Ciudad

Juan José Paso y Chaco

Humilde familia de Empalme Graneros perdió todo por el fuego y necesita ayuda

El viernes por la mañana se prendió fuego un comercio de compra y venta. Afectó la casa lindera. Allí vivían Elio con su hermana y los hijos de ambos. Era el domicilio donde el hombre se ganaba la vida con un emprendimiento de panificación. Quedaron sin vivienda ni fuente de ingresos


La casa quedó completamente destruida.

La mañana del viernes alteró a la barriada de Empalme Graneros por el incendio desatado en Juan José Paso y Chaco. El negocio de compra y venta de esa esquina ardió hasta quedar en ruinas, pero no quedó allí: las llamas alcanzaron a una casa lindera, por calle Chaco. Allí vivían dos hermanos con sus respectivos hijos. Era, también, el domicilio en el que uno de ellos se ganaba la vida con un emprendimiento de panificación. El siniestro le arrebató el material de trabajo y todas las pertenencias. Están dispuestos a pelearla, pero para ello necesitan la colaboración de los rosarinos, y sus amigos lanzaron el pedido.

Elio vivía en Chaco 743 bis desde hace 6 años junto a su hija de 15, su hermana y el pequeño de ella, de 3 años. El hombre, de 32 años, trabajaba en ese domicilio elaborando pan, pizzas caseras y rosquitas en un horno de tipo comercial. El fuego desatado en el comercio de la esquina le incineró a él su sustento.

Elio y su hermana perdieron todo. La casa en la que vivían quedó destruida y quedó en riesgo de derrumbe, como les avisó un ingeniero que  los asistió en el lugar. Sólo les quedaron las paredes, que aguantaron. Todo lo que estaba entre ellas se perdió.

La única buena señal en medio del drama es que la mascota de la familia, un perro, sobrevivió: un bombero lo rescató al cabo de complicadas maniobras en medio del denso humo que invadió el lugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Elio, su hermana y sus hijos viven ahora en la casa de su madre, a unos veinte metros sobre la misma calle. “Les tiré unos colchones en el piso  y así estamos viviendo. Elio esta mañana fue a limpiar porque necesitan volver a su casa, pero no tienen nada. Necesitan sábanas, cocina, garrafa, calzados, de todo”, señaló la mujer que los alojó.

Además de los dos hijos que perdieron todo por el incendio, tiene otros siete. Elio y la hermana que vivía con él están “desesperados”, dijo su madre. No les quedó nada. “Mesas, sillas, una heladerita, sobre todo para los chicos”, es lo que necesitan con urgencia, resumió la mujer en diálogo con El Ciudadano. Y ofreció un teléfono para que se comunique quien pueda y quiera colaborar:  341 656 2344.

Mañana de fuego en Empalme

El viernes cerca del mediodía se desató un incendio en un negocio de compra y venta. Una dotación de bomberos trabajo en el lugar para apagar el fuego que también se propagó en la casa de al lado.

Se trata de un negocio que casi no funcionaba, el hombre sólo acumulaba, salía a la vereda cuando abría, pero ni el entraba, relataron algunos vecinos.

Hace como unos diez años estaba ese comercio, antes el hombre en esa esquina tenía una carnicería y luego cambió de rubro.

Los vecinos del lugar aseguraron que el dueño “es un acumulador compulsivo”. Un bombero resultó levemente herido tras el desprendimiento de mampostería.

 

Comentarios