Policiales

Uriburu y Las Palmeras

Identificaron el cuerpo hallado en la planta de reciclado

El hombre de 40 años fue hallado sin vida este jueves por trabajadores entre los desechos del relleno sanitario. El fiscal de Homicidios espera los resultados de la autopsia para determinar si el traumatismo en la cabeza que presentaba fue causal de muerte


El macabro hallazgo se produjo este jueves en el relleno sanitario de Uriburu y avenida de Las Palmeras. Foto archivo: Juan José García.

El hombre hallado sin vida por empleados de la planta de reciclaje de Uriburu al 8000 en la primera hora de este jueves fue identificado en el Instituto Médico Legal (IML) de Rosario a través del cotejo de huellas dactilares. Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) indicaron que se trata de Luis Gómez, de 40 años y domiciliado en barrio Toba.

El cuerpo de Luis fue hallado a la 1 de este jueves por empleados que trabajan con una pala mecánica entre los desechos en el predio. Los trabajadores comunicaron el macabro hallazgo al personal policial que estaba haciendo horas extras como custodia, quienes alertaron al 911. Los investigadores llegaron a la Planta de Compostaje Bella Vista para realizar las medidas de recolección de rastros y también la toma de declaración de los testigos. El médico forense indicó en un examen preliminar que el cadáver presentaba un traumatismo en la cabeza aunque no pudo determinar si fue causal de muerte. Algunas versiones que surgieron a lo largo de ayer dieron cuenta de que el fallecido estaba vestido con un uniforme de trabajo.

El caso quedó a cargo del fiscal de Homicidios Dolosos Luis Schiappa Pietra, quien ordenó la correspondiente autopsia en el IML de Rosario.

Este viernes por la tarde el cuerpo fue identificado por cotejo de huellas dactilares como Luis Gómez, un hombre de 40 años con domicilio en barrio Toba, indicaron fuentes judiciales y agregaron que aún restan los resultados de la autopsia para determinar el causal de muerte.

Segundo cadáver en un mes

El cuerpo de Cristian Daniel Ríos, de 37 años, oriundo de Rosario apareció la mañana del pasado 8 de abril en el mismo relleno sanitario, pero en otra zona. Los forenses pudieron establecer la identidad gracias a un peritaje dactiloscópico dos días después. La causa de muerte fue traumatismo de cráneo.

Comentarios