Edición Impresa, Policiales, Últimas

Homicidio con olor a ajuste

Un hombre de 30 años, conocido como Matacaballo, que se dedicaba a comprar y vender autos usados, fue asesinado de un disparo en el abdomen cuando circulaba en un Chevrolet Corsa por la zona norte.

Un hombre de 30 años, conocido en la zona norte como Matacaballo, fue asesinado en la tarde de ayer mientras transitaba con su auto por avenida Casiano Casas, en un hecho que la Policía tabuló como ajuste de cuentas. “Murió de un disparo en el abdomen, y el rodado tenía dos impactos de bala detrás de la puerta trasera derecha, aunque hasta el momento no se sabe si la bala que lo mató fue una de las que impactó en la carrocería o una tercera”, comentó un vocero policial.

Cerca de las 18 de ayer, varios estruendos sorprendieron a quienes habitan en Casiano Casas y Calvo. Cuando algunos salieron a la calle, se encontraron con un contenedor de basura tumbado sobre la vereda de los impares de Casiano Casas al 1700 y un Chevrolet Corsa color verde, patente CQE792, con una de sus ruedas en una zanja, justo frente a la pescadería Chino, ubicada en Casiano Casas 1789.

En el interior del rodado estaba un hombre inclinado sobre el volante, sin vida. “Pensamos que era un ataque cardíaco, porque no escuchamos nada más que el ruido de cuando chocó con la columna”, dijo el dueño de la pescadería.

En realidad, el hombre, identificado por la Policía como Guillermo Coliberti, de 30 años, quien se dedicaba a la compra y venta autos usados, falleció tras recibir un disparo en el abdomen. Para los investigadores el caso fue un ajuste de cuentas, por la mecánica en que se desarrolló.

“No tenemos demasiadas pistas porque parece que ningún vecino vio nada. Unos pocos alcanzaron a decir que escucharon algo, pero cuando salieron a sus casas, porque todos estaban adentro tomando mate, vieron el auto ya sobre la vereda, con la víctima en su interior”, comentó un vocero del caso.

Las primeras pistas apuntan a que Coliberti volvía a su casa cuando fue alcanzado por personas que se desplazaban en una moto, desde la cual uno de ellos efectuó varios disparos y luego se dieron a la fuga.

“Era un buen muchacho, yo lo conozco desde hace mucho, porque vive acá cerca, por calle Oriente”, en referencia a que la víctima tenía domicilio en Oriente a 1900, cinco cuadras al noroeste del lugar donde fue asesinado.

El caso es investigado por personal de la comisaría 30ª, la sección Homicidios y el Juzgado de Instrucción en turno.

Comentarios