Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Hoy, a buscar con lupa algo abierto

Ayer hubo actividad normal, pero en el Viernes Santo la fe pudo más que el lucro.

Para tener en cuenta a la hora de intentar hacer una compra: si bien ayer resultó prácticamente normal la actividad comercial en Rosario, hoy habrá que buscar con empeño algún negocio abierto a excepción, por supuesto, de los shoppings que tienen su lógica propia, y pequeños locales atendidos por sus propios dueños. Éste es el panorama que pronosticó la Asociación Empresaria, cuyo titular, Elías Soso, explicó que se trata de un feriado de características únicas por su impronta religiosa, y que por ello calcula que no más de un 20 o a lo sumo un 30 por ciento de los comercios levantarán sus persianas este Viernes Santo. La fe católica, en este caso, podrá más que cualquier invocación interesada al dios Mercurio.

“Abrió todo el mundo”, fue la síntesis de Soso sobre la dinámica comercial de ayer. La Asociación Empresaria batalla desde hace tiempo para que Rosario se acople a la tendencia que las grandes cadenas terminan imponiendo en cada centro urbano donde hacen pie: abrir las puertas los fines de semana y los feriados.

El dirigente, con todo, estimó que hoy habrá, a lo sumo, un 30 por ciento de locales en actividad.

Soso aclaró sin embargo que esto era lo que se esperaba, y que el porcentaje augurado no lo desanima: será similar al que se registró el año pasado para la misma fecha. Y ello, explicó, por el carácter religioso de este feriado, que le otorga un “plus” de acatamiento por parte del empleador respecto de otros días festivos. Igual, señaló que las realidades son diferentes en los barrios y en la zona céntrica, tanto por la cantidad de empleados como por los demás costos que deben afrontar los empresarios para abrir las puertas un feriado.

Soso aclaró además que la remuneración a los afiliados al gremio de Comercio para estos casos está estipulada en el respectivo Convenio Colectivo de Trabajo, y que es el doble de la que se paga por una jornada laborable.

Fabio Acosta, titular de la autodenominada Federación de Centros Comerciales a Cielo Abierto, expresó similares apreciaciones tanto sobre la actividad de ayer como sobre los augurios para hoy. El comerciante estimó que habrá algo de movimiento durante la mañana, y que la misma estará concentrada en el rubro de alimentos. En cambio, evaluó que por la tarde casi no se encontrarán locales abiertos. También él hizo la salvedad de que la decisión de levantar las persianas depende de la “espalda” que tenga cada dueño de negocio, y que en esto corren con ventaja los que encabezan emprendimientos familiares que no deben abonar salarios a terceros. En este sentido, indicó que la retribución promedio a cada empleado por su trabajo en un feriado ronda los 200 pesos.

Acosta también resaltó la singularidad de esta fecha, que remite a los sentimientos religiosos de buna parte de la población, lo que inhibe a muchos comerciantes de intentar abrir las puertas de sus locales. Y más aún por la tarde, cuando muchos fieles –entre los que se incluyen empleados de comercio– hacen honor a la tradición de concurrir al congregante Vía Crucis que encabeza el padre Ignacio Periés desde Barrio Rucci.

Comentarios