Edición Impresa, Espectáculos

Historias de vínculos anómalos

“Una tragedia argentina”, esta noche a las 22, en el centro de estudios teatrales.

Esta noche, a las 22, en el Centro de Estudios Teatrales (CET, San Juan 842), tendrá lugar el estreno de Una tragedia argentina, melodrama de humor negro que lleva la firma del dramaturgo porteño Daniel Dalmaroni (Maté a un tipo). La puesta local, en la que actúan Bernardo Vitta, Mariano Raimondi, Juan Manuel Raimondi, Ofelia Castillo, Ana Carrafiello y Dannae Abdala de Sá, bajo la dirección de Aldo Pricco, seguirá en cartel los restantes sábados del mes.

Como si se tratara de una tragedia shakespeareana aunque en la matriz de una familia tipo de clase media, aparecen en el discurrir de la pieza profundos y extraños secretos que poco a poco son revelados.

Adelanta el grupo: “Casi como en una caja rusa se suceden una serie de despojamientos en los que parecería que no puede ocurrir nada más, y sin embargo ocurre”.

En Una tragedia argentina, que cuenta con la asistencia de dirección de Lucrecia Moras, como en toda tragedia que se precie de tal algunos transgrederán ciertas normas y quedarán expuestos al castigo del cruel destino. Sin embargo, lo cotidiano se cuela tranquilo en una simple situación en la que quedan al descubierto los estereotipos más frecuentes de la sexualidad, lo religioso, el amor y la incorrección política.

Detalla la gacetilla de prensa: “Pérez García, Familia Falcón, Simpson, Benvenuto, Campanelli, Ingalls: formatos diferentes de relaciones aptos para sufrir y gozar, para emocionarse y reírse, para llorar y soñar. Los integrantes de esta familia son capaces de provocar todas esas sensaciones juntas, a la vez que algo inexorable parece conducirlos a un final trágico plagado de la típica sangre que ronda las verdaderas tragedias”.

Comentarios