Edición Impresa, Política, Ultimas

Histórica condena a represores

Tribunal Oral Federal sentenció a siete ex policías y militares de Reconquista, entre ellos al ex comodoro Danilo Sambuelli, a penas de hasta 21 años de cárcel tras tomar por primera vez en la provincia los delitos sexuales como de lesa humanidad.


condenadentro

Los siete acusados en el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en el norte de la provincia recibieron penas de entre siete y 21 años de prisión. Ayer, el Tribunal Oral Federal de Santa Fe dio a conocer la sentencia de la llamada causa Sambuelli, que investigó el terrorismo de Estado en Reconquista.

El tribunal integrado por los jueces María Ivon Vella, José María Escobar Cello y Otmar Osvaldo Paulucci condenó a los acusados por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, tormentos agravados, violación agravada y vejaciones, en perjuicio de 35 víctimas, durante la última dictadura.

Dos ex militares –el comodoro Danilo Sambuelli y el mayor Jorge Alberto Benítez– recibieron penas de 21 y 17 años respectivamente. Mientras que los cinco ex policías imputados recibieron las siguientes condenas: Carlos Armando Nickisch, 18 años de prisión; Arnaldo Máximo Neumann, trece años; Horacio Omar Machuca, once años; Rubén Molina, diez años; y Eduardo Luque, siete años.

Sambuelli, jefe de la represión ilegal en el norte santafesino, recibió la condena más dura al ser hallado culpable de los delitos de privación ilegal de la libertad agravada por amenazas y empleo de violencia, tormentos agravados y violación agravada reiterada. El otro ex militar, Benítez, fue condenado a 17 años de prisión por privación ilegal de la libertad, amenazas, violencia y tormentos agravados.

El ex policía Nickisch fue sentenciado a 18 años de prisión por privación ilegal de la libertad agravada, amenazas, tormentos agravados, violación y vejaciones. Machuca recibió once años de prisión por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, violación, tormentos agravados y vejaciones. Molina fue condenado a diez años de cárcel, Neumann a trece años y Luque a siete años.

Se trata de una sentencia histórica porque por primera vez se juzgan en la provincia violaciones contra mujeres detenidas como delitos de lesa humanidad, una práctica que ocurrió en otros centros clandestinos pero que esta vez, por el trabajo de las querellas y de la Fiscalía, se pudo incorporar en el juicio.

La causa Sambuelli ventiló el accionar del aparato represivo, durante la última dictadura, en el departamento General Obligado, que tuvo como epicentro la III Brigada Aérea de Reconquista.

Durante el juicio, que se inició en noviembre de 2012, declararon más de 60 testigos que mediante sus dichos sacaron a relucir el accionar ilegal desarrollado en la III Brigada Aérea de Reconquista, epicentro del terrorismo de Estado en el norte de la provincia. El Tribunal dará a conocer los fundamentos de su resolución en una audiencia prevista para el mediodía del 25 de septiembre.

Repercusiones tras el fallo

El ministro de Justicia de la provincia, Juan Lewis, se mostró “muy conforme” con la sentencia y dijo tener expectativas por conocer los fundamentos, al tiempo que destacó que se trata del “primer juicio que tomó los delitos sexuales como de lesa humanidad”.

Celina “Queca” Kofman, de Madres de Plaza de Mayo filial Santa Fe, contextualizó el juicio en la lucha de tantos años de las Madres de Plaza de Mayo y remarcó que los represores “hoy la están pagando, pero condenados con todas las garantías constitucionales, esas mismas garantías que les negaron a nuestros hijos, que fueron desaparecidos, torturados, exterminados salvajemente. Por eso hay que seguir la lucha hasta lo último”.

Raúl Borsatti, integrante de la Asociación Norte Amplio por los Derechos Humanos de Reconquista, consideró que la condena a siete represores que operaron en esa ciudad durante la dictadura demuestra que “se trata de un mensaje a toda la sociedad” y que “no hay vuelta atrás”. El dirigente agregó: “Valió la pena el esfuerzo. Esta es una causa que en el norte ha tenido una construcción colectiva, no hay héroes individuales en esta causa”.

El abogado querellante Iván Bordón también se manifestó “muy conforme” con el fallo del Tribunal y opinó que en este juicio “se discutió el pasado, el presente y el futuro”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios