Ciudad, Política, Últimas

Apoyo

Gremios y organizaciones marcharon para que el Estado se haga cargo de Vicentín

Yofra manifestó que “hoy en Rosario hay una manifestación a favor de la intervención, contra empresarios corruptos; muchos critican a los planeros, a los pobres, hoy nosotros salimos a reclamar en contra de los empresarios que viven del Estado hace mucho tiempo, son planeros vip”.


Foto: Franco Trovato Fuoco

Con una caravana que partió desde la plaza San Martín hacia el Monumento a la Bandera y en el marco de la conmemoración del Día de la Independencia argentina, este jueves se llevó adelante una  “jornada de lucha en defensa de los puestos de trabajo y de la intervención del Estado en Vicentín”. Desde el gremio de Aceiteros manifestaron que hay 4 mil puestos de trabajo en riesgo y 1.800 productores agropecuarios sin cobrar, por lo que dejaron en claro la necesidad de que el Estado tome cartas en el asunto.

“Nos reunimos para salir en defensa de los puestos de trabajo de Vicentín, que casualmente en diciembre vino con un concepto nuevo que nadie conocía, que es el de estrés financiero, algo incompresible para un economista, para un político, para un gremialista y para un trabajador. Nosotros entendemos que la única solución es la estatización”, dijo a El Ciudadano Sergio Díaz, vocero del Sindicato de Aceiteros, antes de que la caravana partiera desde la plaza San Martín rumbo al Monumento.

De acuerdo con Díaz, hay en juego unos 4 mil puestos de trabajo y hay más de 1.800 productores agropecuarios sin cobrar desde hace ocho meses. “Es toda una cadena: hay acopiadores, cooperativas, empresas corredoras, que iban a disponer de un volumen de dinero del que hoy no disponen y no tienen una solución en el horizonte. Esto trae aparejado que el mercado nunca más va a volver a tener confianza en la empresa y que el productor va a dejar de entregar la mercadería. Por ende la única solución para mantener los puestos de trabajo es justamente la propuesta del gobierno nacional o la del gobierno provincial, la que mejor vaya”, dijo y aclaró: “Hay que hacerlo rápido, porque hay toda una cadena productiva totalmente parada, gente que ha tenido que vender parte de su campo, y los trabajadores están con una ansiedad enorme frente a lo que está sucediendo”.

Según dijo, los trabajadores están concurriendo a sus trabajos, “pero la actividad es nula”.

La caravana de cientos de autos, motos y bicicletas, encabezada por el Sindicato de Aceiteros y la multisectorial de gremios creada en torno al caso Vicentín, partió a las 10.15 de la Plaza San Martín. Tomaron calle Santa Fe, bulevar Oroño y luego 27 de Febrero hacia al río. Ahí pararon en el puerto y a las 11.30 llegaron al Monumento, adonde otro grupo de manifestantes los esperaba frente al escenario preparado de espaldas al Paraná, desde el que se leyó un documento colectivo. Banderas argentinas y de las distintas organizaciones que participaban se agitaron con el viento.

 

Proclama

“Hoy confluimos una gran mayoría de gremios en solidaridad por nuestra soberanía”, dijeron las encargadas de darle voz al documento elaborado por las organizaciones sindicales, políticas, sociales, estudiantiles y territoriales que confluyeron en la multisectorial y que este jueves marcharon en el marco del “ruidazo nacional” convocado por los trabajadores de Vicentín, en la localidad de Avellaneda, al norte de la provincia.

“Nos parece fundamental que se asegure la continuidad laboral de todos los trabajadores que dependen de la empresa Vicentín, que se garanticen sus condiciones dignas de labor, la plena salud y seguridad laboral, la libertad para la participación sindical y el salario mínimo vital y móvil contemplado en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y por la ley de Contratos de Trabajo”, expresaron.

“A fines del año pasado la empresa Vicentín alegó estrés financiero y puso un enorme signo de pregunta sobre el destino de miles de trabajadores”, remarcaron. “Apoyamos la intervención de la empresa Vicentín por parte del gobierno nacional, saludamos el hecho de que el Estado intervenga con una empresa testigo en el mercado de la carne y del grano, un sector estratégico en la economía nacional que al día de la fecha se encuentra mayormente extranjerizado”.

En el escrito, vitoreado por las más de tres mil personas que confluyeron al mediodía del jueves en el Monumento, las oradoras hicieron un repaso por la historia de la empresa. Entre los datos más relevantes, mencionaron que la familia Vicentín ocupa el puesto 26 entre las 50 familias más ricas de la Argentina, con una fortuna de 560 millones de dólares; que durante el gobierno de Mauricio Macri pasó del puesto 19 al puesto 6 en el ranking de empresas con mayor facturación; y que en ese mismo período recibió préstamos del Banco Nación por 18.700 millones de pesos, esto es, el 20 por ciento del total de los créditos de esa entidad bancaria. Además, destacaron que la empresa fue la principal aportante en las campañas electorales de Juntos por el Cambio, partido de Macri.

Fotos: Franco Trovato Fuoco

 

Oradores

En el acto, donde las oradoras pedían que se respetara la distancia social y donde todos los asistentes dejaban ver su barbijo, también pasaron por el escenario el referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Eduardo del Monte; el secretario general de Amsafé Rosario, Gustavo Teres; el titular del gremio de Recolectores y Barrido, Marcelo “Pipi” Andrada (quien transmitió el apoyo de Hugo y Pablo Moyano, de Camioneros); el secretario general de la Federación de Aceiteros, Daniel Yofra; Juan Carlos Schmid, representante de Dragado y Balizamiento; y el diputado provincial Carlos Del Frade, del Frente Social y Popular.

“Esta convocatoria significa la necesidad de que en un negocio multinacional como es la agroexportación haya una presencia nacional. Me parece que es un paso hacia una cuestión imprescindible que se ha logrado que es la industria económica para que las riquezas argentinas se queden en el pueblo argentino”, dijo Del Frade a El Ciudadano poco antes de subir al escenario.

“Salvar a Vicentín significa, entre otras cosas, salvarlo de los delincuentes de guante blanco que tiene adentro”, dijo el legislador, y se refirió al escrito que este miércoles hizo público el titular de la Fiscalía Federal Criminal y Correccional N°11, Gerardo Pollicita, a través del cual reveló las pruebas que vinculan a funcionarios del Banco Nación durante la gestión de Cambiemos con los dueños de Vicentin, para llevar adelante operaciones de préstamos y beneficios que el fiscal considera irregulares. La información se desprende de la causa que tiene como juez a Julián Ercolini y que investiga las maniobras de la aceitera, que registró préstamos multimillonarios de la banca pública cuando ya estaba virtualmente en cesación de pagos. Allí se señala la responsabilidad y la “connivencia” entre el banco y la cerealera y se habla de “una estafa al Estado”.

“El informe que dio Pollicita es contundente: entre agosto y diciembre de 2019 los directivos de Vicentin fugaron 795 millones de dólares. Y en noviembre de 2019, con esos datos ya sabidos, el Banco Nación le dio 28 créditos más por 105 millones de dólares. Fue un delito perpetrado entre los empresarios y directivos del Banco Nación en contra del pueblo”, remarcó Del Frade.

“Pensemos en los miles de jubilados y de familias que buscan durante años tener un crédito del Banco Nación para tener una casa y no lo pueden hacer. Ha sido un descarado y planificado robo contra el pueblo argentino”, consideró el diputado, para quien la única salida posible de esta situación es “sacando a los corruptos que Vincetín tiene adentro para que los sometan a juicio”, y aplicando el plan de intervención impulsado por Nación.

Por su parte, Yofra dijo que el pedido de inhibición de bienes de Javier González Fraga y ejecutivos de Vicentin es un “muy buen paso” de la Justicia, y afirmó que la intervención de la empresa “es el camino a tomar”.

“Creo que necesitamos herramientas contundentes y claras para una sociedad que reclama justicia permanentemente”, dijo y agregó: “Que se haya dado este paso, para los que estamos a favor de la intervención, es una herramienta más a lo que nosotros estamos seguros que es el camino a tomar; ojalá sepamos de una vez por todas qué pasó con el crédito a Vicentin, la estafa que le hizo al Estado y que los culpables caigan como corresponde”.

 

Comentarios