El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama leproso

Hay banca, aunque necesita ganar: Sanguinetti no piensa en irse y la dirigencia lo respalda

La Lepra sigue en zona de ingreso a la Copa Sudamericana, pero por la Liga Profesional lleva ocho sin victoria y las lesiones son un problema. Al entrenador no se le cruza en la cabeza dar un paso al costado, aunque sí está preocupado por la falta de resultados

Prensa NOB

“Si no tuviera fuerzas no estaría aquí”. Las palabras de Javier Sanguinetti ante la consulta periodística sobre su continuidad fueron terminantes. Al entrenador hoy no se le cruza en la cabeza dar un paso al costado, aunque sí está preocupado por la falta de resultados y sabe que necesita revertir urgente la situación para que no pase a ser un tema irreversible.

Sanguinetti no se nota entregado. Pero está preocupado por las lesiones que atentaron con el funcionamiento del equipo a partir de un plantel que el entrenador considera que quedó corto frente a tanta ausencia inesperada. Y si hay algo que le quita el sueño, más allá de cortar la racha de partidos sin ganar por la Liga, es la falta de generación de juego y de gol. Al fin y al cabo, una cosa depende de la otra.

¿Hay respaldo de la dirigencia? Por ahora sí. Antes del partido de Copa Argentina el entrenador mantuvo una charla con el presidente Ignacio Astore, quien le manifestó su respaldo por el trabajo que viene realizando. Y esa victoria ante Aldosivi trajo alivio, aunque por Liga ya son ocho los partidos sin ganar. Mucho.

¿En qué sustenta Sanguinetti su idea de revertir esta situación? Lo primero que piensa el entrenador, y no está tan errado, es que Newell’s es un equipo competitivo. Salvo el partido ante River, el resto del torneo la Lepra no fue superado futbolísticamente por nadie. Cuando estuvo certero en el arco rival y tuvo solidez abajo le alcanzó para ser líder del torneo. Cuando llegaron las lesiones y el bajón de algunos futbolistas los resultados no acompañaron.

Sin ir más lejos, el sábado 16 de julio, hace menos de un mes, la Lepra igualó con Racing en el Parque 0-0 y terminó la fecha como puntero del torneo. Ya había un bajón en ofensiva y se había lesionado Macagno, pero no pasó un mes y el plantel es el mismo, aunque con muchos lesionados.

Si bien hay hinchas que ya comenzaron a cuestionar a Sanguinetti, la realidad es que hay algunos puntos que permiten que el DT mantenga el apoyo dirigencial. Newell’s está noveno en la tabla acumulada, por ahora con pasaje a la Copa Sudamericana. Y hay que recordar que en enero, cuando asumió Sanguinetti, el propio Astore consideraba que entrar en la Copa y estar entre los diez primeros era un objetivo lógico tras dos años de déficit futbolístico notorio.

Por otra parte, seguir en Copa Argentina es otro punto a favor del cuerpo técnico. Newell’s espera por su cruce con Talleres de octavos de final, algo que sucederá en las próximas semanas, y nadie en el Parque piensa que ese partido debe tener otro entrenador en el banco.

Por otra parte, el entrenador remarcó en las últimas conferencias una política del club con la que coincidió, pero también atenta con ir por algo más. La idea en el último mercado de pases fue traer sólo refuerzos necesarios y de jerarquía, para seguir dándoles lugar a los juveniles proyectados del club. Y siempre esas apuestas tienen sus riesgos.

La mayor preocupación hoy pasa por volver a ganar, pero sobre todo por retomar una línea de juego, vistosa o no. Hay cierto desconcierto demostrado por el DT en los últimos partidos, en especial cuando las lesiones empezaron a golpear fuerte, fundamentalmente en el arquero y en ataque.

Y hay ciertos caprichos de Sanguinetti que están demasiado a la vista, en especial en el manejo de dos refuerzos por los cuales Newell’s invirtió mucho dinero: Djoekaeff Reasco y Fabián Ángel.

No hay dudas que Archu no pidió a Reasco, jugador que formaba parte del scouting de Newell’s y fue aceptado por el entrenador. Mandarlo al banco en 21 partidos (sólo fue titular en tres) y dejarlo sin ingresar en once cotejos es más que un mensaje. Mucho más si se tiene en cuenta que se trata de un jugador que a Newell’s le significó pagar 600 mil dólares (aún debe pagar 600 mil más) por el 50% de su pase. El ecuatoriano por ahora mostró poco, pero Sanguinetti tampoco lo bancó demasiado. Es más, con River fue titular casi por descarte, y lo sacó en el entretiempo.

Con Ángel pasa algo similar. Fue uno de los dos refuerzos que llegaron en este mercado, en este caso pedido por el DT. Y por ahora jugó escasos minutos. “Le falta adaptación al fútbol argentino”, deslizó el DT hace algunas semanas. Sin jugar, será difícil que consiga ese ritmo. Y como sucede con Reasco, por el colombiano Newell’s pagó 600 mil dólares por el préstamo. Por ahora, un negocio pésimo.

A favor de Sanguinetti hay que decir que las lesiones son muchas. Ramiro Macagno, Cristian Lema, Leonel Vangioni, Pablo Pérez (volvió tras faltar muchas fechas), Juan Garro, Juanchón García, Cristian Ferreira y Julián Fernández es una lista de titulares cuyas ausencias golpearon y seguirán afectando.

Justificativos válidos, otros no tanto. La realidad es que Javier Sanguinetti sigue con banca, pero su estabilidad ya no es tan firme a partir de los últimos resultados. Y con Lanús y Huracán como test inmediatos de esta semana, la sensación es que será necesario un triunfo en alguno de estos partidos para que lo que hoy es respaldo, el fin de semana próximo no sea un final de ciclo.

El Piri va al quirófano

Leonel Vangioni sufrió una dura lesión ante River y se perderá lo que resta del año y un poco más. El Piri tuvo una ruptura del tendón de Aquiles y en las próximas horas será intervenido quirúrgicamente para luego comenzar una etapa de rehabilitación que sería de 6 a 8 meses. Desde su regreso al Parque el lateral zurdo estuvo signado por las lesiones musculares que lo dejaron afuera muchos partidos. Pero esta ruptura del tendón es de mayor gravedad y lo dejará sin jugar mucho tiempo.

Comentarios