Coronavirus

Coronavivos

Gremio de estaciones de servicio declaró el alerta por intentos de rebaja salarial y suspensiones

El titular de SOESGPYLA, Ismael Marcón, denunció que el argumento es la caída de ventas por la cuarentena. Y pidió a los afiliados "no prestarse ni consentir a ningún tipo de acuerdo promovido por la patronal". Y recordó que los empresarios vienen de tener "ganancias extraordinarias" por "años"


El gremio SOESGPYLA, que nuclea a los playeros y empleados de estaciones de servicio, entre otros trabajadores, salió a denunciar un intento de rebaja salarial y suspensión de empleados, por lo que pidió a sus afiliados “no prestarse ni consentir a ningún tipo de acuerdo promovido por la patronal”.

La caída de ventas de combustible por el aislamiento social, preventivo y obligatorio es la razón invocada para recortes laborales, aseguró el gremio del sector. Y por ello manifestó su “enérgico rechazo a todo intento de suspensiones y rebajas de salarios”.

“Sostenemos y ratificamos nuestra posición que no consentiremos ni avalaremos ninguna medida de tipo regresivo en lo económico y social para nuestros compañeros y exhortamos a estos empresarios se abstengan de promover iniciativas claramente perjudiciales para el trabajador”, advirtió Ismael Marcón, Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio, Garajes, Playas y Lavaderos Automáticos.

Aunque la actividad se encuentra exceptuada y los trabajadores cumplen sus labores, en las estaciones no funcionan las cafeterías y las cargas de combustible se redujeron por la cuarentena. “Y empresarios con absoluta falta de solidaridad social vienen apresurando gestiones para implementar en lo inmediato suspensiones de puestos de trabajo y rebaja salarial, cosa que no vamos a tolerar”, avisó, tajante, Marcón.

El dirigente gremial recordó: “Estos mismos empresarios obtuvieron ganancias extraordinarias en los últimos años, y en momentos en que el salario de los trabajadores es el único sustento y fuente de ingresos de sus familias no pueden gratuitamente relegarlos. No participamos de sus ganancias y no vamos a hacernos cargo de las eventuales desaveniencias económicas que genera la situación actual, ni a pagar con nuestros propio esfuerzo una situación que lleva apenas unas semanas, cuando estos empresarios obtuvieron ganancias extraordinarias”.

Además, Marcón subrayó que el gobierno nacional “ha dado muestras de apoyo a las empresas que se encuentran atravesando dificultades económicas y entre ellas no se encuentran exentas las estaciones de servicio, colaborando entre otros beneficios con hasta el 50% del pago de salarios de cada trabajador, también, eximición y/o postergación de impuestos”.

Ante la situación, el SOESGPYLA se declaró en estado de alerta: “No dudaremos en denunciar ante las autoridades administrativas de Trabajo toda medida que aliente contra los derechos de los trabajadores”, comcluyó Marcón.

Comentarios