El Hincha

En el Gigante

Central fue de mayor a menor, no aprovechó su momento, malogró un penal y cayó ante Godoy Cruz


Fue un reinicio para el olvido. Central contaba con los regresos de Pinola y Carrizo, con el debut de Montero en el banco, pero fue derrota ante Godoy Cruz en el Gigante, pese a contar con un penal.

El Canalla arrancó con todo el duelo en el Gigante ante el Tomba. En el debut oficial de Paolo Montero en el banco de suplentes, Central tuvo dos situaciones claras para abrir el marcador.

Primero una de Marco Ruben, una palomita en el centro del área visitante, que no pudo conectar, y luego un remate desde media distancia a la salida de un tiro libre de Mauricio Martínez, que el arquero visitante desactivó en dos tiempos.

Tras un comienzo a toda furia, como pretende su entrenador, el Canalla se fue apagando. Con la iniciativa del partido, pero con poca profundidad a la hora de los metros finales.

Y cuando parecía que el primer tiempo se moría, apareció Teo. Gran jugada del delantero colombiano sobre el sector derecho, y penal para el Canalla. Marco Ruben tomó la pelota, remató fuerte a la derecha de Rey, que manoteó al córner.

Para el inicio del segundo tiempo, Paolo Montero no movió el banco, confió en los mismos once, y el Canalla se pareció al del arranque del partido.

Salió con todo a llevarse por delante al Tomba, y tuvo dos chances claras. Primero, otra vez con Marco Ruben, tras una atropellada en el área visitante que el arquero logró despejar, y luego una con Paulo Ferrari.

Pero otra vez una meceta en el rendimiento. Entonces Paolo Montero sacó a Ferrari y mandó a la cancha al juvenil Maximiliano Lovera, buscando mayor peso ofensivo. Pero la jugada le salió mal.

A los 20 del complemento, el Tomba agarró mal parada a la defensa del Canalla y Gastón Giménez marcó para la visita. Todo cuesta arriba para Central.

Central sintió el golpe del gol de la visita, y el entrenador canalla metió otro cambio. Adentro Washigton Camacho, en lugar de Mauricio Martínez, para buscar más fútbol en la mitad de la cancha. Y al no ver reacción dentro de la cancha, liquidó los cambios. Fabián Bordagaray por Federico Carrizo, de mayor a menor en su regreso a Central.

De ahí en adelante, mucho empuje, mucho entusiasmo, pero casi nada de claridad. Solamente un tiro libre del pibe Lovera, que el arquero visitante despejó con los puños, y el remate de Villagra en el rebote de la jugada que se fue muy por encima del travesaño.

Y no hubo tiempo para nada más. Sabor amargo en el reinicio del torneo para el Canalla.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios