Ciudad, Edición Impresa

San Lorenzo

Camionero embistió contra un piquete y mató a un trabajador

Luego de pasar por un costado de la ruta, desenganchó el acoplado, dio vuelta en U y aceleró sobre los manifestantes.


Eran cerca de las cuatro de la mañana cuando trabajadores enrolados en la CGT cortaban las rutas 10 y 11, en el acceso a San Lorenzo. Ya había intervenido Gendarmería en varias oportunidades para que las peleas entre manifestantes y camioneros no pasaran a mayores. Pero todo se desmadró. Según reconstruyeron tanto el fiscal Aquiles Balbis, como los testigos, un camionero intentó primero pasar, y al no poder, desenganchó el acoplado y pasó por un costado (de la manifestación) para tomar la ruta 11. Después dio una vuelta en U y se dirigió directo adonde estaban las personas y aceleró. El camionero atropelló y mató a Jonatan Gardini, un vigilador de 38 años, protestaba en la manifestación de la CGT San Lorenzo en reclamo de un salario mínimo de 27 mil pesos. Tras la muerte del trabajador, la CGT levantó el paro y declaró cinco días de duelo. El camionero será imputado por homicidio simple.

Personal de Gendarmería y de la Policía estuvieron en el corte de ruta desde el comienzo y evitaron varias peleas entre manifestantes y transportistas.

El líder de la CGT Regional San Lorenzo, Edgardo Quiroga, dijo que “no fue un accidente de tránsito, no fue un camionero enojado por estar demorado. Este hombre pasó por arriba del piquete, insultó a los que estábamos ahí, nos dijo que nos iba a matar a todos”. De acuerdo a lo que expresó en una conferencia de prensa que brindó debajo del puente ubicado en el acceso a la vecina ciudad, en la previa consideraron que “era un hecho normal porque a veces suceden estas cosas”.

“Una vez que pasó el piquete, se trasladó a la playa de la destilería, desenganchó el tanque del acoplado y volvió raudamente donde estaban los compañeros”, precisó. Quiroga relató que debido a la velocidad que traía, muchos manifestantes se arrojaron a la cuneta para salvar sus vidas. Jonatan Gardini no pudo salvarse: “Arrolló a un papá de 4 hijos este enajenado mental pero pudo ser que haya estado alcoholizado (su nivel en sangre fue de 1,16) o pudo haber sido mandado por alguien”.

Según datos oficiales, cuando el camionero se dirigía hacia el lugar a alta velocidad los gendarmes le hicieron señales con manos y linternas. Luego, dispararon hacia el camión con municiones posta de goma y finalmente, con arma reglamentaria. El camionero trató de huir a pie y fue alcanzado por los uniformados, quienes lo detuvieron a pesar de que se resistió. El vehículo fue prendido fuego y los Bomberos debieron intervenir para apagar las llamas.

El fiscal Balbis confirmó que el camionero que atropelló y mató a Gardini ayer a la madrugada “estaba alcoholizado” y sostuvo que, de acuerdo al relato de los testigos, “nunca detuvo su marcha”. También anticipó que hoy lo imputará por “homicidio simple”.

“A cuatro horas posteriores al hecho el índice de alcohol en sangre era muy alto, de 1,16”, afirmó el funcionario judicial, en una reunión de prensa realizada en la sede de la Fiscalía de San Lorenzo.

Asimismo, reveló que el conductor del camión cisterna es “rosarino”, y que, si bien advirtió que no está en condiciones de afirmar que actuó con premeditación, indicó que “sí tuvo un accionar directo hacia donde estaban los manifestantes y será imputado por homicidio simple”.

Balbis confirmó que el incidente se produjo “aproximadamente a las cuatro de la madrugada”, cuando el conductor del camión “desenganchó el acoplado, dio una vuelta en U y arremetió contra los manifestantes que se encontraban en el corte”. Este detalle que relataron los testigos es la causa por la cual el camionero será imputado por el delito de homicidio simple.

Por otra parte, indicó que un móvil de Gendarmería “abrió fuego contra las ruedas del camión” para intentar detenerlo, pero el chofer siguió su marcha y “recién se bajó a unos 600 metros tras una persecución”. También detalló que al descender del vehículo “intentó esconderse debajo de otros camiones que se encontraban estacionados y fue inmediatamente detenido”. El camionero se encuentra detenido en el Destacamento móvil 2 de Gendarmería, de Virasoro y San Martín, es oriundo de Rosario y trabaja para una empresa de transportes.

“Es un enajenado mental”

Quiroga explicó que la CGT organizó el paro reclamando 27 mil pesos de salario básico y para que no haya ningún despido más. Pero a raíz del trágico hecho anunciaron la interrupción de la medida de fuerza dispuesta en apoyo a la movilización de las dos CTA a Plaza de Mayo y el decreto de cinco días de duelo. “Parece que luchar, reclamar y ganar la calle es enfrentar a los pobres contra los pobres. Vamos a exigir que se haga una profunda investigación por lo que ocurrió, es decir, los responsables por acción u omisión. Pedimos la condena más brutal contra este chofer, que sea ejemplificadora”, señaló el dirigente.

Y concluyó: “Hay un solo responsable y ese es Macri. Si no hubiese despidos, suspensiones, si nos respetaran como trabajadores, no estaríamos haciendo piquetes, ni huelgas sino trabajando y con nuestras familias”.

Lifschitz y la violencia

El gobernador Miguel Lifschitz señaló que el trágico hecho ocurrido en San Lorenzo se inscribe en “los altos niveles de violencia que hay en la sociedad”.

“Se trata de la muerte de un trabajador joven en manos de una situación de irracionalidad absoluta. Fue un homicidio, un asesinato que ocurrió bajo los efectos del alcohol, con una violencia irracional”, reflexionó el mandatario santafesino en declaraciones a la prensa.

Lifschitz afirmó que en estas situaciones se necesita “una acción rápida de la Justicia, del fiscal, para imputar a esta persona, para que no haya impunidad, para llevarle algo de tranquilidad a los familiares del fallecido”.

“También es una situación que nos habla de la necesidad de bajar los niveles de violencia de la sociedad”, agregó el gobernador, para señalar luego: “Estamos en una sociedad muy crispada, donde a veces motivos menores, como en este caso, terminan desatando una tragedia”.

Consultado sobre si siente que se vive un clima de inestabilidad, dijo que no observa “otras intenciones” en el hecho ocurrido en San Lorenzo.

“En este caso se trató de un conjunto de trabajadores y sus representantes gremiales que estaban ejercitando su derecho a la protesta”, describió, para señalar que en todo caso “se pueden discutir los métodos”, aunque expresó que “de ninguna manera se puede justificar el ejercicio de la violencia y menos con estas consecuencias”.

“Algunos hablan de maniobras destituyentes, de conspiraciones, yo no visualizo eso”, especificó el gobernador, para luego admitir que se trata de problemas sociales. “Sinceramente lo que hay son insatisfacciones en determinados sectores, hay demandas que se expresan de esta manera, es parte de la realidad de Argentina que hay que saber conducir y manejar de manera adecuada a través del diálogo y la negociación, tratando de evitar que sucedan situaciones de violencia”.

Palabras de despedida

La tristeza embargó el Facebook de Jonatan Gardini y sus amigos comenzaron a dejar mensajes de despedida.

“Querido primito hoy mi corazón se llenó de dolor. Hace una semana charlamos de todo un poco, hoy no lo puedo creer que tu corazón dejó latir. Q.E.P.D. Te voy a extrañar mucho”.

“¡Qué noticia más triste! Siempre vas a ser nuestro compañero de primaria, el pibe bueno, respetuoso, siempre te voy a recordar! Descansá en paz. Dios seguramente ya te recibió en su reino!.

“¡Que tristeza! De no creer. Que Dios le de fortaleza y tranquilidad a su señora e hijos”.

Atropellado

Hace justo una semana un joven que pedía monedas entre los camiones en San Lorenzo perdió el equilibrio y cayó bajo las ruedas de un vehículo de gran porte, que pasó por encima de sus piernas sin detener su marcha para asistirlo. El joven está grave. La Policía buscaba al chofer que se dio a la fuga.

Comentarios