Edición Impresa, Mundo

Hamas envió un mensaje con dibujo animado a Israel

El grupo palestino que gobierna la Franja de Gaza envió un video sobre el soldado hebreo cautivo desde 2006.

El Movimiento de Resistencia islámico Hamas advirtió ayer a Israel, a través de un video de animación digital, que el soldado Ghilad Shalit, prisionero desde junio de 2006, jamás será liberado si Tel Aviv rechaza las condiciones puestas por la agrupación política palestina en el poder en la Franja de Gaza.

Hamas difundió la filmación dirigida “a la sociedad sionista y no a sus líderes electos, que no ven más allá de sus intereses personales y que están postergando la conclusión de un acuerdo, que todavía es posible, que devuelva a Shalit a su familia a cambio de palestinos detenidos” en Israel.

El movimiento islámico advirtió además que su intención es capturar a un gran número de israelíes, “tantos como para que el gobierno sionista se vea obligado a crear un Ministerio para los Soldados Sionistas en prisión”.

En el video, de tres minutos de duración, aparece el padre de Shalit, Noam Shalit, deambulando por las calles con una fotografía de su hijo en la mano, mientras el audio reproduce la voz del soldado israelí, como en otras dos grabaciones anteriores.

A medida que camina Noam Shalit, observa sucesivamente las fotografías del ex primer ministro Ehud Olmert y del actual primer ministro, Benjamin Netanyahu. En el video le anuncian a Noam que le enviarán a su hijo. Cuando el hombre llega al paso de Erez, aparece en primer plano el ataúd de su hijo.

Al conocer el video, Noam Shalit dijo que lo entristece “que Hamas use la guerra psicológica en lugar de negociar un intercambio de prisioneros”. La semana pasada el padre de Shalit envió un mensaje personal al jefe político de Hamas, Khaled Meshal, quien le respondió que la liberación del soldado “está en manos del gobierno israelí”, que debería dejar en libertad a un importante número de detenidos palestinos.

Hamas advirtió además que Shalit puede tener “el mismo destino de Ron Arad”, un piloto de un Phantom israelí que cayó en Líbano en 1986 y cuya suerte se ignora.

La campaña de Hamas se produce tras el fracaso de la nueva mediación alemana, a comienzos de este mes, para lograr un acuerdo entre Israel y el movimiento islámico.

Israel aseguró que está dispuesto a liberar a cerca de un millar de palestinos –entre ellos varios menores de edad– a cambio del soldado, pero según los israelíes, ellos se niegan a dejar en libertad a quienes consideran responsables de atentados que causaron la muerte de sus ciudadanos.

Comentarios