Mundo

Vuelta a las restricciones

Gran Bretaña elevó nivel de riesgo sanitario en Londres y el sureste inglés por nueva cepa del virus

Lo decidió el primer ministro británico, Boris Johnson, y rige a partir de este domingo. Alertaron a la Organización Mundial de la Salud sobre la nueva variante del sars-cov-2, que replica a mayor velocidad, y estudian de urgencia si es capaz de resistir las vacunas desarrolladas


El primer ministro británico, Boris Johnson, decidió que la capital Londres y el sureste inglés pasen desde este domingo a un nuevo nivel de riesgo de covid-19, el 4, lo que implica el cierre de tiendas no esenciales, ante el aumento de nuevos contagios y la aparición de una nueva cepa del virus.

Johnson comunicó a la prensa al cabo de una reunión de gobierno que también se reforzarán las restricciones durante el periodo navideño en el sureste de Inglaterra tras detectarse una nueva variante de covid-19.

El paso del nivel de alerta 3 al 4 implica que los residentes de las áreas afectadas deberán quedarse en sus viviendas salvo por causa de fuerza mayor y que las instalaciones no esenciales, de ocio o los gimnasios deberán cerrar. Los habitantes de las áreas que abarca la medida no podrán entrar ni salir hacia otras localidades ni pasar la noche fuera de sus hogares.

Nueva cepa y temor por las vacunas

Las autoridades británicas agregaron que ya alertaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el hallazgo de la nueva variante de covid-19. Confirmaron que se propaga con mayor velocidad, aunque no hay pruebas de que sea más letal o que pueda resistir las vacunas desarrolladas contra el sars-cov-2. Este último punto, sin embargo, está bajo estudio de urgencia para confirmarlo o descartarlo.

También Sudáfrica identificó otra variante del coronavirus, a la que atribuyó el aumento de casos en un país que ya suma 900.000 contagios.

El primer ministro británico se reunió de emergencia este sábado con sus ministros para debatir qué medidas tomar ante la nueva situación. Gran Bretaña reportó 28.507 nuevos casos y 489 muertes el viernes, con la tasa de reproducción estimada entre 1,1 y 1,2, lo que significa que los casos están aumentando rápidamente.

Johnson dijo el viernes que esperaba que Inglaterra no tuviera que entrar en un tercer confinamiento después de Navidad y se había resistido hasta entonces a los consejos para de dar marcha atrás con el alivio de las restricciones durante cinco días en el período de las fiestas, que habilitan la reunión de los miembros de hasta tres familias. Ese permiso, ahora, sólo rige para el 25 y el 31 de diciembre en las zonas de nivel 3.

“Si no se actúa con decisión ahora, significará más sufrimiento. Debemos seguir preguntándonos: ‘¿Estamos haciendo lo suficiente, estamos actuando con la suficiente rapidez?'”, publicó en Twitter Jeremy Farrar, director del Wellcome Trust y miembro del Grupo de Asesoramiento Científico para Emergencias (Sage) del gobierno británico.

Comentarios