Ciudad, Malvinas Argentinas

Homenaje a enfermeras civiles de la Guerra de Malvinas

Este miércoles la Municipalidad reconocerá a Dora Ríos y a todas las mujeres que participaron del conflicto armado del Atlántico Sur. Además, se hará un reconocimiento a todos los trabajadores de enfermería que están en la primera línea de atención en la pandemia.


En el marco de un nuevo aniversario de la Guerra de Malvinas, durante la última dictadura en abril de 1982, la Municipalidad de Rosario rendirá un homenaje a Dora Ríos que atendía soldados heridos. El reconocimiento se extiende a todas las mujeres que participaron  como enfermeras durante aquellos días. La actividad será este miércoles 7 de abril a las 10.30 hs en Parque Yrigoyen (Buenos Aires y Rueda).

Además, en el marco de la actual pandemia por coronavirus, se reconocerá al Colegio de Profesionales en Enfermería del Sur de la provincia de Santa Fe, al Sindicato Único del Personal de Enfermería delegación Santa Fe, y la Asociación de Enfermería de la provincia de Santa Fe por su labor en la primera línea de atención por Covid-19 sin descanso desde hace un año.

En el acto estarán presentes el intendente Pablo Javkin y Dora Ríos, quien cumplió funciones como enfermera en el Hospital Naval de Puerto Belgrano en la provincia de Buenos Aires. También asistirán funcionarias y funcionarios municipales, miembros del Concejo Municipal y organizaciones civiles.

La secretaria de Género y Derechos Humanos del municipio, Mariana Caminotti, habló con El Ciudadano y recordó que desde el mes de marzo en la cartera trabajan con el eje de las mujeres y derechos humanos bajo el lema #LaMemoriaEnLaCalle “para dar visibilidad a figuras y procesos de nuestra historia reciente que han dejado marcas muy profundas en nuestra ciudad”.

Además expresó: “Queremos expresar un reconocimiento a las veteranas de Malvinas; mujeres que estuvieron largamente invisibilizadas detrás de representaciones masculinas del drama de la guerra, como tantas otras que hicieron aportes sustanciales a lo largo de la historia argentina. Porque una historia sin mujeres es, siempre, una historia excluyente y sesgada”-

La actividad también es organizada por el Centro Municipal Distrito Sur y la Vecinal Avrose. Desde la Secretaría consideran fundamental retomar las voces y relatos en primera persona de las protagonistas que en algún momento fueron dejadas de lado. “Dora formó parte de las enfermeras civiles del Hospital Naval Puerto Belgrano, siendo muy joven, y del conjunto de las enfermeras civiles de Malvinas que merecen todo nuestro reconocimiento”, señaló Caminotti.

Por último, explicó “como este homenaje ocurre en un contexto tan complejo como el de la pandemia, decidimos hacer extensivo el homenaje a las mujeres de la enfermería, quienes están en la primera línea de atención y ponen su cuerpo todos los días para salvar vidas, como lo hicieron Dora y sus compañeras en el profundo sur”.

Las músicas rosarinas Flor Crocci y Evelina Sanzo compusieron en 2020  “Ellas”, una canción para contar la historia de estas mujeres invisibles, la cual será compartida en el acto.

“Nadie nos dijo que había una guerra”

“Durante muchos años me asustaba con cualquier ruido, sonidos de sirenas, bomberos que pasaban, corría. Estaba viviendo como si tuviera una guerra interna”, así describió Dora Ríos cómo vivió los años post guerra donde prevaleció la ausencia del Estado, en todos sus niveles.

Hoy tiene 65 años y hace 26 vive en Rosario. Contó a El Ciudadano que padeció una depresión como consecuencia de su trabajo realizado como enfermera, atendiendo a soldados argentinos heridos durante en la guerra en las Islas Malvinas. Detectar el cuadro le llevó muchos años, ya que -insistió- nadie las ayudó a procesar los hechos que vivieron ni recibieron asistencia psicológica.

El aumento de presión, siendo tan joven fue el síntoma que llamó la atención a su médico y desde entonces comenzó a trabajar esto y todo lo que había pasado a finales de la dictadura.

“Nadie nos dijo que había una guerra”, recordó Ríos con un tono que sigue expresando cierto asombro.  Solo les dijeron la palabra “operativo” y lo que siguió fue preparar camillas, escuchar las hélices de helicópteros y sirenas de ambulaciones, atender heridos.

Ríos nació en Santa Fe capital, en una familia humilde y que desde pequeña quiso ser enfermera como su papá y porque le gusta “estar al servicio de los demás”. Pudo terminar la secundaria y luego inscribirse en la Cruz Roja Argentina.

Desde que terminó la guerra, pasó la mayoría de los años siguientes en silencio, con pocos oídos para escuchar su experiencia, sus miedos, sus enojos. Pasaron 39 años y Ríos por primera vez siente “un abrazo que nunca tuve, homenajes de desconocidos que son un mimo para el corazón”. “Me siento honrada por mi país. Hoy la gente quiere saber qué pasó y yo quiero contarlo”.

Comentarios