Edición Impresa, Policiales

Deán Funes y Méndez

Imputado por el crimen de un joven

Es por la muerte de Brian Díaz que ocurrió en junio en Nuevo Alberdi.


Brian Díaz tenía 19 años y un problema con un muchacho de Nuevo Alberdi donde vivía con su papá. Las diferencias empezaron con la pareja de su contrincante y se volvieron personales. En una oportunidad, y según la teoría fiscal, Brian apuñaló a Totín (como conocen al sospechoso en el barrio) pero el hecho no se denunció y aquél se fue de la zona y se instaló en la casa de su madre. En junio pasado llegó hasta el lugar un auto. Un hombre se bajó con un arma en la mano y le disparó a Brian en varias oportunidades. El martes detuvieron a Totín y le imputaron el crimen. La jueza Patricia Bilotta dispuso la prisión preventiva, aunque  limitó el plazo en 30 días.

Pasadas las 20 del 1º de junio Brian Díaz se encontraba en la esquina de Deán Funes y Méndez junto a una amiga y un amigo. El chico hablaba por teléfono con su madre apoyado en una traffic cuando la mujer escuchó el grito de “mamá” y varias detonaciones de arma de fuego. Cortó y volvió a llamar. La mujer fue atendida por un allegado que le dijo que su hijo estaba herido. El chico fue llevado por un vecino al Heca, pero no soportó las lesiones provocadas por 3 balas  que le impactaron en el abdomen y falleció.

Durante la audiencia, la fiscal Marisol Fabbro explicó que los padres de la víctima refirieron que Brian tenía problemas con Totín. La diferencia se originó en una oportunidad cuando la víctima discutía con su pareja en la calle y pasó la mujer de Totín y Brian le dijo: “¿Qué mirás?”. Entonces el sospechoso se acercó a la casa de los Díaz y le dijo a los padres que se fijaran en su hijo porque le había faltado el respeto a su mujer. Luego de ello, hubo otro episodio. Totín se apareció en la casa de Díaz con un caballo y un arma, rompió la puerta y el adolescente logró escapar por atrás.

Aunque no fue el último hecho. Tras ello, los rivales se cruzaron en el calle, se tomaron a golpes de puño y cuando Díaz se iba su novia le dijo: “Ves que no te da la nafta para apuñalarlo” y Díaz se volvió y lo apuñaló. Fernando Humberto A. fue derivado el 15 de abril de 2016 al hospital Eva Perón con un puntazo en las costillas: estuvo 15 días internado y no denunció el hecho. Por su parte, Díaz terminó su relación sentimental con su pareja y se fue del barrio a la casa de su madre, sostuvo la fiscal en la audiencia.

La noche del hecho estaba con dos amigos que lo conocían de chico, sabían que tenía problemas con un tal Totín y fueron testigos del crimen. Describieron al agresor que se bajó del auto, donde iba como acompañante, disparó y se fue. Los dichos de los padres, una dirección y un  informe de inteligencia de la PDI terminaron con la detención de Fernando Humberto A. cuando el martes pasado, tras dejar a su ex pareja en el domicilio dado por la familia de la víctima, fue detenido.

Totín prefirió abstenerse de declarar en la audiencia y sus defensores, Ignacio Carbone y Renzo Biga, cuestionaron la evidencia y la teoría fiscal que sostiene que la víctima sólo tenía problemas con Totín. Solicitaron su libertad y subsidiariamente plantearon morigeraciones y fianzas. Ante ello la jueza Bilotta admitió la imputación por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación. A su vez dictó la prisión preventiva en su contra por 30 días mientras se realizan nuevas medidas probatorias, entre ellas reconocimiento en rueda de personas.

Comentarios