Gremiales, Región

No está muerto quien pelea

Impulsan reapertura del taller ferroviario Rioro

Un grupo de concejales de Pérez y diputados provinciales solicitan como primer paso la expropiación de las instalaciones al gobierno santafesino. Reconocieron que el proceso debe ser acompañado por una política ferroviaria nacional.


Foto: Juan José García

Los ex trabajadores del taller ferroviario Rioro, de Pérez, que cerró en agosto del año pasado, impulsan la reapertura junto con un grupo de concejales de la vecina ciudad y legisladores provinciales. En diálogo con El Ciudadano, distintos integrantes de la mesa de trabajo coincidieron que el primer paso para que el taller vuelva a funcionar es la expropiación por parte de la provincia de Santa Fe. Sin embargo, reconocieron que el funcionamiento del mismo debe ser acompañado con una política ferroviaria nacional. Mañana habrá una nueva reunión en el Concejo Municipal de Pérez.

En 2016 se produjo el primer achique de Rioro, a través de unos 100 retiros voluntarios. En agosto de 2017 se produjo el cierre definitivo. Son esos 71 trabajadores los que tomaron la iniciativa para reabrir el taller, pero no es una tarea sencilla.

El diputado provincial del Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, es uno de los legisladores que viene insistiendo con la expropiación, junto con la socialista Verónica Venas y el peronista Luis Rubeo. En diálogo con El Ciudadano dijo: “Queremos que la provincial expropie las instalaciones y el terreno para que los trabajadores recuperen el taller. Después serán ellos los que decidan si tiene que invertir un capital externo o no. Pero debe expropiarse inmediatamente para evitar que se instale, por ejemplo, algún desarrollador inmobiliario”.

En el mismo sentido se expresó el concejal de Pérez Federico Jolly: “La provincia tiene la llave de la expropiación. Pero después se necesita la reactivación del sistema ferroviario. La ruta 33 es una de las más congestionadas de la región y estamos desperdiciando un transporte económico, ecológico y que genera mucho empleo”.

Los integrantes de esta mesa de trabajo esperan que la reapertura del taller Rioro devuelva su empleo a los 71 trabajadores y reactive la actividad en Pérez. La expropiación es un primer paso y luego se verá la manera en la que puede reabrir la planta. La cooperativa es una opción, como también el ingreso de capitales chinos.

“Con el cierra de los talleres estamos borrando nuestra propia historia. Ha causado un daño gigante a Pérez”, lamentó Jolly.

Golpe importador

La firma Rioro es del grupo Emepa, una sociedad anónima de servicios de transporte de capitales nacionales que compró los talleres ferroviarios de Pérez donde trabajaban 150 técnicos en formato de cooperativa.

En 2014 tuvieron una gran reactivación, con reparaciones de 10 vagones portacontenedores y 28 vagones de carga cubiertos para el Belgrano Cargas. Empezaron a funcionar en María Juana y Laguna Paiva, a tres horas de viaje de Rosario. El auge fue a partir de la estatización del ramal de carga y la recuperación de servicios de pasajeros.

El año pasado, la apertura de importaciones llegó con trenes chinos con el servicio de mantenimiento incluido. Los 71 empleados que se quedaron trabajaron un año más en la reparación de vagones de la línea San Martín y de los subtes de la ciudad de Buenos Aires. Para contrarrestar la baja, empezaron a reparar boyas para señalizar la hidrovía. En abril del 2016, el gobierno de Mauricio Macri no renovó el convenio para “el mantenimiento y alistamiento” del Belgrano Cargas y llegó la apertura de retiros voluntarios. A eso se sumó que la empresa tercerizó varios trabajos y trasladó a otras provincias el mantenimiento que hacía el taller de Pérez.

Si te gustó esta nota, compartila