Ciudad, Edición Impresa

Combate al delito

Hay agite político por la vuelta de la Gendarmería

Legisladores opositores plantearon dudas y criticaron planes de seguridad de la gestión Lifschitz.


Además de citar a los ministros Maximiliano Pullaro (Seguridad) y Ricardo Silberstein (Justicia) a fin de explicar los planes del gobierno para disminuir los índices delictivos, diputados provinciales de la oposición plantearon sus dudas, en la sesión de ayer, sobre el posible regreso de Gendarmería a la provincia.

El miércoles, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo en el Congreso que la Nación enviará tres mil gendarmes a la provincia para combatir el problema de la inseguridad.

Incluso, el diputado nacional de Cambiemos Lucas Incicco habló ayer con LT3 y expresó que no cree que sea la “salida” al problema la llegada de los gendarmes pero sí que es “necesario” trabajar en conjunto ya que “en toda la provincia y sobre todo en Rosario ya no se puede seguir así, algo hay que hacer y las fuerzas provinciales no están a la altura de las circunstancias”.

La noticia cayó mal en el arco opositor y la Cámara de Diputados aprobó ayer un proyecto para citar a los ministros de Seguridad y Justicia con el objetivo de conocer detalles sobre la “planificación desarrollada en materia de prevención del delito”.

“Presencia transitoria”

El diputado que impulsó la convocatoria, Héctor Cavallero, evitó hacer un balance definitivo sobre la actuación del gobierno en materia de seguridad, pero dijo “que con lo que está pasando, nos damos cuenta de que algo está fallando. Veo miedo generalizado, pánico, veo gente que se está armando porque se siente indefensa. Esto es malo para la política, es malo para la democracia y son problemas que tenemos que resolver”.

“La presencia de Gendarmería tiene que ser transitoria”, opinó Cavallero. “Si llamamos a Gendarmería significa que en la provincia no somos capaces de brindar seguridad con los instrumentos y las fuerzas que tenemos institucionalmente. Como hombre de la democracia yo me pregunto: si pasa como la otra vez que vino la Gendarmería y se fue sin solucionar los problemas más graves, ¿qué va a pedir la gente? ¿Qué vuelvan las Fuerzas Armadas?”.

El jefe del bloque del Frente Justicialista para la Victoria le solicitó al gobernador Miguel Lifschitz que convoque “a todos los sectores para señalar que esta es una política de Estado y que nos tenemos que unir para resolverla. Y no sólo a los políticos: a todos los sectores de la sociedad, empresarios, trabajadores, la Iglesia”.

La diputada Patricia Chialvo, que integra el mismo bloque, planteó que hay fallas “en los programas de prevención, en el trabajo previo y en la intervención en los territorios”

Recordó que desde su espacio político hicieron varios pedidos de informes sobre los programas que se aplican desde otras áreas –como Desarrollo Social, Educación y Salud– en los barrios más conflictivos. Para la diputada opositora, la ola de crímenes en Rosario y Santa Fe denota “un Estado ausente desde el punto de vista preventivo”.

Para el diputado del Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, “que la consecuencia política de los reclamos de seguridad termine siendo que venga Gendarmería a la provincia pone en evidencia que no podemos hacer que la Policía trabaje democráticamente. Y eso es una responsabilidad de todos los sectores políticos”.

“Se contradicen”

En tanto, el diputado del PRO Federico Angelini respondió las declaraciones del gobernador en reclamo de “acciones concretas” por parte de la Nación en materia de seguridad.

“Evidentemente hay un problema de comunicación dentro del gobierno provincial o informan mal a la Nación. Es una muestra más de la carencia de políticas sustentables de seguridad y lucha contra los narcos. El gobernador Lifschitz y su ministro Pullaro se contradicen cuando hablan del peor flagelo que azota a los santafesinos. Por un lado, el gobernador dice que no hay medidas concretas contra el narcotráfico y por el otro el ministro Pullaro le reconoce a la ministra (Patricia) Bullrich la baja de la cantidad de droga en Rosario y que por ese motivo había una tendencia hacia otro tipo de delitos”.

“En cuanto a acciones concretas –siguió Angelini– la Nación ha demostrado una clara voluntad de colaboración ya que confirmaron el envío de las fuerzas federales. Además, el martes próximo la ministra Bullrich convocará al gobernador de la provincia a una reunión para determinar las próximas acciones a llevar adelante. Que hoy estemos hablando de la vuelta de las fuerzas federales, lejos de ser una buena noticia, es la muestra de la carencia de políticas de seguridad efectivas por parte del gobierno provincial”.

El legislador macrista aseguró que “desde hace años estamos en emergencia en materia de seguridad en la provincia. El gobierno tiene las herramientas legales para avanzar contra el delito y la prevención, si tiene la decisión política de ir al frente; desde Nación vamos a poner todo lo que haga falta pero el gobierno santafesino debe ponerse a trabajar de manera conjunta y coordinada”.

Contra los “irresponsables”

Por su lado, el ex vicegobernador y diputado provincial Jorge Henn expresó su preocupación por la escalada en Rosario y aseguró: “Estamos viviendo horas complicadas que requieren la colaboración de todos los actores públicos”.

El diputado del Frente Progresista cuestionó a “algunos dirigentes opositores que aprovechan las circunstancias para hacer afirmaciones temerarias, que lejos de tranquilizar al ciudadano lo alteran”.

Y siguió: “Es propio de irresponsables hacer política con un tema tan complejo como la seguridad. Me gustaría saber cuál es la solución que ellos tienen a mano, cuáles son los planes que han dado resultado en las ciudades que gobiernan, o más aún, que expliquen qué están haciendo para que el gobierno nacional que los representa envíe fuerzas federales a Rosario y a todas las ciudades importantes de la provincia”.

Diputados aprobó citación para Píllaro y Silberstein

Por iniciativa de los diputados Héctor Cavallero (Frente Justicialista para la Victoria), Carlos Del Frade (Frente Social y Popular) y Rubén Giustiniani (PS), la Cámara baja aprobó ayer una citación a los ministros Maximiliano Pullaro y Ricardo Silberstein, cuya fecha fijará el titular del cuerpo Antonio Bonfatti.

La reunión será con todos los diputados, no sólo con los que integran la Comisión de Seguridad. El motivo es que Pullaro y Silberstein expliquen cuál es el plan concreto de seguridad en lo inmediato, a mediano y a largo plazo.

No será una interpelación, como ocurrió con el ex ministro Raúl Lamberto a raíz del caso Tognoli, en 2012, sino una invitación “a los efectos de informar sobre los acontecimientos de inseguridad acaecidos en la ciudad de Rosario, facultándose al presidente (Bonfatti) a coordinar con los ministros su asistencia”.

El proyecto resolución, aprobado por todos los bloques, lleva también las firmas de los diputados justicialistas Luis Rubeo, Leandro Busatto, Germán Bacarella, Silvia Simoncini y Patricia Chialvo.

Comentarios