Policiales

En San Luis

Hallan el cuerpo de una mujer enterrada en su casa

Patricia Edith Menedian tenía 45 años. El lunes, cuando desenterraron el cadáver, encontraron un ramo de rosas y una tarjeta en su pecho. Este martes le realizarán la autopsia.


Gentileza: Diario de la República

La Policía de San Luis investiga el crimen de una mujer de 45 años cuyo cuerpo fue encontrado enterrado en su propiedad, situada en la localidad de Nogolí, a unos 50 kilómetros al norte de la capital provincial.

Este martes le realizarán la autopsia al cuerpo de la mujer. Cuando desenterraron su cuerpo, hallaron algo que dejó pasmados a los investigadores. La víctima tenía las manos juntas sobre el pecho y sostenía un ramo de rosas con una tarjetita que rezaba: “Te amo mucho, mi amor”, reveló anoche una fuente de la investigación, que está a cargo de la división Homicidios, bajo la supervisión del juez Penal 3 subrogante de San Luis, Ariel Parrillis.

Ese detalle orienta las sospechas hacia una persona vinculada sentimentalmente con Menedín. Ya de antes del descubrimiento de las flores y la esquela, para la Policía había una persona que reúne muchas condiciones para considerarla sospechosa por el crimen: el novio de la víctima, a quien un vecino de Nogolí identificó como Hugo Fabián Huegaburgo. El muchacho, que tiene alrededor de 30 años, se fue del pueblo en los últimos días.

El cadáver de la víctima, llamada Patricia Edith Menedian, fue encontrado por la Policía el lunes, en horas de la mañana, envuelto en frazadas y en el fondo de su casa, donde vivía sola con varios perros y gatos.

La mujer de 45 años era oriunda de la ciudad de Trelew, en Chubut, y se había radicado en el lugar, donde no tenía parientes.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.