Edición Impresa, Política

Seguridad pública

Hubo fuertes denuncias de la Defensa Penal ante la CIDH

Manifestaron que los niños pobres, especialmente, sufren detenciones ilegales y situaciones de violencia institucional “de manera estructural y generalizada” y remarcaron que no se trata de situaciones aisladas.


Integrantes del Servicio Público de la Defensa Penal de la provincia expusieron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la situación de los niños y adolescentes, en el marco del 159° Período Ordinario de Sesiones. Allí manifestaron que los niños pobres, especialmente, sufren detenciones ilegales y situaciones de violencia institucional “de manera estructural y generalizada” y remarcaron que no se trata de situaciones aisladas.

La Defensa Penal, que comanda Gabriel Ganón, estuvo representada por el secretario privado Marcelo Marasca y la jefa legal y técnica María de los Ángeles Cáceres. Por el Ejecutivo, el ministro de Justicia Ricardo Silberstein había negado que en Santa Fe existan menores de 16 años presos y también descartó las denuncias por torturas. Para la Defensa, no es así: no solo hay torturas, sino que “se trata de un fenómeno que constituye una preocupación insoslayable que genera gravámenes irreparables y que exigen respuestas urgentes y concretas”.

Cáceres indicó que a la Defensa Pública le preocupa “el uso ilegal de la fuerza por parte de la Policía provincial al detener niños, niñas y adolescentes, las torturas sufridas en manos de agentes del Estado, el alojamiento de estos en lugares no aptos, la falta de comunicaciones y otras situaciones de las cuales los jóvenes no punibles son víctimas del arbitrario e irracional accionar estatal que se agrava por la ausencia de control político y judicial sobre estas prácticas violatorias de derechos fundamentales”.

Los funcionarios del equipo de Ganón expusieron ante la CIDH algunos casos que consideran emblemáticos y que, según Marasca, “demuestran un patrón común, responden a un accionar estructural y generalizado”. Marasca agregó: “Es tal la ilegalidad de estas detenciones que la ausencia de comunicación a las autoridades correspondientes impide a esta Defensa Pública tomar conocimiento de todas estas privaciones de libertad”.

El ministro Silberstein había negado que existan menores de edad detenidos en la provincia. Desde la Defensa indicaron que hay adolescentes alojados en lugares no aptos “tanto en situaciones de detención ilegal o de aquellas que originariamente fueron legalmente fundadas que transforman en arbitraria e ilegítima esa privación de libertad o la agravan considerablemente”.

Por esas situaciones, la Defensa Pública hizo presentaciones judiciales en favor de los adolescentes alojados en el Instituto de Rehabilitación del Adolescente de Rosario, en la Dirección de Asuntos Juveniles de la ciudad de Santa Fe y en el Pabellón Juvenil de la Cárcel de las Flores, también en Santa Fe, donde los puntos más críticos relevados fueron el hacinamiento, condiciones edilicias inadecuadas, mala alimentación, carencias en materia sanitaria y falta de acceso a la educación.

Reclamo por Sala

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió ayer al Estado argentino a dar “pronta respuesta” al pronunciamiento del grupo de trabajo de la ONU que calificó la detención preventiva de Milagro Sala como arbitraria y reclamó su liberación inmediata. “La CIDH expresa su preocupación con respecto a la detención preventiva prolongada de Milagro Sala y llama al Estado argentino, en particular a la provincia de Jujuy, a tomar acciones urgentes para responder las recomendaciones emitidas por el grupo de trabajo”, indicó. Agregó que Sala “fue detenida en el contexto de una protesta social”. “La detención de Sala es una obstrucción para cumplir la función como parlamentaria (del Parlasur) para la que fue electa en diciembre de 2015″, finalizó.

Comentarios