Región

Gremio docente Amsafé rechazó oferta de 35% de aumento y decidió no arrancar las clases en Santa Fe

En ajustada votación, le dijeron no a la propuesta de la Casa Gris, que en lo salarial incluye una mejora de 18% en marzo, un 8% en julio, otro 9% en septiembre y cláusula de revisión en octubre. Y amenazaron con otra medida de fuerza para el 23 y 25 de marzo


Los maestros santafesinos representados por el gremio Amsafé resolvieron este miércoles en votación, por escaso margen, rechazar la oferta salarial de aumento del 35 por ciento en tres veces y no iniciar el ya complicado ciclo lectivo en medio de una pandemia que no terminó. La decisión incluye un paro de 48 horas para el lunes y martes próximo, cuando estaba programado el regreso presencial alternado a las aulas.

La medida de fuerza involucra a las escuelas públicas de toda la provincia. Fueron 24.331 maestros los que votaron.  12.657 lo hicieron por la moción de rechazo al ofrecimiento del gobierno santafesino y 11.576 por la aceptación.

El planteo de la Casa Gris en las paritarias es de un 35 por ciento de aumento en tres veces, con posibilidad de revisión en octubre. El gremio metió más presión a las negociaciones: informó que, si no se mejora la oferta oficial, irán a un nuevo paro de 48 horas el martes 23 y el jueves 25 de marzo.

La secretaria General de Amsafé provincial, Sonia Alesso, argumentó que el ofrecimiento del Ejecutivo no implica una “recomposición salarial” porque se planta sobre “6 o 7 puntos de pérdida (del poder adquisitivo) de la paritaria anterior” y hay “casi un 8 por ciento de inflación en los dos primeros meses del año y se intuye que la de marzo puede ser parecida”. O sea, un empate que el gremio rechaza y perspectivas de pérdida para julio.

El ofrecimiento a los docentes es similar al que la Casa Gris cursó a los estatales de la provincia: aumento salarial del 35 por ciento dividido en tres tramos y con una revisión en octubre atendiendo al índice de inflación. La reunión con los gremios fue este miércoles. Al cabo de la misma, el secretario General de ATE, Jorge Hoffmann, evaluó que ese porcentaje permite mantener el poder adquisitivo del salario por encima de la inflación. El primer escalón de la mejora, del 18 por ciento, se cobra con los haberes de marzo, un segundo del 8 por ciento con los de julio y el restante 9 por ciento con los de septiembre.

 

Comentarios