Edición Impresa, Espectáculos, Teatro

Habla el actor y director Juan Nemirovsky

“Hay que seguir ampliando el panorama cultural rosarino”

El fin de año lo encontró rodando el largometraje “El Cauce”, al tiempo que prepara una serie de proyectos para 2017 y hace un repaso del año que termina de cara al estreno de la comedia “Mi vecino es un WiFi”.


Dueño de una intuición infrecuente, y abocado a explorar no sólo distintas poéticas en el campo de la actuación sino también atento a experimentar en diferentes soportes, el actor y director teatral rosarino Juan Nemirovsky cierra un año en el que concretó una serie de proyectos interesantes, al tiempo que dará comienzo al 2017 con el estreno del viernes próximo de una comedia típicamente veraniega, donde dirige a grandes actores de su misma generación, a partir de un texto escrito por Juan Pablo Giordano. Pero además, quien hoy, con 33 años, se ha convertido en uno de los directores referenciales de los últimos montajes del histórico Centro Experimental Rosario Imagina, que lleva adelante Rody Bertol, también uno de sus maestros, termina por estos días el rodaje del largometraje El Cauce, en Santa Fe, y es parte del staff de Tardenautas, un programa que se emite a través de la señal provincial 5RTV, donde “actúa de conductor”.

“Gran parte de todos estos desafíos que encaré últimamente tienen que ver con una vieja pelea que tengo con algunos actores más grandes, que sostienen que en Rosario no se puede vivir de la actuación; entiendo que es complicado, pero si seguimos insistiendo, si seguimos golpeando puertas y apelando al trabajo, quizás en veinte años estemos en otro lugar; creo que es hora de cambiar el chip”, sostiene con convicción quien además, en 2016, llevó adelante Heroínas (a reponer en el año entrante), un atractivo proyecto teatral a la altura de los desafíos de Rosario Imagina donde dirigió a quince actrices, también codirigió Enter Dylan dentro de ese mismo colectivo, y prepara dos nuevos estrenos teatrales para 2017 y una película dirigida por Néstor Zapata.

Una comedia “romántica”

Con el equipo de “Mi vecino es un WiFi”.

En el marco del ciclo Un Verano Fresquito, que el Teatro Municipal La Comedia (Mitre y Ricardone) pone en marcha cada verano, el próximo viernes 6, Día de Reyes, a las 21.30 (seguirá en cartel viernes y sábados en el mismo horario), verá la luz la comedia Mi vecino es un WiFi, que describe, rayando el disparate, las vicisitudes de un grupo de vecinos que habitan un edificio híper tecnológico, trabajo que cuenta con las actuaciones de Juan Pablo Yévoli, María Laura Silva, Maru Lorenzo, Mumo Oviedo, Romina Tamburello y Tincho Ovando, con dirección de Nemirovsky y asistencia de Simonel Piancatelli. “Estamos ultimando detalles de esta nueva comedia y me da un poco de pudor cuando pienso en el título (risas), porque responde a una típica comedia de verano, más allá de que en lo personal no tengo prejuicios con ningún género y la comedia hilarante es muy difícil de abordar, pero entiendo que es un género bastardeado, algo soslayado, y hasta algunos lo consideran, incluso, chabacano”, expresó el actor, que agregó: “Transitar los ensayos de esta comedia, que es una coproducción con la sala, nos sirvió para descubrir que no es un género sencillo de abordar. Con este trabajo, buscamos satirizar un poco lo que nos pasa como sociedad contemporánea: es un futuro cercano, y todo transcurre en un edificio tecnológico en el que hasta para levantar la tapa del inodoro tenés que tener WiFi; este derrotero tecnológico genera una serie de inconvenientes y entonces a estos vecinos no les queda más remedio que cruzarse y dejar un poco de lado el celular. Es así como se genera una serie de situaciones desopilantes; en definitiva, es una comedia romántica, más allá del contexto tecnológico que termina complejizando la vida cotidiana”.

El momento del cine

Un momento del rodaje de “El Cauce”.

A la hora de pensar en el cine, y luego de ser parte de largometrajes del realizador local Gustavo Postiglione tales como Días de mayo o Brisas heladas, entre otros proyectos, el año sorprendió al actor con un nuevo trabajo. “Este año me sorprendió con la posibilidad de protagonizar una película de una producción muy grande, entre Santa Fe y Buenos Aires; es un policial donde trabajo junto con grandes actores como Luis Machín, Alberto Ajaka y Martín Slipak, entre otros, bajo la dirección de Agustín Falco; es un equipo que viene de atravesar una serie de experiencias muy buenas como la miniserie santafesina Habitación 13, e incluso con una película anterior, El Silencio, con la que también les fue muy bien en el Festival de Mar del Plata”, detalló.

Actuar la conducción

Con sus compañeros de “Tardenautas”.

“Tardenautas es una experiencia muy nueva y muy interesante; creo que en ese espacio, 5RTV, se está generando una programación muy atractiva que cuando tenga aceitada la pata de la visibilidad, es decir cuando el canal se instale y se vea más, la gente la va a poder disfrutar muchísimo. En lo personal, fue algo muy grato y muy nuevo; yo no soy conductor de televisión pero ahí aparece, como siempre, algo de la actuación que me permite compatibilizar y jugar una especie de rol de conductor, más allá de que el programa tiene un formato bastante descontracturado”, explicó Nemirovsky acerca de esta propuesta de conducción compartida y de media hora de duración, que se emite a diario, por la tarde, y antes de las noticias del día, con entrevistas, informes, música y humor.

Rosario como destino

“La profesionalización y el trabajo constante harán que podamos capitalizar el recorrido; somos unos cuantos los que hoy intentamos vivir de la actuación en Rosario pero necesitamos volver al paradigma de la producción que tuvimos en la década pasada; eso nos haría  más visibles”, expresó Nemirovsky, que completó: “Soy un enamorado de Rosario; haberme quedado acá me dio la posibilidad de tener cierta continuidad en el trabajo. Tampoco me seduce la idea de irme salvajemente a vivir la experiencia de atravesar un casting tras otro porque lo considero muy violento, no me interesa por ahora. Quizás pueda viajar para cosas puntuales, pero defiendo ideológicamente la idea de trabajar acá; siento que hay que seguir ampliando el panorama cultural rosarino”.

Comentarios