Región

Por el aborto legal, en la ciudad de Santa Fe

Hubo pañuelazo en el Iturraspe, hospital de objetores

Fue este viernes en el centro de salud público de la capital provincial. Allí, todos los médicos del servicio de Ginecología se negaron a las prácticas legales de interrupción del embarazo. Esa actitud derivó en la pérdida de "las dos vidas": la de ana María Acevedo y su beba


Bajo el lema “Sin aborto no hay salud pública”, se realizó este viernes un pañuelazo en la puerta del Hospital Iturraspe de Santa Fe. La elección del lugar no fue casual: en el efector público en el cual todos los médicos del Servicio de Ginecología se declararon objetores de conciencia y donde le negaron un aborto terapéutico a Ana María Acevedo, en 2006.

Las manifestantes de la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito exigieron a los senadores nacionales por Santa Fe que voten a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación.

El objetivo del pañuelazo fue reivindicar al efector como un lugar que debe garantizar el derecho a la salud y a la autonomía de las mujeres y en apoyo a los profesionales de la salud que se manifiestan a favor del derecho al aborto y que realizan la práctica de acuerdo a las normas vigentes.

Durante el acto, repudiaron el accionar de los grupos denominados “pro vida”, que en los últimos días difundieron datos falsos sobre dos presuntos abortos ilegales que se habrían realizado en el nosocomio.

“En este hospital, donde hace 11 años le negaron a Ana María Acevedo su derecho a la vida, la salud y la autonomía, nos expresamos públicamente a favor de la aprobación del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo”, dijeron durante la lectura del documento.

“Celebramos y acompañamos el pronunciamiento de miles de profesionales de la salud en todo el país que han expresado ‘contá con nosotros’. En la puerta del hospital Iturraspe, apoyamos a las y los profesionales de la ciudad que se han manifestado públicamente a favor del derecho a decidir”.

En otro tramo del documento, las manifestantes repudiaron “las acciones del jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Iturraspe (Samuel Seiref), quien con un grupo a su cargo irrumpen para negar la atención sanitaria y violentar el derecho a la intimidad de las usuarias y de sus propios colegas, quienes trabajan en cumplimiento de lo estipulado por la Constitución Nacional, por el artículo 86 del Código Penal, por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en su fallo FAL y por el Protocolo Provincial para el abordaje de la interrupción legal del embarazo”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios