El Hincha

Atletismo adaptado

Brian Impellizzieri sueña con una medalla

Brian Impellizzieri, un joven rosarino de 19 años, por medio de su talento y sacrificio se posicionó como el futuro del paralimpismo argentino.


Así en la vida como en el deporte. Yanina Martínez superó incontables barreras para erigirse como figura del deporte nacional. Desde que dio sus primeros pasos en el atletismo, hasta que cruzó con su cabeza la línea final en Río de Janeiro, lo que decretó una medalla de oro invaluable que la convirtió en leyenda y también marcó a la ciudad para siempre.

Sin embargo, su legado va más allá de los logros deportivos. Es que a partir de sus conquistas cientos de jóvenes rompieron sus propias barreras y se acercaron a la práctica de disciplinas adaptadas. Uno de ellos es Brian Impellizzieri, un joven rosarino de 19 años que por medio de su talento y sacrificio se posicionó como el futuro del paralimpismo argentino.

Algunos golpes que da la vida son difíciles de afrontar. Pero existen personas que los toman como desafíos e incentivos para avanzar y crecer. Tal es el caso de Brian a quien hemiplejia izquierda no le impidió soñar y destacarse en salto con marcas de las mejores del mundo.

Desde la zona sur, primero se sube al colectivo 131 y camina otro tramo para llegar a su lugar de entrenamiento: la pista del Estadio Municipal Jorge Newbery. Una práctica que repite desde hace más de 2 años y que combina con sus estudios de asistente de ventas.

Allí lo espera un inquebrantable equipo de trabajo conducido por Martín Arroyo, el mismo entrenador que comparte con Yanina y un grupo de atletas que entrenan en el predio de la Municipalidad ubicado en Lagos y 27 de febrero.

“Siempre me gustó el deporte. Hice 5 años de parkour, siempre me gustó mantenerme en movimiento y creo que eso me dio una buena base para poder saltar”, explica Brian, a quien se le escapa una sonrisa al recordar sus inicios: “Por una casualidad conocí a Martín Arroyo y cada vez salía a la escuela venía a probar al Estadio”.

Combinar el entrenamiento con el resto de las responsabilidades no es fácil cuando se pretende llegar lejos. “Practico todos los días de lunes a viernes, doble turno y a veces intercalado con gimnasio”, cuenta. Y ya proyecta lo que será el nacional de Chaco en el mes de julio: “El año pasado pude salir campeón y espero repetir, para luego pensar en el Mundial y el Panamericano de 2019”.

Para Brian, como para Yanina, no hay imposibles ni metas inalcanzables. “Sueño con una medalla en un Juego Paralímpico”, dice con seguridad. Ya lo sabe él, su entrenador, su familia y sus amigos más cercanos. Pronto lo sabrá el país entero.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios