Política

Primer paso

Impulsan desde Rosario el juicio político contra el presidente Javier Milei

El ex juez Carlos Rozanski, la socióloga Dora Barrancos y la periodista Liliana Hendel, entre otras personalidades de diferentes ámbitos, piden el enjuiciamiento del mandatario por sus apariciones públicas, en tevé y redes, en las que asocia actividades políticas con delitos sexuales y violación de derechos de la discapacidad


Mediante un escrito dirigido al titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Martín Menem, un nutrido grupo de personalidades de diferentes ámbitos piden el enjuiciamiento del mandatario libertario por sus apariciones en los medios y en las redes, en las que asocia actividades políticas con delitos sexuales. La presentación está fechada en Rosario y tiene entre otras firmas las de el ex juez Carlos Rozanski, la socióloga Dora Barrancos, la periodista Liliana Hendel y la psicóloga Bettina Calvi.

Juicio político a Javier Milei

#bastadediscrimiación

Sr. Presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación

Martín Menem

S/D

Quienes suscribimos la presente, Carlos Alberto Rozanski, Dora Beatriz Barrancos, Liliana Hendel, Bettina Calvi, Natalia Verónica Amatiello, Luisa Kuliok, Nora Schulman, María Beatriz Müller y Enrique Stola, con domicilio real en San Juan xxxx, Rosario, y domicilio electrónico en juiciopoliticomilei@gmail.com, nos presentamos y decimos:

Que venimos a solicitar se someta a juicio político al presidente de la nación Javier Gerardo Milei.

El nombrado ha incurrido de manera reiterada en la causal de mal desempeño a través de diversas apariciones públicas así como en aportes deliberados en redes sociales de amplia difusión. En ellas, se asocian de manera explícita situaciones del ámbito político económico, con graves delitos sexuales así como de violación de la legislación vigente en materia de discapacidad.

En efecto, hace apenas unos días, Javier Milei tuvo intervención avalando una imagen del gobernador Ignacio Torres y de los periodistas Eduardo Feinmann, Esteban Trebucq, Luis Majul y Pablo Ignacio Rossi.

En la parte superior de la imagen (se acompaña copia impresa) se ve a cuatro adultos en ropa interior y debajo de ellos, una silueta de un niña con cabellos rubios pero su cara reemplazada por el rostro del gobernador de Chubut.

El texto de la publicación es: “En N+ se están cojiend@ al gobernador de Chubut. Torres… El sitio de la publicación es: “FeliX The Memelord = © @Felix.”

El texto de la publicación que validó el presidente con un “like”, resulta inequívoco en cuanto a la descripción de la escena. Es explícita la alusión a un acto sexual en el que resultaría protagonista pasivo Ignacio Torres pero en cuerpo de una niña, y activos los periodistas cuyas caras fueron insertadas en los cuerpos de adultos en ropa interior.

No corresponde abundar en esta presentación en los estragos que causa en nuestra sociedad la pedofilia y en especial en la víctimas siempre vulnerables e indefensas. Cada diputada y diputado sabe bien cómo desde hace décadas ese Congreso de la Nación ha legislado intentando brindar la mejor protección posible ante ese nivel de tragedia social. Sin embargo, frente a una normativa (constitucional y derivada) que es ejemplo en el mundo, se alza un primer mandatario que exterioriza de manera clara e inequívoca, una visión tan opuesta a esas leyes como perversa en su implicancia.

La pedofilia es un delito que afecta cruelmente a las infancias. El hecho de que el presidente de la Nación haga apología de escenas que aluden a actos de abuso sobre la imagen de un niño/a reviste una gravedad extrema y resulta inaceptable para todos/as los/as ciudadanos/as.

Resulta igualmente claro que la responsabilidad del presidente es directa y personal en su participación en las redes y difusión de los contenidos en los que interviene. El propio vocero presidencial lo ratificó públicamente. Así, en la conferencia de prensa oficial que da el vocero presidencial Manuel Adorni, afirmó el 26 de febrero pasado que “…El Presidente Milei usa sus redes sociales, todo el mundo lo sabe; sin community manager y sin intermediarios, como forma de tener una comunicación directa con la gente” (SIC).

Aclarado eso, resulta ilustrativo recordar algunos antecedentes vinculados a esa particular visión de Milei sobre las agresiones sexuales.

Así, ha dicho públicamente Javier Milei: “Acá el punto es el siguiente. Reconocer quién es nuestro verdadero enemigo. Nuestro verdadero enemigo es el Estado. El Estado es el pedófilo en el jardín de infantes, con los nenes encadenados y bañados en vaselina” (SIC). (Canal A 24 Luis Novaressio ….) https://fb.watch/obnxv52Fl6/

Identificar el Estado que él mismo encabeza hoy como presidente y en el momento de los dichos como diputado nacional, en una escena de pedofilia con las víctimas infantiles cubiertas de lubricante y encadenados, es una cuestión muy seria. La manera en que naturaliza uno de los actos de mayor perversión en el ser humano no sólo impacta en la subjetividad de quienes lo escuchan (millones), sino que su discurso normaliza gravísimos delitos.

Asimismo, Refiriéndose a la coparticipación federal de impuestos, afirmó: “Suponga que usted tiene una, digamos, o sea, usted tiene una hija y de repente hay alguien que tiene una adicción a tener violación a mujeres, o sea, y su hija es víctima, entonces, ¿qué va a decir?. Y no, bueno, pero es una solución más radicalizada. No. Hay que terminar. Hay que terminar. Hay que terminar con el sistema de coparticipación. Hay que barrerlo. Hay que terminar con esto” (SIC). (2). https://cdn.jwplayer.com/previews/MX0sNRXK (TN 17/10/2023)

Al respecto, considerar una “adicción” a las agresiones sexuales, nos muestra como mínimo la desconexión con la realidad del fenómeno. A su vez, la comparación con la coparticipación de impuestos, evidencia una falta de registro del otro como semejante. Esas reiteradas equivalencias sexualizadas, son igualmente características de las personalidades como las de Milei.

Igualmente, aludiendo en un programa televisivo a las visualizaciones en las redes efectuadas por quienes definió como “3 salames” señaló textualmente: “Sabe qué?, mientras que esos miran a la señorita por internet, yo estoy en el medio de sus sábanas” (SIC). (A 24 entrevista Esteban Trebuq 26/10/2023) https://youtu.be/Kljjb-AyuPI

En esta comparación, toma distancia de los voyeristas de los que se burla y se ubica a sí mismo en una concreción del acto entre las sábanas de una “señorita”. Deja de ese modo establecido que su pretendida superioridad moral y estética habilita a su entender la apropiación de los cuerpos.

Discriminación

Sumado a lo referido, en las últimas horas, se conoció una intervención en la difusión de una publicación en la que se muestra la imagen del gobernador de la provincia de Chubut, Ignacio Torres modificada con rasgos de una persona con Síndrome de Down (se acompaña copia impresa). El texto de la publicación en la red X encima en la parte superior de la fotografía es: “QUE #NachitoAbriEIGmail SEA TENDENCIA YA” y el sitio es: “LiberalDeMilei © @LIBERALDEMILEL

Para que se tenga una idea de la dimensión de alcance de la publicación a la que aludió Milei, en sólo 24 minutos tuvo 10.200 visualizaciones. Hoy y con la intervención del presidente de la nación, seguramente deben ser cientos de miles.

Esta nueva brutalidad se vincula con una anterior en la que el presidente Milei se dirige a un economista colega suyo, Roberto Cachanosky. Milei, en un video difundido por La Nación + el 7 de septiembre de 2023 cuando era candidato presidencial le espetó a los gritos: “A ver, pedazo de mogólico…En lugar de hacer crecer el liberalismo, lo convertiste en una vergüenza, hijo de puta. Porqué no te vas a la concha de tu madre, metete tu opinión en el orto, fracasado!…”.

Por supuesto, los citados dichos para insultar al colega, fueron rechazados desde distintos sectores de la comunidad. En especial, la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina que hizo público su repudio a los insultos proferidos. En su comunicado, ASDRA invitó a la comunidad en general, y en particular a quienes utilizan la palabra mogólico como insulto, a conocer su campaña nacional “Insultos” donde se plantea que la utilización del término “mogólico” constituye en sí mismo un acto de discriminación, tal como lo han expresado personas con síndrome de Down y sus familias.

Sobre el tema, resulta ilustrativo recordar que el 22 de febrero de 2024, el vocero presidencial Manuel Adorni, anunció en conferencia de prensa el “cierre definitivo” del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). Señaló que se trata de una institución “que no sirve para nada” (SIC). Sintetizó oficialmente el vocero presidencial el pensamiento del presidente de la nación exteriorizado de manera expresa en las referidas intervenciones.

La responsabilidad

Las imágenes y sonido de las expresiones citadas han recorrido el país y el mundo. A entender de quienes suscribimos, se trata de una situación que interpela de manera grave y directa a uno de los poderes del Estado: el Poder Ejecutivo de la Nación.

En efecto, el presidente Javier Milei, desde una posición política de privilegio y de máxima responsabilidad estatal, expresa públicamente una secuencia de afirmaciones claramente incompatibles con el alto cargo que ocupa y su consiguiente calidad de funcionario público.

La recurrencia de ideaciones que refieren a la violencia sexual y a la pedofilia así como a utilizar como insulto condiciones de discapacidad, demuestran una falta de diques anímicos indispensables para la vida en sociedad y en especial para un correcto desempeño institucional.

Su discurso se presenta plagado de representaciones hipersexualizadas, que se caracterizan por escenas de sometimiento que tienen como objeto mujeres, niñxs y animales.

Respecto de lo recopilado en esta presentación, deseamos dejar asentado que la presente no implica diagnóstico psiquiátrico o psicológico alguno, el cual seguramente llegará en un futuro cercano en el ámbito que corresponda. No obstante, resulta claro que las actitudes públicas de Javier Milei, denotan un repertorio de violencias explícitas que ya no es posible ignorar. Sin embargo, reiteramos que no es intención de esta presentación ingresar en el ámbito que entendemos es de incumbencia del área de la salud mental sino señalar que es inadmisible que un presidente de la nación exprese desde su rol, ataques contra las mujeres, las infancias y las discapacidades.

Los graves desórdenes de conducta aquí reseñados, son de reciente data y por su gravedad, trascienden aquellos que requieren una mera objeción o crítica.

Igualmente, como ciudadanos/as nos sentimos profundamente afectados/as por sus dichos, que impactan en la sensibilidad de todos/as y muy especialmente ofenden a quienes son víctimas de esos graves delitos que Milei naturaliza al usarlos como pretendidos “eufemismos”. Es imprescindible reconocer el daño emocional y en consecuencia físico lanzado sobre el cuerpo de la comunidad toda, en cada individualidad, especialmente en cada persona vinculada directamente a los dolorosos enunciados vertidos por el presidente Javier Milei.

Se debe tener en cuenta además que los comentarios e imágenes citados, invaden los medios de comunicación e impactan en la subjetividad de millones de personas y en las representaciones sobre discapacidad, abusos y violencias.

Cuando esa invasión es avalada nada menos que por el presidente de la nación, la desprotección de la comunidad es absoluta, por lo que resulta urgente tomar medidas que sostengan un entramado vincular con los límites necesarios para conformar una sociedad solidaria. En ese sentido, creemos que el Congreso de la Nación tiene la responsabilidad de preservar a la ciudadanía de estos discursos y su difusión que al naturalizarse neutralizan su dimensión delictual e incitan a actos graves.

Normativa aplicable

La presente se funda en lo dispuesto en la Constitución Nacional (arts. 53,59 y 60) en lo que respecta al juicio político del presidente de la nación, así como en la normativa internacional (art. 75 inc. 22) respecto de la protección integral a los Derechos Humanos.

La creciente agresividad del presidente de la nación nos interpela a todos/as y en especial respecto de la presente, a los y las diputados/as que tienen encomendada por la Constitución Nacional la tarea de intervenir en situaciones como las aquí denunciadas.

Por lo señalado, solicitamos a Ud. en su carácter de Presidente de ese Alto Cuerpo, se pongan en marcha respecto del presidente Javier Gerardo Milei, los mecanismos de control previstos en la Constitución Nacional y las leyes respectivas.

Comentarios