Ciudad

Falso stock

Imputan a acusados de estafa

Son 7 personas de Buenos Aires que ofertaban productos on line que luego no enviaban. Se quedaron con 885.000 pesos de los compradores. Seis de las víctimas son de Rosario. Fiscalía también los acusó por asociación ilícita


En mayo, Darío compró por un sitio web un motor de lancha por 62.200 pesos. Lo pagó en dos cuotas a través de una transferencia, pero el producto nunca le llegó. Lo mismo le pasó a otras 25 personas, 6 de las cuales viven en Rosario, quienes entre mayo y agosto adquirieron por internet televisores, motores de embarcaciones y play station que nunca recibieron. Hicieron la denuncia y la Justicia inició una investigación que dio con una banda dedicada a estafar mediante la venta de productos online. Está integrada por siete personas que viven en Buenos Aires y se alzaron con 885.000 pesos. La fiscal de la Unidad de Investigación y Juicio, Valeria Haurigot, los imputó por asociación ilícita y estafas, con diferente grado de participación.

Cómo operaban

Fuentes de la investigación señalaron que la banda funcionaba de manera organizada y que cada integrante tenía un rol determinado.

El líder del grupo publicaba en conocidos sitios de venta online ofertas de productos a mitad de precio: motores de embarcaciones, televisores, aires acondicionados, y play station.

En el aviso figuraba un número de whatsapp para contactarse y una dirección falsa de un negocio inexistente.

Explicaban que tenían una empresa mayorista libres de impuestos, sin IVA, ni ingresos brutos y que vendían productos discontinuos a precio mayorista porque les quedaba poco stock.

Para los motores de embarcaciones, que ofrecían a 20 mil y 50 mil pesos, explicaban que el precio estaba subsidiado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Las transferencias se hacían por Western Unión o Pago Fácil, previo envío por Whastapp de una orden de pago, con datos del producto y de la persona encargada de cobrarlo.

Cada estafa fue por montos de entre 6 y 60 mil pesos, y en total alcanzaron los 885.000 pesos. Algunas no llegaron a concretarse y las personas denunciaron la maniobra al darse cuenta de que el producto no existía.

La banda

El grupo está integrado por 7 personas, todas residentes en la provincia de Buenos Aires. El líder de la banda es Daniel M., de 47 años. Tenía cuatro líneas telefónicas y era el encargado de hacer las publicaciones, asegurar el cobro de las falsas ventas y quedarse con el mayor porcentaje del monto de la estafa.

La fiscal Valeria Haurigot lo acusó como jefe de asociación ilícita con tres hechos de estafa y tres en grado de tentativa. Este lunes el juez Héctor Núñez Cartelle aceptó la calificación y le dictó prisión preventiva efectiva.

Cada vez que Daniel M. cerraba una venta, le avisaba a Jorge C., de 56 años. Era el segundo en la cadena de mando y el encargado de buscar personas que cobren la plata. También de dividirla y llevársela al líder del grupo. La fiscal lo imputó como miembro de asociación ilícita con estafa en calidad de partícipe necesario y el juez Núñez Cartelle le dictó prisión efectiva por 15 días.

Jorge C. tenía un asistente: Ariel H., de 36 años, encargado de cobrar y buscar posibles cobradores. Fue acusado por el mismo delito, con prisión efectiva por 15 días.

Otro asistente era Juan A. de 30 años, encargado de retirar dinero o buscar personas para hacer extracciones. Fue uno de los que más cobró. A él, igual que a Julián P. de 30 años y a su pareja. María A. de 37, la fiscal los acusó de ser miembros de la asociación ilícita. A los hombres el juez Núñez Cartelle les dio prisión efectiva por 15 días. Mientras que a María A. el juez Hernán Postma le dio prisión preventiva domiciliaria en la provincia de Buenos Aires.

Por último, Carlos G., otro de los integrantes de la banda, fue acusado como miembro de la asociación ilícita con estafa en calidad de partícipe secundario. El juez Hernán Postma le dictó prisión preventiva por 15 días.

La Policía detuvo a los acusados luego de una serie de allanamientos hechos en la provincia de Buenos Aires. Como parte de la investigación secuestraron 40 teléfonos celulares, 10 computadoras de escritorio, 10 notebooks, un auto, una moto y 70 mil pesos en efectivo, lo que representa un total de 9 millones de pesos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios