Edición Impresa, País

Hallan hogar para los animales de un circo

Son 17 serán recibidos por el zoológico de América, en el oeste bonaerense.

Un zoológico bonaerense ofreció ayer hacerse cargo de los 17 animales que los dueños de un circo no quieren seguir cuidando luego de que se les impidiera actuar con ellos en varias localidades donde está vedado ese tipo de espectáculos, por lo cual dejaron las jaulas al costado de una ruta cerca de la ciudad cordobesa de Bell Ville.

Un oso, tres leones, 12 tigres y un chimpancé alojados en esas jaulas pertenecen al circo Australiano, cuyos dueños anticiparon su decisión de donarlos y pidieron la intervención de las autoridades municipales del lugar para que les ayudaran a ubicarlos.

El martes último, Elsa de Yovanovich, una de las propietarias del circo Australiano, había dicho: “A nosotros nos duele mucho donarlos, porque a los animales los hemos visto nacer y los hemos criado, pero es constante esto de llegar a un pueblo y que no nos permitan el ingreso con ellos por las ordenanzas que han creado”.

Ayer, al tiempo de que el secretario de Ambiente de Córdoba, Fernando Cámara, informaba que los responsables del jardín zoológico de la capital mediterránea estaban dispuestos a aceptar algunos de los ejemplares, el director de Recursos Naturales de la provincia, Oscar de Allende, anunció que el zoológico de América, en el centro oeste bonaerense, tramita la posesión de todos los animales.

Pero De Allende aseguró que otra de las dueñas del circo –son tres–, una mujer de 78 años, se echó para atrás en cuanto a la entrega de los animales y prefiere hacer negocios con ellos.

Paralelamente, la responsable de la Protectora de Animales de Bell Ville, María Eugenia Fernández, aclaró que los dueños del circo Australiano siguen alimentando a los animales y que, aunque todos nacieron en cautiverio, “es lamentable verlos así a costas de la diversión de los humanos”.

La Secretaría de Ambiente de Córdoba anunció ayer que los animales serán trasladados al zoológico de América posiblemente hoy, cuando se consigan los camiones y esté lista la habilitación sanitaria.

Los dueños del circo decidieron no utilizar más a los animales en los espectáculos debido a las prohibiciones vigentes en los distintos pueblos del país.  La última negativa la recibieron en Justiniano Posse, donde no se permite la presencia de animales en los espectáculos.

Daniel Molina, administrador del circo, rechazó las denuncias sobre el abandono de las fieras y aseguró que “en Bell Ville estuvieron tres días, nada más” y que después fueron trasladados a la ciudad de Hernando, pero que continúan perteneciendo al circo.

A su vez, Fabián Morales, también miembro del circo, precisó que a los animales “se los ha tratado excelentemente”.

“Comen 400 kilos de pollo día por medio. Las protectoras de animales nos han acorralado y estas son las consecuencias”, declaró.

Comentarios