Edición Impresa, Espectáculos

Gran largada para la Berlinale

El encuentro que comenzará hoy y se extenderá hasta el domingo 21 contará con la participación de tres películas argentinas y la ausencia del cineasta francopolaco Roman Polanski, privado de su libertad.

El Festival de Cine de Berlín dará hoy el puntapié inicial a las dos semanas del mejor cine internacional. El encuentro, también conocido como Berlinale, se desarrollará hasta el domingo 21 y contará con la participación especial de la película argentina Rompecabezas. La ópera prima de la realizadora Natalia Smirnoff será la única representante latinoamericana entre los 26 largometrajes que tomarán parte de la Selección Oficial Competitiva de la edición número 60 del festival.

El jurado oficial estará presidido por el cineasta germano Werner Herzog, y lo integran el productor y distribuidor español José María Morales, la actriz norteamericana Renée Zellweger, la directora y guionista italiana Francesca Comencini, la escritora somalí Nuruddin Farah, la actriz alemana Cornelia Froboess y su colega china Yu Nan. También se presentarán en competencia los films argentinos El recuento de los daños, de Inés de Oliveira Cézar, que formará parte del 40º Foro del cine joven; y Por tu culpa, de Anahí Berneri, que participará en la sección informativa Panorama.

El film Rompecabezas, protagonizado por María Onetto, Gabriel Goity, Arturo Goetz y Henny Trailes, que tendrá en Berlín su estreno mundial, competirá por el Oso de Oro en una selección oficial en la que habrá películas de Roman Polanski, Michael Winterbottom y Zhang Yimou, entre otros.

En el film de Smirnoff, María Onetto compone a una mujer de 50 años que enfrenta la situación en que sus hijos dejan la casa y que simultáneamente descubre un don propio. “La película habla sobre un momento dramático en la vida de una persona, una encrucijada que la va a poner en una situación que va a transformarla totalmente y en la que no puede hacer nada para impedirlo, y lo hace en clave de comedia dramática”, contó la realizadora.

Smirnoff, que fue asistente de dirección de films como Nacido y criado, Cama adentro y Valentín, y directora de casting de La ciénaga y La mujer sin cabeza, señala que la película narra “el pequeño gran viaje que la protagonista realiza todos los días luego de que descubre su habilidad con los rompecabezas y cómo se va transformando al ser vista y valorada de otra manera”.

Filmada en Buenos Aires, en marzo de 2009, Smirnoff señala que Rompecabezas “es un intento de cine autoral pero con una película ágil que plantea un punto de vista tradicional. De algún modo, el juego que invade y toma la vida del personaje está llevado también a los aspectos formales de la película, que plantea determinados juegos estéticos”.

En lo que respecta a la participación sudamericana en el festival, se proyectará el film mexicano A la mar, de Pedro González Rubio; el brasileño Os famosos e os duendes da morte, de Esmir Filho; el colombiano Retratos en un mar de mentiras, de Carlos Gaviria; y la coproducción mexicano-argentino-uruguaya Te extraño, ópera prima del también actor y director de fotografía argentino Fabián Hofman.

 Polanski, el gran ausente

 Tras el escándalo que rondó sobre su figura el año pasado y cumpliendo una condena penal domiciliaria, el director Román Polanski será uno de los grandes ausentes del Festival de Berlín, en el que se proyectará su película The ghost writer.

Según anunciaron los organizadores del festival serán los actores Ewan McGregor y Pierce Brosnan quienes acudirán al encuentro en representación del cineasta francopolaco. “Hemos invitado a una película, no se trata de ninguna decisión política”, se limitó a decir ayer un portavoz del festival, que reconoció que era previsible que Polanski, que se encuentra en prisión preventiva en Suiza por un delito sexual cometido hace 32 años, no pudiera estar presente en la muestra. “Nos alegramos de que los actores y el guionista sí puedan venir”, puntualizó la misma fuente.

Polanski, de 76 años, cumple arresto domiciliario desde hace casi tres meses en su casa en Suiza y el proceso de extradición durará “entre varios meses y un año”, según aseguró recientemente la ministra de Justicia suiza, Eveline Widmer-Schlumpf.

El francés de origen polaco es acusado de haber drogado y violado a una niña de 13 años durante una sesión de fotos en 1977. Entonces se declaró culpable y pasó 42 días en custodia, pero luego huyó a Francia y desde entonces nunca volvió a Estados Unidos. El 26 de septiembre de 2009 fue detenido al ingresar en Suiza por una orden de captura pendiente en Estados Unidos y, tras pagar una fianza, fue puesto en régimen de prisión domiciliaria en su casa de Gstaad.

Comentarios