Policiales

Granadero Baigorria: murió un repartidor en moto que fue chocado por un patrullero

La víctima fue embestida en el cruce de las calles Roca y San Martín por un móvil policial que acudía como refuerzo para una detención


Foto: Baigorria Informa

Un repartidor de 42 años que iba en moto murió este sábado por la tarde al ser chocado por un patrullero en la zona norte de Granadero Baigorria. Según fuentes del caso, los uniformados acudían a toda velocidad como refuerzo para detener a un hombre por un hecho de robo y en ese trayecto se produjo el choque fatal.

El siniestro vial se produjo este sábado a las 13.30 en el cruce de las calles Roca y San Martín cuando un patrullero del Comando Radioeléctrico baigorriense acudía a auxiliar a otro móvil que –según las fuentes policiales– perseguía al chofer de un auto que había sido sustraído.

Según el portal Baigorria Informa, el auto robado, un Chevrolet Corsa, fue sustraído por un hombre que trató escapar con el coche por la bajada el Espinillo. Allí chocó contra un portón y, al parecer, alcoholizado, se resistió al arresto.

En esa acción, los policías solicitaron apoyo y un patrullero que se dirigía al lugar por San Martín chocó al hombre que hacía reparto en moto, quien iba por calle Roca y murió poco después en el Hospital Eva Perón debido a un traumatismo de cráneo y politraumatismos varios. La esquina del siniestro tiene semáforo y es materia de investigación si el móvil cruzó en rojo. La víctima fue identificada por fuentes judiciales como como Hugo Osvaldo Vera, de 42 años.

Una mujer policía, en tanto, fue derivada al Hospital Laprida de Rosario con lesiones leves. El sospechoso del robo del Corsa fue detenido.

Desde el área de prensa de la Fiscalía indicaron que el caso quedó a cargo de la fiscal Mariana Prunotto, de la Unidad de Homicidios Culposos. “Los datos que dan cuenta que el móvil policial se encontraba en respuesta a un hecho de robo.

La funcionaria delegó a la División Judiciales de la Unidad Regional II para llevar adelante medidas de secuestro de vehículos para realizar peritajes, solicitar  audios de aviso del hecho al 911, verificación de comisión en respuesta hecho de robo, secuestro y análisis del GPS del móvil policial; el relevamiento de la escena del hecho, pericia accidentológica, relevamiento de cámaras de seguridad y toma de testimonios, señalaron los voceros judiciales. Además hay medidas investigativas en curso para determinar la situación procesal del conductor del móvil policial, identificado como N.G.

Comentarios