Ciudad

Capacitación

Igualdad en dos ruedas en la Dirección de Tránsito

En su gran mayoría, los agentes municipales motorizados son varones. Con este curso de conducción segura de moto y vehículos oficiales más mujeres podrán realizar la misma tarea


Un grupo de 22 inspectoras de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Rosario participa del curso de conducción segura de motos y vehículos oficiales que se desarrolla en el Predio Ferial Parque de la Independencia (ex Rural), instancia a partir de la cual las agentes podrán prestar servicios especiales.

La capacitación es impulsada por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana y está a cargo del jefe de División de la Dirección General de Tránsito, Damián Muzo, instructor de manejo y analista en Seguridad Vial.

Actualmente, la Dirección de Tránsito cuenta con 56 agentes motorizados, de los cuales dos son mujeres. Debido a la inquietud de un grupo de trabajadoras en prestar servicios especiales con rodados, planteada en una Jornada Integral de Capacitación (edición especial sobre igualdad de género) se decidió organizar este curso para que se sumen a dichas funciones.

Graciela, una trabajadora de Tránsito que se desempeña como inspectora de calle, es una de las 22 agentes que cursa la especialización en manejo de moto. “Para mí forma parte del trabajo y complementa la función que cada una tiene, y además es una forma de superación personal”, contó la inspectora.

“Me parece muy importante que las mujeres también podamos hacer esto, es una forma de igualarnos con las tareas de nuestros compañeros. Ya se está armando un buen grupo de motorizadas a futuro para la Dirección”, amplió Graciela.

Florencia, otra de las asistentes al curso, sostuvo: “Las mujeres tenemos que ocupar todos los lugares que se pueda porque tenemos las mismas capacidades y aprendiendo, todas podemos hacer lo mismo”.

Al subrayar que la capacitación “es una gran oportunidad para adquirir nuevos conocimientos y ponerlos luego en práctica en la labor diaria”, Florencia, aseguró: “Son momentos en los que la igualdad en las tareas diarias son de mucho valor para el personal femenino de Tránsito”.

Mejorar el servicio, garantizar igualdad

La motocicleta es uno de los vehículos más frágiles en la vía pública, ya que la falta de carrocería, cinturones de seguridad, paragolpes, hacen que el cuerpo del conductor quede expuesto ante alguna circunstancia. Adquirir un entrenamiento, con experiencia y práctica, hace a la conducción más segura y responsable.

La utilización de la moto es esencial en algunos servicios que presta el Estado municipal a la comunidad. Existen funciones específicas que se ejecutan a bordo, como por ejemplo, el acompañamiento a modo de escolta a comitivas especiales, traslados en los operativos de donación de órganos, cortes y desvíos de tránsito, rastrillajes junto a la Policía o acompañamiento en los denominados puntos fijos, entre otras.

“La Secretaría de Control y Convivencia avanza en la capacitación y especialización de sus integrantes para mejorar la calidad de sus servicios a la comunidad. Las motivaciones expresadas por las compañeras de Tránsito fueron escuchadas y atendidas a través de este curso que les permitirá interiorizarse en el manejo de este vehículo tan utilizado en una multiplicidad de tareas”, señaló el secretario Guillermo Turrin.

“Felicitamos la iniciativa de las inspectoras y celebramos su futura incorporación como agentes motorizadas en entera disposición a las necesidades de los ciudadanos, y en vistas a la construcción de seguridad y convivencia para las calles de nuestra ciudad”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios