Ciudad, Edición Impresa

Tragedia en la ruta

Hipótesis: una rueda pinchada

El fiscal de Homicidios Culposos Walter Jurado investiga cuál fue la causa del siniestro fatal entre micros de Monticas. Con el correr de las horas perdió peso la versión de que el choque frontal pudo producirse por un intento de sobrepaso.


La Fiscalía Regional Rosario investiga las causas del trágico siniestro vial que ayer por la mañana dejó un saldo de 12 muertos y 34 heridos en la ruta 33.  La pesquisa cayó en manos del fiscal de Homicidios Culposos Walter Jurado, quien afirmó en el lugar de los hechos que aún no estaban determinadas las causas del choque frontal entre los dos colectivos de la línea Monticas. De todos modos, la principal hipótesis apunta a que a uno de los micros se le pinchó un neumático y su conductor perdió el control, con el saldo conocido.

Poco después del choque, dos hipótesis comenzaron a circular: el impacto se había producido por una rueda pinchada o porque uno de los colectivos quiso pasar a un auto y se encontró con el otro enfrente, según recolectaron los investigadores en el lugar del siniestro. Más tarde, voceros judiciales sostuvieron que si bien las causas aún no fueron determinadas, la hipótesis del sobrepaso fue perdiendo fuerza en las horas siguientes. Es que varios testimonios relataron haber visto uno de los neumáticos explotar y al colectivero de la unidad que se dirigía con destino a Zavalla perder el control. Igual, Jurado aclaró: “Aún no sabemos si fue una falla humana o mecánica”.

En el marco de la pesquisa, el fiscal ordenó los peritajes de rigor: serán objeto de análisis los dos colectivos, que fueron llevados al Batallón 121, donde funciona la Policía de Investigaciones (PDI). En el lugar de choque, estos pesquisas trabajaron recabando pruebas para la investigación. Una vez que se retiraron todos los cuerpos, se trasladaron los colectivos hacia la zona sur de Rosario.

“La Policía Científica secuestró el tacógrafo de los vehículos involucrados: se va a peritar con el personal idóneo para que me informe a qué velocidad circulaban”, explicó Jurado al canal porteño TN en relación con las versiones que indicaban que los colectivos iban a alta velocidad.

Un portavoz judicial dijo que en la ruta 33 no había huellas de frenadas, por lo que se presume que los colectivos viajaban a una velocidad reglamentaria. “La gravedad del accidente fue por el impacto de frente”, agregó.

De acuerdo con esta versión, en la zona del accidente varios testigos contaron lo que habían observado. Entre ellos, sobrevivientes y automovilistas. De igual manera, ante el estado de shock que dominaba a los presentes en la escena del siniestro, serán citados a Fiscalía para declarar formalmente. “La persona más cercana al hecho dice que vio que uno de los colectivos cruzó de carril, puede ser la rotura de rueda u otra causa”, dijo el mismo vocero tribunalicio.

Lifschitz decretó un duelo provincial

El gobernador Miguel Lifschitz firmó ayer por la tarde el decreto 0347/2017 que establece al viernes 24 de febrero como día de duelo en todo el territorio provincial. La medida se tomó en el marco del siniestro vial registrado durante la mañana en el kilómetro 779 de la ruta nacional 33, entre dos unidades del transporte automotor de pasajeros. “Ante este penoso suceso, el pueblo y el gobierno de la provincia acompañan con su solidaridad y pesar el dolor de los familiares de las víctimas”, indica el decreto, tomado a su vez por el municipio para suspender las actividades culturales previstas en el marco de los festejos del Carnaval.

Dadores de sangre

El Ministerio de Salud provincial y la Secretaría de Salud municipal informaron que los heridos que debieron recibir soporte transfusional lo hicieron por el stock de unidades de sangre generadas por donaciones de toda la provincia. No obstante, debido a la magnitud de los hechos se solicita preventivamente que quienes deseen donar se acerquen hoy de 8 a 11 a los hospitales Centenario, Provincial y  Eva Perón. Se recuerda que es necesario desayunar normalmente y concurrir con DNI.

Casildenses en pie de guerra

Vecinos de la ciudad de Casilda, a 50 kilómetros de Rosario, se acercaron este viernes a la terminal de ómnibus local para protestar por el servicio de la empresa Monticas, de la cual son usuarios. La movilización impidió la entrada y salida de colectivos de la firma, sobre la que exigen que deje de operar.

Varios cientos de casildenses se convocaron por Facebook primero, y luego por Whatsapp, tras el siniestro sobre la ruta 33.  Lo que coincidieron en reclamar es el cese del permiso para que opere la firma, y en tal sentido exigieron la presencia de autoridades legislativas y ejecutivas, dado que Monticas percibe millonarios subsidios por parte de Nación y provincia pese a lo cual el servicio que presta es objeto de constantes reclamos por el mal estado de las unidades y el déficit en el cumplimiento de las normas de seguridad vial.

Los vecinos de Casilda volverán a concentrarse este sábado a partir de la 9 en la Plaza del Mástil, frente a la sede de la Municipalidad, por el mismo motivo.

Monticas hizo hincapié en que las unidades estaban en regla

La firma propietaria de los dos micros involucrados en el choque emitió ayer un comunicado sobre el trágico siniestro, en el que se hizo hincapié en que las unidades estaban en regla. “La empresa Monticas informa sobre una colisión de dos de sus unidades sobre ruta 33  y manifiesta su profunda consternación ante las consecuencias del hecho”, se titula.

En el texto se sostiene: “Por razones que se están investigando, colisionaron de frente dos unidades de nuestra empresa”.

“Lamentamos profundamente informar que, como consecuencia del hecho, y según información preliminar, se produjo el fallecimiento de 13 personas, entre ellas los conductores de ambas unidades, mientras que alrededor de 34 pasajeros resultaron con heridas de diversa consideración, quienes fueron trasladados a los hospitales de Emergencia Clemente Álvarez (Heca),  Provincial, Centenario y Eva Perón”, añade.

“Las unidades cubrían, respectivamente, el trayecto  Casilda-Rosario y Rosario-Zavalla. Los colectivos, ambos modelos 2012, contaban con todas las inspecciones técnicas oficiales; habilitaciones al día y estaban en óptimas condiciones de operación”, hizo hincapié la firma.

“Directivos de la empresa se hicieron presentes en el lugar del hecho y están a disposición de los pasajeros afectados y sus familiares para brindar toda la asistencia necesaria, al tiempo que colaboran con la Justicia a los fines de contribuir a establecer las causas de este hecho que provocó una profunda consternación en nuestra compañía”, cierra.

Comentarios