Ciudad, Edición Impresa

Granata busca ponerle fin al conflicto con Fabbiani

Estuvo en los Tribunales y dejó asentado que acepta una audiencia de conciliación con su ex pareja.

La modelo rosarina Amalia Granata se presentó ayer en el tercer piso de los Tribunales provinciales con el fin de cumplir con una audiencia preliminar en una mediación dispuesta en el marco de una causa penal que se sigue contra su expareja, el futbolista Cristian “Ogro” Fabbiani, por incumplimiento de los deberes de asistencia familiar e insolvencia alimentaria fraudulenta. La medida, que se está llevando adelante por un grupo interdisciplinario del Centro de Mediación del Poder Judicial, tiene por finalidad determinar si la ahora conductora de televisión está dispuesta a encontrar una solución alternativa al conflicto que mantiene con el padre de su hija.

Granata llegó acompañada de sus abogados, se detuvo cordialmente a hablar con la prensa y expresó su interés en solucionar el problema que mantiene con Fabbiani. “La idea es llegar a un arreglo, sobre todo por Uma”, sostuvo en referencia a su hija la modelo. Por su parte, sus abogados Carlos Edwards y Graciela Abud refirieron que la denuncia penal es una consecuencia del incumplimiento de la cuota alimentaria que se tramita en la sede civil y la idea es llegar a un acuerdo integral sobre el tema.  Luego de este paso, en el que se plasmó la posición de Granata, se fijará una nueva audiencia, posiblemente para mediados de mayo, a la que ambas partes asistirán acompañadas de sus asesores letrados para intentar un acercamiento que ponga fin a un conflicto familiar que ya lleva tres años.

Granata llegó a Tribunales de camisa y mini, con el cabello recogido y una enormes anteojos de sol marrones. Saludó con un beso a los periodistas y aceptó responder algunas preguntas. Durante el diálogo se refirió a la intención de acordar con su ex pareja y sostuvo que la idea es llegar a un arreglo, especialmente para preservar a su hija Uma. “Hace tres años que estoy con esto y ya estoy cansada”, aseguró. En relación con el contacto que tiene con el padre de su hija, la mujer explicó que habla con Fabbiani por teléfono por Uma y que él tiene un régimen de visitas para ver a la nena los fines de semana.

Durante la audiencia que duró aproximadamente una hora Granata fue muy concreta en sus pretensiones y pudo expresar con claridad su posición para llegar a la solución del conflicto. Ahora resta una tercera y última audiencia, que posiblemente se producirá a mediados del mes próximo, en la que ambas partes estarán presentes e intentarán lograr un acuerdo, explicaron fuentes judiciales.

La causa penal

La causa que dio origen a esta mediación se inició en abril de 2010, cuando Granata denunció a Fabbiani por incumplir la cuota alimentaria de su hija. Antes de ello la conductora había iniciado una presentación en un tribunal de familia para pedir que su ex pareja cumpliera con sus obligaciones. Un mes después de la presentación penal Granata decidió ir más allá y amplió la denuncia: acusó al Ogro de insolvencia alimentaria fraudulenta. En la presentación, la modelo aseguró que el futbolista ocultaba maliciosamente su patrimonio para no hacer frente a sus deberes de asistencia familiar y enumeró una serie de bienes que el futbolista poseía, como dos autos de alta gama, un contrato millonario con el club River Plate firmado en 2009 y departamentos en la ciudad bonaerense de Lanús. Según se supo, esta denuncia fue en respuesta a un pedido que Fabbiani había formulado ante la Justicia para que le redujeran el monto de la cuota alimentaria con el argumento de que, al no jugar en ningún club, no estaba en condiciones de afrontar el pago correspondiente.

Debido a la ampliación de la denuncia, la causa pasó del Juzgado Correccional de la 2ª Nominación a un juzgado de instrucción, donde se dispuso la realización de una mediación. De acuerdo con procedimiento que se utiliza en estos casos, Fabbiani fue el primero en asistir a una audiencia a mediados de marzo, en la que el futbolista expresó su voluntad de lograr un acuerdo con su ex pareja. Ahora fue el turno de la rosarina y el próximo paso será una audiencia conjunta.

Si bien ahora la conductora afirma tener una relación cordial con el Ogro, tanto ella como sus abogados prefirieron no hacer referencia a si Fabbiani cumple actualmente con el pago de los alimentos de la menor. Edwards y Abad concluyeron que la idea es intentar un acuerdo global ya que la denuncia penal es una consecuencia del incumplimiento en sede civil. “La mediación es un mecanismo que incorpora el nuevo Código Procesal Penal y esperamos que con ello logremos un acuerdo integral”, explicaron los letrados.

Comentarios