Política, Últimas

Gravísimo

Granata se queda en Diputados: “Dijo que pedía perdón” y que habló “en el marco de una humorada”

Sin votos para una eyección, el interbloque del justicialismo aceptó las disculpas de la legisladora de Somos Vida que consideró una "pantomima" el atentado contra Cristina. “El tema quedó zanjado en la comisión de Labor Parlamentaria", refirió el kirchnerista Busatto


Sin los votos suficientes para removerla, como pretendía originalmente, el interbloque del peronismo en la Cámara baja santafesina aceptó las disculpas de la legisladora Amalia Granata por haber calificado de “pantomima” el atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y la cuestión de privilegio no llegará al recinto. “El tema quedó zanjado en la comisión de Labor Parlamentaria. La diputada manifestó su visión, dijo que lo que expresó en un programa radial donde trabaja hace seis años fue tomado fuera de contexto. Y que sus dichos fueron en el marco de una humorada. Que pedía perdón”, comentó este jueves el diputado Leandro Busatto, titular del bloque Justicialista y uno de quienes pedían la eyección.

“Ya no saben qué hacer para victimizarla”, había escrito en Twitter la legisladora del bloque Somos Vida. Al ver el relieve que tomaron sus palabras, había marcado que pediría perdón si se había equivocado: “Seré prudente y esperaré que se esclarezca el caso, para mí todo es muy dudoso pero si dicen que fue un atentado y eso queda comprobado, saldré a pedir las disculpas correspondientes”, advirtió. Pero, conocida la intención de los distintos bloques del justicialismo, también dijo, desafiante: “No tienen los votos para echarme”. Y jaqueó: “No me busquen, porque miren que voy a empezar a hablar de todos sus chanchurrios, voy a empezar a hablar de sus amantes, miren que conozco todo lo que pasa… Sé todo en lo que andan, y voy a meterme no solo con sus amantes, también con sus familias, madres, hijos, con todos… No se olviden que además de diputada soy periodista e investigo lo que pasa ahí adentro”.

Más allá de los votos insuficientes –el justicialismo tiene 7 diputados sobre 50 bancas–Busatto persistió y advirtió que si no se convocaba a una sesión especial, plantearía la cuestión de privilegio en la sesión ordinaria. Finalmente ayer, en la reunión de Labor Parlamentaria, aceptó la solución ofrecida: “Si bien tenemos una mirada distinta, así se resolvió en la comisión. Pero seguiremos trabajando para que se imponga el respeto”, marcó.

“Para mí es imposible no aceptar un pedido disculpas. Claro que nos hubiese gustado que fuese público. Pero hay que entender que los temas importantes para la gente no son lo que nos digamos los políticos, sino trabajar para cambiar la realidad de la gente que la está pasando mal”, subrayó Busatto en declaraciones radiales.

De todos modos el diputado cuestionó “la mirada de partidocracia” de integrantes de la Cámara baja: “Lamento por ellos porque partidos que se han dicho históricamente progresistas y democráticos, que ante las opiniones tienen cada vez menos rasgos de progresistas”, apuntó hacia el Frente Progresista.

Comentarios