El Hincha, Rugby

Informe

Hoy la sangría de rugbiers es leve, pero si aumenta se accionará la clausula de rescisión

Hasta el momento se fueron cinco jugadores y Quesada, podrían irse varios más pero no tantos como muchos vaticinaban. Ahora bien, con tres meses de competencia en Europa, cuándo los clubes tengan urgencias por lesiones y tengan que contratar, la UAR dejará ir a otros. Hoy no hay peligro.


Los que se fueron: Kremer, Quesada, Petti, De la Fuente, Orlando y Alemanno.

El éxodo de jugadores argentinos no se detiene y golpea a un rugby criollo cada día más jaqueado. Ante la imposibilidad de poder repetir en 2021 el mismo marco de competencia y de ingresos económicos que tenían previsto, las autoridades de la Unión Argentina tuvieron que liberar a los rugbiers a que si reciben ofertas desde el exterior las estudien. No fue una decisión fácil por parte de los dirigentes, mucho menos para los jugadores, que desde 2016 han optado por quedarse en Argentina apostando por el desarrollo del rugby profesional, que llevó a Jaguares a disputar la final del Súper Rugby 2019.

La situación actual dice que ya se fueron seis jugadores: Guido Petti (Bordeaux), Lucas Mensa (Valence), Marcos Kremer (Stade Francais), Jerónimo de la Fuente (Perpignan), Matías Alemanno (Gloucester) y Matías Orlando (Newcastle Falcons). Además, Gonzalo Quesada pasó a ser entrenador de Stade Francais y Germán Fernández, quien era integrante de la estructura del rugby de alto rendimiento de la UAR, fue contratado por el Viadana. La lista podría ampliarse con varios nombres más, pues están en carpeta de clubes europeos Julián Montoya y Matías Moroni (suenan en Leicester de Inglaterra), el rosarino Emiliano Boffelli (Racing 92) y Santiago Medrano (Beziers). También sonaron en Francia los nombres de Joaquín Díaz Bonilla y Lucas Paulos.

A nadie le agrada que los jugadores emigren al exterior, pues tras cuatro años de poder disfrutarlos ahora es triste que tengan que irse casi obligados por la situación. Todo parece indicar que la lista de jugadores que partan no sería tan grande como muchos piensan.

Desde la casa madre del rugby argentino le confiaron a El Hincha que “hasta el momento solo se fue un entrenador (Quesada). Y el caso de Germán Fernández, él es Coordinador de Capacitación y recién parte en septiembre”.

Respecto a la situación de los jugadores, fuentes de la UAR contaron: “Después de los jugadores sólo se fueron Marcos Kremer y Guido Petti. En tanto, Jerónimo (De la Fuente) cumple su vínculo hasta diciembre y también Matías Orlando, que firmó desde diciembre con Newcastle. El caso de Mati Alemanno aún no cerró su renuncia con la UAR, más allá de la oficialización de su contrato con Gloucester. Se está viendo cuándo se iría”.

La situación podría agravarse para la UAR con otro factor. Es que con las competencias en marcha en Europa, si varios de los clubes sufren bajas por lesiones la mira estará puesta en el rugby argentino para venir en búsqueda de más jugadores de Jaguares que se quedaron.

Marcelo Rodríguez, presidente de la Unión Argentina de Rugby. Crédito: Gentileza Prensa UAR.

Ante este probable escenario, El Hincha consultó a Marcelo Rodríguez, presidente de la UAR. “La salida de algunos jugadores estaba contemplada cuando tuvimos la conversación con ellos. Y quizás se pueda ir alguno más. La realidad es que sin la certeza de un formato tradicional del Súper Rugby para 2021 nos parecía que lo correcto era informar a los jugadores y el staff de la situación de incertidumbre que aquejaba a la UAR y su futuro”, dijo Rodríguez.

Además, el dirigente sanjuanino expresó: “Y dentro de ese escenario que nadie eligió pero que debemos afrontar hay dos decisiones: por un lado, que quienes se vayan lo hagan a desafíos competitivos para que sigan bajo la órbita de Los Pumas y, por el otro, que cuando Jaguares vuelva a competir tenga un plantel renovado, a la altura de las circunstancias. Nadie en el mundo conoce la magnitud ni la duración de esta crisis”.

Las decisiones tomadas por la UAR tienen su fundamento. “Nosotros elegimos preservar la buena salud de la economía y finanzas de la UAR, seguir apostando sobre todo al sistema de desarrollo al alto rendimiento, al rugby de base, y estamos convencidos de que, por nuestros compromisos internacionales, el rugby será un deporte que se recuperará rápidamente del impacto de la pandemia”, dijo el presidente de la UAR.

En relación a Sanzaar y al futuro de una competencia para Jaguares, Rodríguez afirmó: “El vínculo con Sanzaar está intacto y estamos trabajando mancomunadamente las cuatro naciones viendo cómo establecer las competencias internacionales con relación al impacto que nos sigue imponiendo esta pandemia que afecta a todo el planeta”.

La lógica indicaría que una vez resuelto el lugar y competencia para Jaguares para la o las próximas temporadas, y la UAR podría dar por terminado el plazo de gracias de no hacer cumplir las clausulas de rescisión de los contratos con los jugadores y staff técnico, para poder proteger y contar con un plantel competitivo, ya que los clubes europeos cuando necesiten emparchar a sus equipos para poder pelear por el título o ascender o zafar del descenso van a venir por todo.

Comentarios