El Hincha, Policiales

Copa Libertadores

Graves incidentes en las afueras del estadio de Colón: dos policías y un hincha de Peñarol baleados

Los incidentes antes del partido cuando, según versiones oficiales, un grupo de hinchas intentó ingresar sin entradas y a los tiros, por lo que fueron reprimidos con balas de goma por la Policía casi frente de la puerta 7 del Estadio Brigadier General Estanislao López


Dos policías y un hincha de Peñarol de Montevideo terminaron baleados luego de los incidentes registrados en el barrio Fonavi del Centenario, contiguo al estadio de Colón de  Santa Fe, antes del partido que ambos clubes jugaron este martes por la noche por la Copa Libertadores. Además, otros dos uniformados tuvieron que ser asistidos por politraumatismos. La investigación quedó caratulada como tentativa de homicidio y la Fiscalía ordenó medidas a los peritos para determinar si el hincha uruguayo fue baleado dentro del Estadio Brigadier General Estanislao López.

Los heridos fueron trasladados al Hospital José María Cullen: el hincha con un impacto en el brazo, mientras que a uno de los uniformados el proyectil le ingresó a la altura de la pera y al otro en el hombro

De acuerdo con los voceros del caso, los incidentes entre los hinchas y la Policía de Santa Fe comenzaron alrededor de las 19 cerca de la puerta número 7, sobre calle Libertad, en el sector sur de la cancha, cuando una grupo de personas intentó entrar sin entradas para ver el partido.

“Hay una división en la barra de Colón y un grupo quiso entrar por la fuerza y disparó sobre personal policial, que tuvo un trabajo loable para evitar que la situación fuese mucho más grave. Vamos a tomar las medidas que haya que tomar, hicimos todos los esfuerzos para diseñar el operativo, pero contra la sin razón y la locura a veces es difícil lidiar”, declaró el ministro de Seguridad de la provincia, Jorge Lagna, a la emisora Aire de Santa Fe.

 

Según versiones, los hechos de violencia fueron protagonizados por el sector de la barra La Negrada. Imágenes viralizadas en las redes sociales permiten apreciar las detonaciones y el posterior avance del personal de la Policía Montada para dispersar los hinchas.

Como parte de los disturbios, uno de los 2.000 simpatizantes de Peñarol que llegaron al estadio que resultó herido. Pablo F., de 36 años, recibió un balazo en el brazo izquierdo.

En tanto, los medios de la capital provincial indicaron que pasadas las 19 ingresó al Cullen el policía Mario Encina, de 44 años y del Cuerpo Guardia de Infantería con un impacto a la altura del maxilar y quedó en la sala de Cuidados Intensivos. ” Su condición es estable, lúcido, con munición alojada en paravertebral derecho, ubicación crítica, con monitoreo constante de su situación”, según indicó el último parte médico del Hospital.

También ingresó casi a la misma hora, el comisario Sergio Lamanna, jefe de la Agrupación Cuerpos, con un proyectil que le ingresó por el hombro izquierdo, recibió la curaciones pertinentes y fue dado de alta.

A los minutos, otros dos agentes policiales llegaron a la guardia del Cullen con politraumatismos y heridas cortantes.

El caso quedó a cargo del fiscal de la Unidad de Homicidios de la capital provincial, Martín Torres, quien este miércoles en declaraciones a la prensa evaluó la posibilidad de que el hincha uruguayo haya estado dentro del estadio cuando recibió el balazo. Además, indicó que los peritos trabajaron durante esta mañana en la escena de los incidentes, ya que en las horas posteriores al hecho no estaban dadas las condiciones de seguridad.

Comentarios