Edición Impresa, Policiales

había sido detenido en 2013

Hallan muerto a policía preso en la cárcel de Piñero

Cumplía condena por tres golpes en 72 horas sobre estaciones de servicio en compañía de otros dos hombres. Fue encontrado ahorcado en su celda de la cárcel de Piñero ayer por la tarde; investigan si fue suicidio o bien fue asesinado


Un policía que cumplía condena en la cárcel de Piñero fue hallado ahorcado ayer en su celda y se investiga si se trató de un suicidio, dijeron voceros judiciales. El agente de 26 años había sido detenido in fraganti en 2013, mientras trabajaba en el Comando Radioeléctrico –recién había egresado del Instituto de Seguridad Pública (Isep)– en el marco de un raíd de tres golpes sobre estaciones de servicio en 72 horas, añadieron las fuentes.

Voceros del caso dijeron que alrededor de las 14.30 de ayer el cuerpo de Luis Francisco Pérez fue hallado en su celda de la Unidad Penitenciaria Nº 11 de Piñero. Colgaba de un lazo y se presume que pudo haberse suicidado. El caso es investigado por la Fiscalía Regional Rosario.

El golpe tras el cual lo detuvieron fue en la Shell de Oroño y Córdoba.

El 28 de septiembre de 2013 fue viernes: ese día Pérez cayó en flagrancia. Todo se desencadenó cerca de las 5 de la madrugada, cuando un Peugeot 206 estacionó sobre el surtidor 4 de la estación de servicio Shell de Córdoba y Oroño, en principio para cargar combustible. Del vehículo bajaron dos personas, mientras una tercera quedó al volante. Ambos se acercaron hasta la zona donde estaba un empleado intentando pasar la tarjeta de débito del conductor de una camioneta que había cargado combustible, sacaron armas y, bajo amenazas, les sacaron a ambos las billeteras. La del playero no tenía más de 100 pesos. Tras esto se subieron al auto y huyeron por Oroño al sur.

Las víctimas dieron aviso al Comando Radioeléctrico y pocos minutos después llegaron varios uniformados en distintos patrulleros, quienes escucharon el relato de las víctimas y comenzaron a buscar el auto en el que habían escapado los asaltantes.

Al dar los datos del auto buscado, los uniformados vieron que un vehículo similar había sido observado en un atraco ocurrido la noche anterior a la YPF de Uriburu y San Martín, en la zona sur. Ese atraco ocurrió minutos después de las 23 del jueves 27, cuando uno de los ocupantes de un auto similar al buscado, vestido con jeans, campera negra y una gorra blanca con visera que le tapaba parte de la cara se bajó armado y bajo amenazas le sacó 600 pesos a un empleado. Luego se subió al auto que salió rumbo al norte por San Martín.

En búsqueda del 206 plateado, una patrulló lo encontró circulando por zona sur, por lo que se inició una persecución que terminó en inmediaciones de Julio Marc y Cabrera, donde el auto perseguido se estacionó. Cuando los agentes pidieron a sus ocupantes que bajaran, el primero en hacerlo fue el conductor, quien tenía puesta una campera negra, jeans y zapatillas. Lo primero que dijo fue que era policía y su nombre era Luis Pérez entonces de 22 años. Luego bajaron sus dos compañeros, identificados como Danilo Acosta, de 24, y Elías Calvagna, de 21. Los tres fueron requisados.

Según fuentes policiales, a Pérez le secuestraron el arma reglamentaria, una nueve milímetros, con 11 cartuchos intactos y la placa policial. Mientras que a otro de los ocupantes le incautaron un revólver 32 largo con tres balas. Además, en el interior del auto hallaron tres gorras blancas con viseras.

Tras chequear los datos del auto, los agentes también lo relacionaron con el golpe a otro surtidor, de la firma Shell, en el cruce de las rutas 14 y 33, en jurisdicción de Pérez. Ese atraco ocurrió alrededor de las 20.45 del martes 25, cuando un 206 con dos personas a bordo llegó a la playa de expendio y quien iba al volante se bajó y pidió que le llenaran el tanque. Al momento de pagar, quien se bajó fue el hombre que iba como acompañante, quien sacó un arma y le pidió la billetera a los dos empleados. Con el botín estimado en unos 1.500 pesos en efectivo y el tanque lleno, los asaltantes huyeron por la ruta 33 hacia Rosario.

Voceros del caso dijeron que el trío terminó condenado por robo calificado, aunque no se dieron precisiones sobre el monto de la pena ni tampoco si la sentencia estaba firme.

Comentarios