Espectáculos

33° Festival Internacional del Cine

Homenajes santafesinos: Alcides Greca y José Martínez Suárez

El miércoles el 33° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata realizó dos reconocimientos significativos: el estreno mundial de "El Último Malón", film mudo de Alcides Greca, y la presentación del libro "Fotogramas de la memoria, encuentros con José Martínez Suárez", entre otras actividades


En su continuidad, este miércoles, el 33° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata ofreció uno de los platos fuertes de la actual edición y que puso en valor el estreno mundial de El último malón. La película muda del santafesino Alcides Greca que se creía perdida, fue restaurada por el Museo de Cine Pablo Ducrós Hicken y proyectada ante una multitud.

Se trata de una joya cinematográfica estrenada por primera vez en 1917, que corresponde a una recreación de la rebelión de los mocovíes de 1904 en la ciudad santafesina de San Javier con los participantes reales de la revuelta en el rol de actores.

Greca construyó un relato ficcional de tono modernista a sólo trece años de aquella revuelta que narra la historia de amor entre el jefe de la tribu Salvador Jesús y Rosa, su compañera. Con este documento etnográfico, subversivo y vanguardista, el director funda las bases del cine antropológico.

La proyección de esta copia restaurada a 100 años de su estreno contó con la participación de la artista Maia Koening en la musicalización en vivo y en directo.

Libro, película y un gran homenaje

El gran homenajeado del miércoles fue José Martínez Suárez, director, guionista y presidente del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. En el Museo de Arte Contemporáneo se presentó el libro Fotogramas de la memoria, encuentros con José Martínez Suárez, que incluye la colección de sus cinco películas (Dar la cara, El Crack, Los muchachos de antes no usaban arsénico, Los Chantas y Noches sin lunas ni soles).

El autor Rafael Valles abrió la charla y confesó que hacer un libro sobre Martínez Suárez, “es entender el sentido de la palabra maestro”, a lo que el cineasta replicó: “Yo no soy un maestro, soy un estudioso, un apasionado por el conocimiento”.

“Hace once años que presido este festival y estoy muy feliz. En todo este tiempo siempre nos hemos manejado con mucho respeto y confraternidad. Nunca nadie nos ha dicho qué hacer. Y lo que más feliz me hace es que la gente joven esté haciendo buenas películas, por eso quiero seguir trabajando para mejor la distribución, para que todos puedan ver esas películas”, dijo el homenajeado en el marco de una conferencia de más de una hora de duración donde hizo un recorrido por su carrera, desde su infancia en Villa Cañás a sus comienzos en los míticos estudios Lumiton.

Tras la conferencia, el público pudo volver a ver la comedia negra Los muchachos de antes no usaban arsénico (1976), en una oportunidad única de encontrarse con parte de la filmografía de Martínez Suárez en pantalla grande. No obstante, se supo, la película volverá a ver la luz en 2019 en una reedición que prepara por estos días el director Juan José Campanella y que tendrá un elenco encabezado por Graciela Borges, Oscar Martínez, Luis Brandoni y Marcos Mundstock.

Diálogos y reconocimientos

También este miércoles, el director francés Leos Carax, recibió el premio a la trayectoria seguido de la proyección de su film Mala sangre en un colmado Teatro Auditorium. Casi en simultáneo, a pocas cuadras de allí, Valeria Sarmiento y Patricia Mazury fueron protagonistas de una nueva Charla con maestras donde dialogaron sobre sus trayectorias y el trabajo con cada miembro del equipo de filmación.

Sobre los trabajos de la francesa Patricia Mazuy, Sarmiento compartió su opinión: “Las películas de Patricia tienen mucha fuerza, tienen misterio. El público quiere saber qué pasa con los personajes”. A su vez, Mazuy se refirió a los films de Sarmiento, y aseguró: “Lo que me gusta de Valeria es que sus películas no son nada naturistas”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios