Economía

Gas que calienta

Iguacel defendió pago extra para compensar a distribuidoras

El gobierno ratificó este lunes el plan para que los usuarios de gas paguen en 24 cuotas una suma extra que se ubicaría entre 90 y 100 pesos por mes desde enero para compensar a las distribuidoras por la suba del dólar y explicó que la medida está prevista en los contratos y en la ley


El gobierno de Mauricio Macri ratificó este lunes el plan para que los usuarios de gas paguen en 24 cuotas una suma extra que se ubicaría entre 90 y 100 pesos por mes desde enero para compensar a las distribuidoras por la suba del dólar y explicó que la medida está prevista en los contratos y en la ley.

Así lo anunció en conferencia de prensa el secretario de Energía, Javier Iguacel, quien además aseguró que “con todo gusto” se presentará ante la Justicia para explicar las razones por las los usuarios deberán pagar los efectos de la devaluación, en una medida que generó rechazos de asociaciones de consumidores, de municipios y hasta una denuncia penal.

El funcionario estimó que con las tarifas de gas actualizadas el 70 por ciento de los hogares abonará, en promedio, unos 700 pesos por mes y señaló que los contratos estipulan que la compensación se debe pagar en 6 cuotas, pero como era una suma abultada decidieron hacerlo en 24.

Consultado sobre la presentación del fiscal Guillermo Marijuan, quien imputó a Iguacel por presunto abuso de autoridad e incumplimiento de deberes de funcionario público, el funcionario dijo: “Con todo gusto me voy a presentar para explicar porque actuamos ciento por ciento bajo la ley”.

“Los fiscales tienen que actuar, me parece bien y voy a dar los fundamentos legales”, sostuvo el funcionario, al tiempo que aclaró que el gobierno está dispuesto al “diálogo” para escuchar propuestas alternativas.

Iguacel estimó que a partir de enero cada cuota representará un 10% adicional a las facturas de gas y sostuvo que el ajuste “hay que pagarlo porque es lo que estipula la ley”.

Justificó la decisión de aplicar una cuota extra a todos los usuarios en la “marcada variación del tipo de cambio” que se produjo entre abril y septiembre.

Señaló que en el pasado “esa compensación se pagaba en seis cuotas, porque está en la ley y en los contratos”, pero indicó que en esos casos “pasaba desapercibida porque las diferencias eran muy pequeñas”.

“Los contratos y la ley dicen que los distribuidores no deben ganar ni perder, solo son intermediarios y como no saben lo que se va a consumir, no pueden anticipar las compras”, consideró.

Indicó que las distribuidoras “como mínimo deben comprar el 50 por ciento y lo deben hacer a precios competitivos” y agregó que “los contratos son claros, se facturará el precio del gas al tipo de cambio que corresponda”.

“Como las diferencias fueron muy grandes, el impacto iba a ser muy grande, entonces propusimos que se fijen 24 cuotas y no 6 como antes”, remarcó el funcionario.

Explicó que “los contratos y la ley dicen que los distribuidores no deben ganar ni perder, solo son intermediarios y como no saben lo que se va a consumir, no pueden anticipar las compras”.

Indicó que las distribuidoras “como mínimo deben comprar el 50 por ciento y lo deben hacer a precios competitivos” y agregó que “los contratos son claros, se facturará el precio del gas al tipo de cambio que corresponda”.

“Como las diferencias fueron muy grandes, el impacto iba a ser muy grande, entonces propusimos que se fijen 24 cuotas”, señaló Iguacel.

El funcionario responsabilizó de la distorsión de las tarifas de gas al anterior gobierno y advirtió que “si se continuaba con la política del kirchnerismo hubiesen significados aumentos del 200 por ciento”.

Explicó que por la Declaración de Emergencia Económica no se cumplía con la ley, y cuando ésta se derogó hubo que adecuar las tarifas a la ley del gas que rige desde 1993.

Reiteró sus críticas a la anterior gestión y consideró: “Si hubiéramos hecho bien las cosas en el pasado y no estuviéramos escondiendo la tierra bajo la alfombra, hoy tendríamos un precio del gas por debajo del los 3,90 dólares y estaríamos teniendo 15 mil millones de dólares por exportaciones”.

Aseguró que la compensación la dispone la ley del gas “con la cual nos regimos desde 1992, que durante mucho tiempo se violó, porque se podía incumplir a partir de la ley de emergencia económica, pero con su derogación está tarifa plana se aplica de acuerdo a la ley”.

“La energía tiene un precio y tiene un costo y por supuesto hay que pagarla, como le pasa al resto de los países del mundo que no tienen gas como la Argentina”, añadió el funcionario.

Estimó que cuando el país produzca más gas y tenga que importar menos, se normalizarán los precios.

Todos en contra

Consultado sobre la presentación del fiscal Guillermo Marijuan por los delitos de “abuso de autoridad y violación a los deberes de funcionarios públicos”, en la que solicitó también una medida cautelar que suspenda la aplicación de la resolución, el funcionario dijo: “Con todo gusto me voy a presentar para explicar porque actuamos ciento por ciento bajo la ley”.

“Los fiscales tienen que actuar, me parece bien y voy a dar los fundamentos legales”, sostuvo el funcionario, al tiempo que aclaró que el gobierno está dispuesto al “diálogo” para escuchar propuestas alternativas.

Diputados buscan derogar

También se mostraron contrarios a la medida diputados de la oposición, quienes acordaron articular distintas iniciativas con el objetivo de frenar la “compensación” impulsada por el secretario de Energía. Por lo pronto, el Frente para la Victoria, el bloque Justicialista (BJ), y el Movimiento Evita presentaron sendos proyectos de derogación de la controvertida resolución 20/2018 de la Secretaría de Energía.

Otra voces que exigieron la no aplicación de la compensación fue la de los intendentes peronistas bonaerenses, quienes lanzaron ayer una ofensiva política y judicial contra el nuevo aumento de tarifas de gas y cuestionaron duramente al secretario de Energía.

Específicamente, los jefes comunales invitaron a Iguacel a recorrer sus municipios para “explicarle” a los vecinos el nuevo aumento, luego de que el funcionario nacional asegurara que las quejas por los nuevos incrementos vienen “en su mayoría de militantes kirchneristas”.

Fuentes del mercado energético indicaron a la agencia NA que ese monto extra que saldrá de los bolsillos de los usuarios e irá a parar a las arcas de las compañías alcanza los 10.000 millones de pesos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios