Región

Megaoperativo por casinos ilegales

Golpe al juego clandestino en Casilda y la zona

Entre los lugares allanados se encuentran tradicionales clubes casildenses como Unión y Aprendices. La Unidad Fiscal de Casilda ordenó la investigación, que tiene al sindicado cabecilla detenido, además de una decena de demorados.


Los detectives incautaron por lo menos 181 compus que oficiaban de máquinas de apuestas.

No va más. En Casilda son un secreto a voces los garitos de juego clandestino y la actividad lúdica por las noches. La ciudad, cabecera del departamento Caseros, posee un pacto implícito entre la policía y la iglesia que veda la prostitución, pero no así los casinos ilegales, que durante las noches hierven de actividad. Desde diciembre pasado el Ministerio Público de la Acusación tenía los tenía en la mira.

Por orden de la Fiscalía Regional la Policía de Investigaciones, con asistencia de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, efectuó una serie de allanamientos este martes por la noche con el objetivo de desbaratar una red clandestina de juegos de azar en el departamento Caseros. Fueron 14 procedimientos en total; 11 en Casilda y los restantes en Chabás y Arequito. Fuentes policiales indicaron a El Ciudadano que durante el megaoperativo se secuestraron 180 computadoras, gran cantidad de celulares, elementos de interés para la investigación y 120 mil pesos en efectivo. Entre los lugares allanados se encuentran tradicionales clubes casildenses como Unión y Aprendices. Los fiscales Marianela Luna y Juan Pablo Baños ordenaron una investigación de oficio que tiene al sindicado cabecilla detenido. Se prevé que este miércoles será imputado. Además, hay nueve demorados cuya situación procesal está sometida a evaluación.

Julio César L., apuntado en la investigación como capo de la red clandestina, cayó en Mitre al 900, en barrio Yapeyú. Del domicilio se secuestraron 13 computadoras y documentación; teléfonos y 30.000 pesos. Se trata del único detenido e incomunicado. En la causa hay además 9 personas en carácter de demoradas, confió un investigador.

En el histórico club Atlético Unión Casildense, en bulevar Villada y Ovidio Lagos, la fuerzas de seguridad se incautaron, previa irrupción –el lugar estaba cerrado, dijo un detective– de 19 computadoras y papeles con anotaciones. En Aprendices Casildenses, el popular club de barrio Nueva Roma, secuestraron 16 máquinas, teléfonos y papeles con anotaciones. Además, quedó demorado el presidente de la institución, Ricardo “Chocho” Bacalini.

En pleno centro casildense, en el interior del Círculo Deportivo Casilda (Sarmiento al 1900), conocido como El Círculo a secas, la Policía irrumpió y frustró una partida de dados: 32 personas quedaron demoradas unos momentos. De la treintena, cuatro quedaron detenidos, dijo un vocero del caso. Para la investigación del Ministerio Público se trata de los organizadores, a saber: los bonaerenses Luis L.; Guido P.; Daniel L. y Andrea S., oriunda de Casilda.

En la redada también se allanó Casilda Club, donde incautaron 17 computadoras, teléfonos celulares y se demoró al tesorero de la institución, contó un vocero del caso. Por último, 20 computadoras se secuestraron del Club Atlético Defensores de Banfield, en Mitre al 1800, y se aprehendió al presidente de la institución. Entre otros puntos de la ciudad que fueron allanados figuran Mitre al 1300 –15 computadoras secuestradas–, Rivadavia al 1600 –18 máquinas–; Remedios de Escalada al 1600 –15 PC y un demorado–; 1° de Mayo al 3400 y Belgrano al 1100.

La batida antijuego incluyó además dos instituciones de Arequito: Club Social, donde se secuestraron fichas de póker, papeles y celulares; y el Centro Recreativo Arequito.

En Chabás, la Policía de Seguridad Aeroportuaria detuvo a Juan P., apuntado como regenteador de un antro en San Martín al 2000. Allí los federales se incautaron de 13 computadoras, dinero, celulares y un monto y especie no especificada de droga, confió un vocero del caso.

Si te gustó esta nota, compartila