Espectáculos

Teatro en La Comedia

“Hansel y Gretel”, un infantil que resuena en el presente

Se conoce este jueves en La Comedia una nueva versión del cuento de Engelbert Humperdinck, bajo la dirección de Sergio D’Angelo y con música en vivo del Quinteto Municipal de Vientos

Sergio D´Angelo: "Es la primera vez que tengo la oportunidad de trabajar a partir de un cuento clásico".
Fotos: Juan José García.

El conocido relato de dos hermanitos perdidos (o abandonados) en el bosque que narra el cuento clásico Hansel y Gretel, a lo largo de los últimos dos siglos contado millones de veces en todos los rincones del planeta, tendrá desde este jueves otra mirada a partir del estreno de esta tarde de la nueva producción para toda la familia del Teatro Municipal La Comedia.

A mitad de camino entre lo que propone el cuento de hadas de origen alemán original, retomado por los Hermanos Grimm y publicado en la primera década del siglo XIX, pero particularmente de lo que plantea la ópera homónima, aquí también aparece la historia de dos hermanos que, en lugar de ser abandonados en el bosque por sus padres por no poder alimentarlos y quedar a merced de una malvada bruja, aquí la bruja, si bien representa el mal, es una bruja “glotona y golosa” que se encontrará con Hansel y Gretel que salen a juntar frutillas para llevar algo de comer a su casa. Ellos saben que el bosque es un mundo mágico y misterioso, pero nunca imaginan la aventura que van a vivir.

Con música en vivo del Quinteto Municipal de Vientos, esta nueva versión de Hansel y Gretel, “se despliega como un libro sobre el escenario para hablar de la solidaridad y el amor entre los hermanos”, adelantan desde la producción de este espectáculo que cuenta con la dirección general de Sergio D’Angelo.

Con Homero Chiavarino como Hansel y Estefanía Caminotti como Gretel (ambos conductores del ciclo infantil Aventurados, que se emite por 5RTv), a quienes acompañan Laura Zamboni (Bruja y títeres) y Melisa Bisssutti (Hada del Rocío y títeres), el Quinteto Municipal de Vientos está integrado por los músicos Darío Frontutto (corno), Susana Schlaen (fagot), Julieta Moliné (clarinete), Rosalía Greppi (oboe) y Gabriel Fernández (o Emiliano Zamora, flauta traversa).

“El cuento original es muy duro, más allá de que está suavizado para la época, dado que los Hermano Grimm lo toman de un cuento popular alemán que era aún más cruel. Y el relato encuentra en el presente un sentido, por eso es un clásico: hay algo en ese cuento que sigue movilizando en todos nosotros lo que traemos desde la infancia y que, de algún modo, conservamos en la edad adulta. Por eso está muy bueno poder recrear estas historias en cada época, porque es allí donde tienen su verdadera caja de resonancia; siempre te tocan en algún punto estos personajes, siempre pasa algo cuando se retoman estos cuentos”, adelantó D’Angelo, director y maestro rosarino radicado en Buenos Aires.

“Es la primera vez que tengo la oportunidad de trabajar a partir de un cuento clásico y me di cuenta de muchas cosas; en particular, que uno tiene estos cuentos en su ADN, es por eso que empecé a trabajar tan naturalmente con esta historia y muy en diálogo con todo el equipo artístico, porque todos tenemos la sensación de estar cantando una canción de esas que sabemos todos, lo que habilitó un clima de mucho juego y creatividad”, expresó el director, al frente de un gran equipo, que completan Mariana Frare y Berenice Canet en el diseño de títeres, Leonardo García en el diseño escenográfico y Silvina La Calamita en el diseño de vestuario, con la asistencia de dirección, construcción escenográfica y producción general del equipo del Teatro Municipal La Comedia.

Partir de la música

A partir de un elenco convocado por el mismo teatro, la propuesta, en cierta medida, surgió por una iniciativa del Quinteto Municipal de Vientos. “La pieza de la que de algún modo partimos, es una pieza musical que está basada en la ópera Hansel y Gretel, de Engelbert Humperdinck (de 1893), de la que el Quinteto Municipal de Vientos tomó una cantidad de temas con la intención de contar el cuento; ese fue el proyecto inicial que nos presentaron, y a partir de allí, montamos esta obra de teatro. En el procedimiento, volvimos al cuento utilizando la música, dado que el quinteto toca todo el tiempo sobre la acción, pero no es una comedia musical, sino que es teatro con música en vivo”, amplió D’Angelo.

Las instancias particulares de una historia que en el original encierra cierta crueldad y desazón porque relata el derrotero de dos niños que son abandonados en el bosque dado que sus padres no los pueden alimentar, lo que, desde ese devenir trágico, abre un abanico con destino a la fantasía, movilizaron al director para que, también, el presente se revele dentro de la obra. “En el cuento original, los chicos, además de todo el padecimiento familiar, caen en una trampa de golosinas; después de transitar los ensayos de esta obra, yo creo que no es así: el cuento habla de la necesidad, del hambre que pasa esta familia, entonces estos chicos, en particular en esta historia, son mandados por los padres al bosque a buscar comida. En ese recorrido, se encuentran como protagonistas de una gran aventura que encierra la noche, los duendes, las hadas y finalmente llegan a la casa de Rosina, que es esa famosa bruja que todos aseguran que existe pero que en realidad nadie conoce. Ella los tienta con esa casa hermosa de alfajores y golosinas, pero también de papas fritas y hamburguesas, porque estos chicos tienen hambre, y es así como se enfrentan al que tiene algo que lo da a cambio de otra cosa”, analizó el director.

Finalmente, en relación con cierta metáfora que encierra hoy la obra frente a los cientos de niños que pasan hambre en la Argentina, donde sus “bosques mágicos” son reemplazados por contenedores de basura, D’Angelo concluyó: “Si uno está permeable como artista, conectado con la realidad, es inevitable que todo eso aparezca; con este trabajo abrimos un canal de sensibilidad que si no lo tenés, no podés trabajar. Como artistas, de una forma u otra, necesitamos hablar de lo que pasa en nuestra cotidianeidad”.

Para agendar

Hansel y Gretel se presentará desde este jueves y hasta el domingo, siempre a las 16, en el teatro La Comedia, de Mitre y Ricardone, donde repetirá su saga de funciones la semana próxima en días y horarios, en todos los casos, con una entrada general de 100 pesos, que se puede adquirir en la boletería de la sala o a través de 1000 Tickets

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios