Ciudad, Edición Impresa

Cifras que contrastan

Hay polémica por datos municipales sobre el cierre de negocios

Según el secretario de Producción sólo “entre 10 y 15 comercios” bajaron sus persianas este año por la merma en las ventas.


Datos que dan a conocer desde la Secretaría de Producción local prometen traer polémica. Es que según el titular de esa repartición, Ignacio del Vecchio, en lo que va del año sólo cerraron “entre 10 y 15 locales comerciales” en Rosario producto (entre otras cosas) de la caída en la actividad económica y la merma en las ventas. La cifra contrasta notoriamente con lo que sostienen representantes de pequeños y medianos empresarios, ong’s y el titular de la misma cartera a nivel provincial, Luis Contigiani.

La información en torno del cierre de comercios de este año en la ciudad la entregó el propio Del Vecchio a El Ciudadano en las últimas horas.

El funcionario explicó que la cifra surge de relevamientos periódicos que la Secretaría de Producción municipal realiza en los 29 centros comerciales. El trabajo se lleva a cabo con pasantes a partir de convenios que se entablan con distintas universidades radicadas en Rosario.

“En base a esa información en el territorio nosotros no vemos realmente un cierre masivo de negocios como se ha mencionado por ahí, cuando se habló de que bajaron sus persianas más de mil. Está claro que hubo una merma en la facturación, pero eso no implica que hayan cerrado, eso fue ínfimo. Muchos locales que se observan en desuso están así desde hace más de un año”, sostuvo Del Vecchio.

Las breves pero contundentes palabras del funcionario contrastan con casi todas cifras y diagnósticos que se entablaron en el último tiempo sobre el momento económico (y sus consecuencias) que atraviesa la ciudad.

En ese marco, lo más saliente surgió del propio ministro de Producción santafesino (es decir, quien ocupa el mismo cargo que Del Vecchio pero a nivel provincial), Luis Contigiani, quien mencionó el mes pasado que “en la comparación interanual hay 1.700 comercios menos en Rosario”.

El dato se complementó con otro informe oficial que indicó que hay un 70 por ciento más de locales vacíos.

Con todo, las opuestas visiones de Del Vecchio y Contigiani están teñidas de alguna manera por los posicionamientos políticos que ambos tienen sobre la gestión económica que está llevando adelante el gobierno de Mauricio Macri.

Los dos dirigentes provienen del radicalismo. Pero mientras Contigiani ha sido muy crítico del gobierno nacional, Del Vecchio forma parte de un sector del partido (pese a integrar el Frente Progresista en Santa Fe) que acompaña a Cambiemos a nivel país.

Más datos

Los números que entregó el secretario de Producción local también difieren de otros informes.

Por ejemplo, según el Observatorio Inmobiliario de Rosario (OIR), que lidera Carlos Rovitti (ex titular de una de las cámaras que agrupa a inmobiliarias de la ciudad), en marzo de este año la cantidad de inmuebles comerciales y oficinas vacías llegaba a 1.710, siempre fruto del cierre de negocios.

La cifra bajó al mes de agosto a 1.401, marcando así una reducción del 9 por ciento. A pesar de la mejora, el número sigue siendo alto.

A la par, quien también puso en duda los datos de Del Vecchio fue el titular de la Asociación Empresaria local, Ricardo Diab. En esa entidad se nuclean muchos de los pequeños y medianos empresarios que día a día abren sus puertas en los centros comerciales.

“Creo que en Rosario han cerrado algo más de 10 o 15 negocios este año. No sé qué zona habrá cubierto ese relevamiento, pero me da la sensación que están faltando datos. Nosotros no tenemos información propia, pero la última que manejábamos era la que había entregado el OIR”, sostuvo el dirigente patronal.

Diab mencionó luego que la caída en las ventas ya ronda el siete por ciento en lo que va del año en relación con el anterior. Y que los sectores que más están sintiendo la merma son los vinculados con la comercialización de electrodomésticos, artículos de electricidad y la construcción.

“El mes pasado también se sumó a la mala el sector textil y la indumentaria, que hasta ahora venían mostrando números un poco mejores. Este año todos hemos perdido poder adquisitivo. Y claramente los pequeños comercios son los que más sufren”, agregó.

Cifras mayores

Quien también hizo su aporte al tema recientemente fue Nire Roldán, el titular de la Concejalía Popular, una ong que pugna por los derechos de los inquilinos.

Según ese dirigente, los locales vacíos son aún más y llegan ya a los 1.918, de los cuales 356 se sumaron desde abril. Roldán incorporó otros ingredientes a la discusión y mencionó que no sólo hay que tener en cuenta la caída en las ventas, sino también las subas en los costos del alquiler (con contratos que se están renovando en torno del 35 por ciento anual) y el incremento de las tarifas y servicios.

Según este trabajo, la evolución cuantitativa sobre los locales comerciales vacíos en la zona centro, macrocentro, centros barriales, corredores principales y superficies comerciales pasó desde julio de 2015 con 918 locales ociosos a 1.562 en abril de este año, hasta alcanzar los 1.918 relevados en octubre.

Comentarios