Espectáculos

Pogo fatal

Así fue la avalancha y el pedido del Indio Solari

El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli admitió que la ciudad se desmadró. Además de los incidentes en el predio, hubo piquetes y disturbios. El mandatario dijo que el predio no es municipal y apuntó a la productora del show, Chacal.


Desde las primeras filas grabaron la secuencia. “¡Hay gente en el piso! A ver los muchachos de seguridad ¡Levantenlos por favor!”, se escucha decir al músico que más tarde tuvo que volver a interrumpir el show.

“Se nos fue de las manos”

El intendente de la ciudad bonaerense de Olavarría Ezequiel Galli afirmó que lo que sucedió fue un desmadre total porque esperaban entre 160 y 170 mil personas, pero calculó que fueron más de 350 mil. El intendente por Cambiemos admitió que la situación “se nos fue de las manos”, pero se despegó de la responsabilidad de los muertos y heridos dentro del predio La Colmena. Apuntó a la productora Chacal que organizó el show. El municipio, siempre según dijo, debía controlar la calle y brindar una respuesta sanitaria. Para eso dispuso personal policial, de Defensa Civil y de salud de la provincia de Buenos Aires. De nuevo el cálculo les salió mal. “Estaban preparado para la mitad de la gente que llegó. La situación se colapsó a la salud. El servicio de salud fue eficiente en los cuatro hospitales y puestos móviles”, explicó Galli a Telam.

Galli dijo sentirse co responsable pero en lo que le toca. “Los organizadores no estimaron que iba a venir tanta gente, sino 170 mil, como mucho, pero no es el número de entradas que vimos. Lo tiene que determinar la Justicia”. Según el mandatario, el municipio de Olavarria libró una habilitación de hasta 200 mil personas, igual que los bomberos. “La Justicia tiene que determinar si la productora incumplió con la habilitación. Nadie se imaginó que iba a venir tanta gente; por la tarde llegaron más de cien mil vehículos”.

Galli promovió que el recital se hiciera en Olavarria. Incluso se rumoreó que había entregado un cuchillo de regalo al Indio Solari. El abogado de 36 años de Cambiemos ganó las elecciones superando a José Eseverri, que iba por la reelección y forma parte de una familia política anclada al Ejecutivo de la localidad desde la década del 90. De hecho, Eseverri es familia del anterior intendente que había prohibido en 1997 a Los Redonditos de Ricota hacer el recital en esa ciudad.

Galli insistió que el predio no es municipal. “Está judicializado -es de los acreedores-, con un contrato de alquiler firmado a una empresa privada, que tenía que llevar adelante el show”, explicó el mandatario y aclaró que él no tiene responsabilidad legal por las muertes. “Lamento que lo que debía ser una fiesta terminó de esta manera. Lo lamento con el alma. Me siento responsable de la situación. Estoy acá para dar la cara como siempre lo hice”, concluyó.

La fiscal de Olavarría Susana Alonso tomó la investigación y hasta ayer la carátula provisoria fue “Averiguación de causales de muertes”.También le tomó declaración al Indio Solari y a los representantes de Chacal Producciones, encargada de la organización manejada por los hermanos Matías y Marcos Peuscovich. Ambos tienen una amplia trayectoria de montar los shows de Solari y La Renga, otra de las bandas que arrastra con antecedentes de muertos y heridos. “Están comunicados de que se dio inicio a actuaciones penales por la averiguación de causales de muerte de dos personas y lesiones en otras”, explicó la funcionaria en declaraciones al canal de noticias TN.

Según la fiscal la principal hipótesis de las muertes es que se dieron por “un desborde de gente y la presencia de muchos más asistentes de los permitidos en un inicio”. Sobre la capacidad, agregó que había sido habilitado para 200 mil personas.

“Hubo de las dos cosas: venta de entradas sin límite y hubo gente que entró sin entrada. Le tomé declaraciones a mucha gente que asistió ahí y me dijo que salieron después de la primera canción porque no se podía estar. Hay muchos factores a tener en cuenta”, aseguró Alonso. “La productora eligió un lugar que, por lo visto, ha sido superado. Por lo cual, también ha sido superada la gente destinada a prevención. Si el lugar fue superado en la organización interna, se supone que la Policía también se esperaba menos gente. Había prácticamente el doble de gente de lo que se esperaba”, concluyó.

Furia y la vuelta

El comandante del destacamento de Bomberos de Olavarría, Julio Colman, contó que ayer por la mañana se registraron disturbios en distintos puntos de la ciudad. Muchos, siempre según el rescatistas, eran personas que no tenían cómo volver y prendieron fuego una oficina dispuesta para el canje de las entradas del recital. También hubo piquetes en la estación de trenes, quema de neumáticos y saqueos de comercios. Al cierre de esta edición, se calculaban que había unas 20 mil personas varadas en la ciudad. En su mayoría eran del Gran Buenos Aires.

El intendente apoyado por la provincia y la Nación dispuso 20 micros para llevarlos y así “descomprimir la situación”. Lo mismo con transportes del Ejército, la provincia y de municipios vecinos. “El equipo completo de Olavarría, y el gobierno nacional, provincial estamos trabajando fuertemente para solucionar la situación. El resto en manos de la Justicia”, insistió Galli.

La ruta 3, principal camino que conecta Olavarría al resto de la provincia registró mucho tráfico. Desde Vialidad Nacional estimaron 800 micros y combis más las motos, camionetas y los autos particulares. También que hubo largas colas en estaciones de servicio y talleres mecánicos. “En una gomería había 16 coches esperando que un solo gomero arregle las pinchaduras”, comentaron desde Vialidad Nacional. Al cierre de esta edición se esperaba identificar a una víctima fatal fruto de un choque frontal entre dos autos en la ruta 3.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios