Edición Impresa, Mundo, Últimas

Grecia prepara feroz ajuste y los sindicatos una huelga

El presidente anticipó que serán “medidas dolorosas”. Las centrales obreras advierten riesgo de estallido.

El primer ministro de Grecia, Yorgos Papandreu, informó ayer sobre las nuevas “medidas dolorosas” que encarará el gobierno griego, al que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) le pidieron reducir 10 puntos del déficit fiscal en dos años y bajar salarios. En ese marco, se aplicará además una flexibilización laboral tajante que abaratará despidos y recortará derechos. Los representantes de los trabajadores advirtieron que las medidas pueden desencadenar una “explosión social” y ratificaron la huelga general para el próximo 5 de mayo.

El ajuste incluye nuevos recortes a la estabilidad de los empleados públicos, congelamiento salarial en el sector privado, “flexibilidad” en las condiciones de ocupación, es decir menos derechos para los trabajadores, y liberalización de los límites a los despidos en el sector privado. Como si esto fuera poco también se está estudiando una reducción de los dos aguinaldos (sueldos anuales complementarios), según indicó un despacho de la agencia Ansa.

Papandreu se reunió ayer con los representantes del sindicato de empleados públicos Adedy y del sector privado Gsee. Ambos nucleamientos consideraron que las medidas que impulsará el gobierno son “injustas” y “unilaterales” y podrían desencadenar estallidos sociales.

El acuerdo de la UE, el FMI y el gobierno griego es reducir el déficit fiscal 10 puntos entre 2010 y 2011 y no 7 puntos como se previó inicialmente, según las fuentes sindicales que se reunieron ayer con el primer ministro, de origen socialista.

El gobernador del Banco de Grecia (central), Giorio Provopoulos, había recomendado días atrás reducir el déficit fiscal este año otros 5 puntos porcentuales. 

El plan trienal incluirá una ayuda de la UE y el FMI no menor a 45.000 millones de euros, aunque algunos expertos consideran que llegará a 120.000 millones. El déficit fiscal es cercano al 14 por ciento del PIB y la deuda pública equivale a 1,15 veces el producto.

Atenas “no está en condiciones de poner fechas” a partir de las cuales aplicar las medidas, lo que quiere decir que las impondrá desde ahora y no las postergará hasta 2011, como había dicho en un principio el propio Papandreu, indicaron voceros del gobierno.

Las nuevas medidas que estudia impulsar el gobierno son el incremento del impuesto al valor agregado (IVA) a las bebidas alcohólicas, cigarrillos y combustibles.

Comentarios