Ciudad, Edición Impresa

Nochebuena

Hubo menos heridos por uso de pirotecnia que en 2015

En comparación se registraron menos ingresos a centros de salud por heridas causadas por fuegos artificiales.


La Nochebuena y el comienzo de la Navidad fueron menos conflictivos que en 2015. De los 35 heridos registrados el año pasado ayer sólo ingresaron a centros de salud públicos 17 (cinco por pirotecnia y 12 por armas de fuego o blancas). También bajó la cantidad de conductores que dieron positivo en controles de alcoholemia pero se registraron más choques. Desde la Municipalidad de Rosario celebraron la baja  y la atribuyeron a las campañas de prevención del municipio y a la lluvia y pidieron que la población tome conciencia de los peligros ligados a las fiestas para que el descenso sea mayor de cara al Año Nuevo.

Festejo aguado

El sistema de salud pública local registró cinco heridos por uso de pirotecnica en el Gran Rosario. Tres viven en Rosario y los restantes en Granadero Baigorria y Arroyo Seco. Todos los ingresos fueron por lesiones menores, como quemaduras en las manos. Sólo tres de los heridos fueron menores de edad, de entre 5 y 10 años. “Es muy importante destacar que las lesiones fueron leves y no sucede lo que venía pasando años atrás. Esto tiene que ver con una mayor responsabilidad de los adultos en la utilización de la pirotecnia y la articulación de las políticas públicas”, explicó la subsecretaria de Salud local, Silvia Marmiroli. El año pasado hubo 15 heridos por pirotecnia, tres más que en 2014. Consultada por los motivos del descenso la funcionaria fundamentó: “Las condiciones climáticas influyeron. También las campañas de concientización. Lo debemos tener presente para el próximo fin de semana (Año Nuevo)”.

De volantes y cascos

El municipio informó que el 80 por ciento de los 17 siniestros viales registrados entre el sábado y el domingo tuvieron la participación de una moto, por lo cual insistieron con la obligación de usar casco y evitar el consumo de alcohol. La mayoría sucedió después de las 2.30. Dos fueron importantes. El primero se registró en Ovidio Lagos al 7400, donde dautos chocaron. Adentro viajaban siete personas. Uno de los vehículos volcó, y una pareja con un bebé de 9 meses fue asistida por personal de emergencia. Los adultos fueron trasladados al Hospital Centenario y el bebé al Hospital de Niños Víctor J. Vilela. Ayer al mediodía su estado era estable.

El otro siniestro de gravedad se registró cerca de las 6.30 en Quintana y Constitución. Dos motos chocaron y cuatro personas resultaron heridas y trasladadas al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). La peor parte se la llevó un hombre que fue intervenido quirúrgicamente antes del mediodía.

“Si tenemos en cuenta la gran cantidad de vehículos que circulan en la ciudad, y más los días festivos, podemos decir que no es un número alto. De todas formas debemos seguir tomando conciencia de la necesidad de la utilización del casco”, subrayó Marmiroli.

Cabe destacar que el año pasado no hubo siniestros viales de gravedad para la misma fecha.

Balance positivo

Desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana informaron que durante el sábado por la noche y el domingo a la madrugada se desarrollaron múltiples operativos preventivos en distintos puntos de la ciudad. Fiscalizaron el estado de los conductores y la documentación. También intervinieron en fiestas clandestinas y colaboraron con Gendarmería Nacional en la remisión de un vehículo vinculado a un robo. Como es habitual, efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe participaron de los operativos.

En total, se remitieron 16 vehículos al corralón, lo que destacaron desde el municipio como un número bajo de traslados. Sólo seis fueron llevados al corralón municipal porque los conductores tenían un nivel de alcohol en sangre superior al permitido: 0,5 gramos por litro de sangre para automovilistas y 0,2 para motociclistas. El índice más elevado fue detectado en un conductor en Sarmiento y Ameghino ayer a las 9. Tenía 2.01 gramos de alcohol en sangre. El resto de las remisiones (10) tuvieron que ver con falta de documentación de los conductores. En un caso, un motociclista presentó un carné falso.

El año pasado el municipio trasladó 22 vehículos (19 autos y 3 motos) al corralón por distintas contravenciones. Del total, 13 eran conductores que  dieron positivo en el control de alcoholemia. En 2014 habían sido 12.

Durante los procedimientos vehiculares para Nochebuena y Navidad, la Policía detuvo a una mujer por agredir a una agente que formaba parte del control. La detenida iba de acompañante en la moto de otra mujer que estaba alcoholizada.

Otra de las intervenciones de la Secretaría fue desconcentrar varias fiestas callejeras. Una en bulevar Avellaneda y Tuella, donde un grupo de jóvenes estaban tomando alcohol, que fue incautado. Una segunda fiesta fue disuelta en una casa de barrio Hostal del Sol. El año pasado ya había ocurrido lo mismo. Otras dos fiestas fueron detectadas y “desmanteladas” en Carrasco y Díaz Vélez, y en avenida Pellegrini y Pueyrredón.

Por último, el municipio asistió a Gendarmería Nacional en la detención de personas presuntamente vinculadas con hechos ilícitos y remitieron un vehículo particular utilizado por los sospechosos en bulevar Oroño y Regimiento 11.

Comentarios