Ciudad

se aprobó en el concejo

Habrá carteles de parto respetado en maternidades

El concejo aprobó una ordenanza del bloque Ciudad Futura para que todas las maternidades de los hospitales públicos y de los sanatorios privados de Rosario coloquen carteles que informen sobre el parto respetado.


El Concejo aprobó este jueves una ordenanza para que todas las maternidades de los hospitales públicos y de los sanatorios privados de Rosario coloquen carteles que informen sobre parto respetado. El proyecto, presentado por el bloque Ciudad Futura, surgió a partir de la adhesión de la provincia de Santa Fe a la ley nacional que promueve este nuevo paradigma. La norma apunta a los centros que prestan servicios de ginecología y obstetricia y busca difundir los derechos de las mujeres, de sus hijas e hijos recién nacidos y del resto de la familia.

La propuesta de los ediles Juan Monteverde, Caren Tepp y Pedro Salinas está en consonancia con las campañas y las luchas de los colectivos de mujeres y organizaciones de la sociedad civil que visibilizan las situaciones de violencia obstétrica y defienden la humanización del embarazo, el parto y el nacimiento. “Un parto respetado implica considerar a la mujer como la protagonista, con libertad de decisión e información accesible y clara”, dice el proyecto, ahora materializado en ordenanza municipal.

Los concejales promovieron que los centros de salud públicos y privados de Rosario que tengan servicio de ginecología y obstetricia coloquen carteles visibles de difusión de los derechos de las mujeres, de sus hijas e hijos recién nacidos y del resto de la familia. Las publicaciones explicarán en lenguaje claro y pedagógico los principales aspectos de la Ley Nacional Parto Respetado.

La normativa establece que la mujer tienen derecho a ser informada sobre las intervenciones médicas para elegir entre diferentes alternativas; a ser tratada con respeto y que se garantice la intimidad; a ser considerada como persona sana y protagonista del parto; al parto natural, respetuoso de tiempos biológicos y psicológicos, evitando prácticas, invasivas y suministro de medicación que no estén justificados; a estar acompañada por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de parto, el parto y postparto.

Si te gustó esta nota, compartila