Edición Impresa, País

Política agropecuaria

Habrá más trigo en la zona núcleo

La cosecha en la zona núcleo productiva comenzó esta semana y la trilla se desplegó sobre el 26% de los lotes y se esperan 700 mil a un millón de toneladas más que en 2015.


La cosecha de trigo en la zona núcleo productiva comenzó esta semana y la trilla se desplegó sobre el 26% de los lotes y se esperan 700 mil a un millón de toneladas más que en 2015.

“Hay mejores resultados y se espera superar con creces la producción del año pasado en la región núcleo”, indicó la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Los especialistas señalaron que “el mayor nivel tecnológico aplicado y el entusiasmo que ganaron las intenciones de siembra de trigo, pese a los problemas que hubo de excesos hídricos, empezaron a mostrar buenos resultados”.

El año pasado se produjeron 2,3 millones de toneladas de trigo en la región núcleo (sur de Córdoba, centro-sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires), en la actualidad los técnicos; estiman una producción que rondaría entre los 3,0 y 3,3 millones de toneladas.

Los indicadores de esta primera semana de cosecha hicieron saltar por varios puntos la valla de los 3.500 kilos por hectárea en los primeros lotes recolectados, cifra que se estimaba con anterioridad.

De esta manera, la campaña triguera 2016-2017 se encumbraría por encima de los 3.800 kilos por hectárea y podría quedar cerca de los 4200 kilos por hectárea.

Muchos productores, sobre todo en el oeste de la región núcleo, se acordaron de la recolección del 2010, cuando los monitores de las cosechadoras de trigo habían llegado a marcar 10.000 kilos por hectárea en algunas localidades.

“Pero este no será el año en el que se supere aquella campaña que impuso el récord de 4.800 kilos en la región. El gran problema de enfermedades y una siembra muy trabada, llevada a cabo entre barro y lluvias, condicionó las fechas de siembra y el logro de mejores implantaciones”, dijeron.

Falta, por lo menos, una semana más para saber qué marcarán las cosechadoras cuando avancen sobre los lotes del norte de Buenos Aires, que se los ve bien pero se teme por los efectos de enfermedades como royas, manchas y sobre todo Fusarium.

“De todas maneras, ya es posible esperar una diferencia de por lo menos 700 toneladas más respecto al ciclo pasado. Sobre el oeste de Córdoba y el centro sur de Santa Fe se tiende un ejército de cosechadoras seguidas de sembradoras para no perder un instante en implantar la soja de segunda donde la humedad lo permite”, dijeron.

En esas dos áreas se trilló el 60% de los cuadros de trigo, mientras que en el resto de la región prácticamente no se comenzó: en la zona de Córdoba los promedios estarían muy próximos a los 4.000 kilos por hectárea, en cambio en la zona santafesina los resultados están en torno de los 3.500 kilos.

Sin embargo por debajo de la autopista que une Rosario con Córdoba, los resultados de los cuadros de Santa Fe prometen dar mejores marcas.

En tanto, el avance de siembra de soja de primera refleja con claridad la disparidad de lluvias en la región: las zonas beneficiadas con las precipitaciones casi han finalizado con la siembra, mientras que en buena parte del oeste cordobés las tareas están paralizadas por la falta de agua: allí resta sembrar un 20% del área.

Por su parte, el 60% de los maíces se encuentran “en condiciones excelentes”, según la GEA.

Comentarios