 produjo 33 allanamientos con el saldo de 14 detenidos. Fue el primer golpe judicial de envergadura a la saga de crímenes por disputados entre bandos que se profundizó desde marzo de 2016, cuando fue asesinada Mariela Miranda. Desde entonces, su hijo Ulises terminó asesinado, otro hijo, Alan, está detenido por homicidio, su hijastro Jonatan también fue ultimado y su hijastro Lautaro también está tras las rejas, acusado por catorce hechos diferentes, entre ellos el crimen de Cristian Ferreyra y una tentativa de homicidio.

El esposo de Miranda, Jorge “Gordo” Funes, fue preso anteayer en la causa por asociación ilícita, luego de haber sobrevivido a un ataque a balazos el 1° de enero en Alvear. Para la Justicia provincial, la entente Ungaro/Funes desplegó todo tipo de delitos del fuero ordinario en pelea con otros dos clanes, los Caminos y los Segovia. Alexis Caminos, hijo de Pimpi, está detenido por el crimen de Miranda, mientras que Rubén “Tubi” Segovia, considerado socio de Alexis y detenido por tres homicidios, fue asesinado días atrás en su celda de la cárcel de Coronda. Por el caso aún no hay imputados, pero se sospecha que lo mataron a traición en un pabellón que compartía con los integrantes del clan Caminos.

Este sábado fueron imputados otros dos detenidos: Gladis A., quien cayó en su casa de Cepeda al 5100 con un revólver 32, recuperó la libertad tras ser acusada por tenencia de arma de fuego, aunque deberá presentarse una vez a la semana ante la Oficina de Gestión Judicial durante un mes. Igual le fue a José Ubaldo M., quien fue detenido en Beruti al 1700 con una pistola 9 milímetros. En tanto se postergaron las audiencias para otras tres mujeres y un hombre detenidos por los mismos motivos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios