Mundo

Alemania, la más afectada

Históricas inundaciones en Europa causaron más de 150 muertos y cientos de desaparecidos

La nación gobernada por Angela Merkel ya confirmó 133 víctimas fatales. Bélgica reportó otras 20. Los temporales de lluvias, calificados como inéditos, también asolaron a Luxemburgo, Países Bajos y Suiza. Científicos ponen el foco en el cambio climático


Al menos 153 personas murieron en Europa, la mayoría de ellas en el oeste de Alemania, debido al temporal de una magnitud sin precedentes que esta semana causó inundaciones y derrumbes. Decenas de personas permanecen desaparecidas, según el último balance de las autoridades.

Como consecuencia del temporal en Alemania, los muertos en el continente se elevan a 133 personas, 90 de las cuales vivían en la región de Renania-Palatinado, una de las más afectadas. Allí se reportaron 618 heridos y 60 desaparecidos, indicó la Policía.

Otras 43 muertes fueron confirmadas registrados Renania del Norte-Westfalia, otro de los estados alemanes azotados por el temporal. Bélgica informó hasta ahora 20 muertos en su territorio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El diluvio sorprendió a los habitantes de las urbes afectadas. Muchos quedaron atrapados por las riadas y desbordes de ríos. Además de Alemania y Bélgica, los fenómenos climáticos asolaron a Luxemburgo, Países Bajos y Suiza.

En todas esas países iniciaron este sábado las tareas para limpiar las ciudades inundadas de barro y escombros, y restablecer la electricidad además de comenzar con el relevamiento de las millonarias pérdidas materiales.

En varias ciudades alemanas, los habitantes tuvieron que salir, casi huyendo, de sus casas el miércoles por la noche. Otros, los encontraron destruidos al regresar de los trabajos. La fuerza de las corrientes de agua causó derrumbe de árboles, vehículos arrastrados por el agua, carreteras y puentes hundidos o suministro eléctrico cortado.

En todas las ciudades afectadas, los bomberos, los servicios de protección civil, los responsables locales y militares comenzaron las gigantescas tareas de limpieza de escombros y de barro que obstruyen a menudo las calles.

En las regiones del oeste de Alemania atravesadas por el río Rin, las inundaciones se debieron sobre todo a cursos de agua más pequeños, que se salieron de cauce alimentados por las intensas lluvias. Algunas de las zonas afectadas son urbanizaciones no habilitadas, precisamente, por su condición de inundables.

En el distrito de Heinsberg, en Renania del Norte-Westfalia, los muros de contención de una represa cedieron el viernes por la noche y 700 personas tuvieron que ser evacuadas.

El gobierno indicó además que trabajaba en la creación de un fondo de ayudas especiales ya que las pérdidas causadas por las inundaciones serán de miles de millones de euros.

La solidaridad también se organiza entre los ciudadanos para efectuar donaciones en todo el país además de apoyos prometidos por las grandes empresas, como el constructor de automóviles Volkswagen.

Las pérdidas son “tan importantes que tendrán ocupados a los equipos durante mucho tiempo”, advirtió la dirigente de Renania-Palatinado, mientras que el gobernador del estado de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, aseguró que la catástrofe tiene “una magnitud histórica”.

Sin cambio de conductas, el cambio climático avanza

Numerosos científicos y organizaciones predicen desde hace años que las lluvias de verano y las olas de calor se volverían más intensas debido al cambio climático inducido por el hombre.

Hannah Cloke, profesora de hidrología en la Universidad de Reading, en Reino Unido, señaló que “las muertes y la destrucción en Europa como resultado de las inundaciones son una tragedia que debería haberse evitado”.

Agregó que “el hecho de que otras partes del hemisferio norte estén sufriendo olas de calor e incendios sin precedentes debería servir como recordatorio de cuánto más peligroso podría volverse nuestro clima en un mundo cada vez más cálido”.

En Reino Unido, afectado por graves inundaciones este lunes, el comité asesor de cambio climático del gobierno señaló recientemente que la nación estaba hoy peor preparada para el clima extremo que hace cinco años.

 

Comentarios